Economía

FMI sugiere que México posponga refinería para reducir costos

El Fondo Monetario Internacional dijo que México está soportando un costo humanitario, social y económico “muy alto” por la pandemia del covid-19.

El FMI también sugirió a Pemex vender activos no esenciales, reformar su costoso plan de pensiones y enfocarse en campos rentables.
Por Nacha Cattan
08 de octubre, 2021 | 01:52 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — El FMI sugirió a Pemex posponer sus planes para una nueva refinería, vender activos no esenciales, reformar su costoso plan de pensiones y enfocarse en campos rentables para reducir sus costos, según un comunicado final de la Misión del Artículo IV del fondo para 2021.

“Las pérdidas de Pemex están colocando una carga para los contribuyentes y desplazando otros usos más productivos de los recursos fiscales”, dijo el fondo.

Ver más: Pemex cumple un año refinando más combustible sucio que gasolina

PUBLICIDAD

Por otra parte, el FMI sugirió un camino gradual hacia el endurecimiento de la política monetaria y dijo que México está soportando un costo humanitario, social y económico “muy alto” por la pandemia del covid-19, mientras el subempleo se mantiene por encima del pico alcanzado durante la crisis financiera mundial.

Ver más: Banxico deberá acelerar ritmo de alza por el repunte en la inflación

Una postura fiscal más acomodaticia en 2022, seguida de un aumento permanente adicional en el gasto del 1,5% del PIB en 2023 y 2024 podría tener importantes beneficios sociales y económicos para el país.

PUBLICIDAD

México debe aprovechar su amplia y diversa base de recursos de energía renovable, alentar la participación del sector privado y fortalecer su red para reducir los altos precios de la energía y abordar las preocupaciones sobre la oferta de electricidad, agregó.

El fondo también destacó que se necesita una reforma fiscal progresiva que incluya la eliminación de exclusiones y la ampliación del nivel superior del impuesto sobre la renta, y la eliminación del impuesto IVA con tasa cero, excepto para algunos alimentos clave.

El esquema de impuestos al carbono y de comercio de emisiones de México son pasos positivos, pero el país necesita un precio más alto del carbono.

Le puede interesar: SAT logra meta de recaudación pese a menos ingresos por fiscalización


PUBLICIDAD