Negocios

Bancos y fintechs, ¿amigos o rivales? Pocas alianzas pese a beneficios

Las instituciones financieras tradicionales en México enfrentan una sociedad y economía cada vez más digitalizada.

En los últimos meses, el sector fintech en México ha ampliado su oferta, capacidades y valor.
09 de octubre, 2021 | 07:00 AM

Ciudad de México — El sector fintech irrumpió hace una década en México buscando cubrir la demanda no atendida por las instituciones financieras tradicionales.

En los últimos meses, la mayor digitalización de la economía, impulsada por la pandemia, ha llevado a la aceleración en el crecimiento de este tipo de empresas. Dejando atrás a algunos bancos que no han podido mantener el paso de la innovación.

“Esos cambios son muy dolorosos en una gran corporación, en una gran empresa. Y cambiar ADN es también muy difícil. Muchas veces no está el ADN de la innovación en la entidad financiera. He implantarlo es muy difícil”, dijo Fermín Bueno, cofundador y managing partner de Finnovista, una organización de impacto que potencia los ecosistemas de tecnología financiera en América Latina y España, en entrevista.

De acuerdo con Bueno, pocos bancos en México han activado procesos de transformación digital. En ese sentido, destacó casos como el de BBVA México, el principal banco del país, y Banco Azteca, del empresario Ricardo Salinas Pliego, uno de los promotores del uso de las criptomonedas en el país.

PUBLICIDAD

Ver más: Bancos mexicanos enfrentan panorama retador más allá del crédito

BBVA México y Banco Azteca fueron los segundos bancos mejor evaluados en materia de atención al usuario, de acuerdo con Índice de Desempeño de Atención a Usuarios, solo por debajo de Banco Inbursa, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), al segundo trimestre de 2021

En línea con el impulso innovador, el español Grupo Santander, con operaciones en México, cuenta con un fondo de capital para emprendedores de tecnología financiera, que ha invertido en compañías latinoamericanas como Klar y a55.

PUBLICIDAD

“Esa transición requiere de un liderazgo absolutamente salvaje por parte de los directores generales y en específico por parte de los accionistas”, dijo Bueno.

Para acceder a mayores procesos de digitalización, los bancos pueden optar por el desarrollo propio o aliarse con quienes ya han desarrollado soluciones.

¿Un matrimonio perfecto?

Una de las instituciones financieras que está optando por crear alianzas con fintechs es Vector Casa de Bolsa. La empresa fichó este año a Mónica Martínez, quien cuenta con más de 20 años de experiencia encabezando procesos de innovación en instituciones como el banco español Bankinter y la empresa de telecomunicaciones Ono.

La alianza entre fintechs y bancos puede ser un matrimonio beneficioso, pero llegar a una compaginación de infraestructuras, tecnologías y procesos no es una cuestión sencilla, de acuerdo con Martínez.

Ver más: Por qué las startups en México y Latam no debutan en bolsa

De darse este tipo de vínculo es beneficioso para los bancos ya que les permite monetizar más rápido su inversión digital, reducir los costos de sus procesos internos, acelerar su transformación. Esto da como resultado una mayor lealtad de sus clientes y un mayor valor para los accionistas.

“La imagen de innovador siempre es decisiva para la longevidad de la empresa y en el sector financiero no es diferente”, dijo Martínez.

PUBLICIDAD

Por su parte, para las fintech la alianza con bancos puede acelerar su crecimiento y expansión. Ganando credibilidad y acceso a la regulación que ya tienen los bancos. Algo que puede traducirse en mayor acceso a fuentes de financiamiento.

Tampoco estorbar

En los últimos meses, el sector fintech en México ha ampliado su oferta, capacidades y valor. Clip, Konfío y Bitso, tres de los cuatro unicornios mexicanos, ya rebasan los US$1.000 millones en valor, ostentando el título de unicornios.

En junio, Credijusto, enfocada en pequeñas y medianas empresas, adquirió Banco Finterra, convirtiéndose en la primera fintech mexicana que adquiere un banco regulado en el país. Nu México, la subsidiaria local de la fintech brasileña Nubank, adquirió Akala, una sociedad financiera popular mexicana, con operaciones limitadas.

“Las fintech, las que crecen mucho, comienzan a comprar cascarones regulados. Están comprando regulación, para seguir creciendo”

Mónica Martínez

Una de las primeras empresas del sector fintech en México, Kubo Financiero, ha ampliado su oferta impulsada por la regulación. En 2015, se convirtió en la primera del ramo en ser regulada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para captar ahorros.

PUBLICIDAD

Kubo Financiero, que inició como portal en línea de créditos persona a persona, ha ampliado su oferta. Ahora ofrece servicios de entradas, salidas de efectivo, plazo fijo y préstamos. Recientemente presentó su primera tarjeta de débito vinculada a una aplicación digital para gestionar pagos y depósitos. Funcionalidades que irán ampliándose.

“Vamos a hacer la banca que la gente necesita de manera tradicional, pero con una gran experiencia digital”, dijo Vicente Fenoll, fundador de Kubo Financiero, en una entrevista previa a Bloomberg Línea.

PUBLICIDAD

Ver más: Conoce a los 500 de Bloomberg Línea: los personajes que mueven a América Latina

Fenoll señaló que existe una buena relación con los bancos en materia, por ejemplo, en el manejo de inversiones. En otros aspectos existe diálogo, pero hasta ahora pocas ventanas de colaboración.

“Yo no veo una confrontación, tampoco es que veamos una colaboración”, dijo Fenoll. ”Es más un sentido de ganar- ganar, que de confrontación. Tampoco hay una gran proactividad para hacer cosas juntos, pero tampoco estorbar”.