PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

Taiwán rechaza el llamado de Xi a la unificación

En medio de tensiones, Taipei espera resolver las diferencias a través de un diálogo sobre la base de la paridad, dijo la presidente en un discurso televisado por el Día Nacional que se conmemora este domingo.

Taiwán celebra el Día de Nacional.
Por Cindy Wang
10 de octubre, 2021 | 09:58 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen, dijo que la isla enfrenta “desafíos sin precedentes” y defenderá su soberanía. Así, la mandataria rechaza la declaración del líder chino Xi Jinping quien dijo ayer que se logrará la unificación. Taipei espera una flexibilización de los lazos a través del Estrecho y resolver las diferencias a través de un diálogo sobre la base de la paridad, dijo Tsai en un discurso televisado por el Día Nacional que se conmemora este domingo. El gobierno, señaló, hará todo lo posible para mantener el status quo en medio de un “panorama regional complejo” y no actuará precipitadamente, dijo.

Xi, en un discurso del sábado que marcó el levantamiento de 1911 que derrocó al último emperador Qing y llevó a la fundación de la República de China, dijo que los medios pacíficos para unificarse con Taiwán “sirven mejor a los intereses de la nación china en su conjunto”, pero también envió severas advertencias contra cualquier esfuerzo por buscar la independencia, así como contra la interferencia extranjera.

PUBLICIDAD

Si bien los gobiernos de Beijing y Taipei tienen sus orígenes en la revolución de 1911, el Partido Comunista nunca capturó Taiwán en una guerra civil y el gobierno de la República de China mantuvo su presencia allí. China continental todavía considera a la isla como parte de su territorio y ha afirmado el derecho a tomarla por la fuerza, aunque Tsai ha argumentado que lidera una nación soberana.

“Cuanto más logramos, mayor será la presión que enfrentamos de China. Continuaremos reforzando nuestra defensa nacional y demostrando nuestra determinación de defendernos a nosotros mismos para asegurarnos de que nadie pueda obligar a Taiwán a tomar el camino que China nos ha trazado”.

Tsai Ing-Wen, presidenta de Taiwán,

“Cuanto más logramos, mayor será la presión que enfrentamos de China”, dijo Tsai. “Continuaremos reforzando nuestra defensa nacional y demostrando nuestra determinación de defendernos a nosotros mismos para asegurarnos de que nadie pueda obligar a Taiwán a tomar el camino que China nos ha trazado”. La visión de China para Taiwán no ofrece una “forma de vida libre y democrática”, ni soberanía para sus 23 millones de habitantes, dijo.

El aniversario sigue a una semana particularmente tensa en el Estrecho de Taiwán, con China enviando decenas de aviones militares a la zona de defensa aérea de la isla mientras Estados Unidos y sus aliados realizaban ejercicios militares en aguas cercanas. El viernes, Beijing instó a Washington a cumplir su acuerdo de mantener a las tropas fuera de Taiwán después de que un funcionario de defensa estadounidense confirmara que algunos asesores militares estadounidenses habían sido desplegados allí.

PUBLICIDAD

“Quiero recordarles a todos mis conciudadanos que no tenemos el privilegio de bajar la guardia”, dijo Tsai.

Tsai pidió un consenso en torno a cuatro compromisos: un sistema constitucional libre y democrático; que Taiwán y China no deben subordinarse entre sí; resistir la anexión o la invasión de la soberanía de la isla, y que el futuro de Taiwán se decida de acuerdo con la voluntad de su pueblo. La mandataria aseguró que los cuatro compromisos son “la línea de fondo y el denominador común que nos ha dado el pueblo de Taiwán”.

En el discurso de Xi que hizo el sábado invocó la creencia del líder revolucionario Sun Yat-sen de que “la unificación es la esperanza de todos los ciudadanos chinos”, y el fracaso resultaría en “sufrimiento”. Las encuestas del gobierno han mostrado que menos del 10% de los residentes de Taiwán están a favor de la unificación.

En respuesta al discurso de Tsai, la Oficina de Asuntos de Taiwán de China dijo en un comunicado el domingo que la afirmación del Partido Democrático Progresista de que está manteniendo el status quo es “solo un intento de engañar al mundo”, y agregó que el destino de Taiwán debe ser determinado por todos los Pueblo chino, incluidos los 23 millones de compatriotas de Taiwán.

-Con asistencia de Jing Li.



PUBLICIDAD