Twitter

Chevron establece una aspiración de cero emisiones netas para 2050

La petrolera incluye por primera vez las emisiones de sus clientes en sus objetivos.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Chevron Corp. se comprometió a una “aspiración” de cero emisiones netas en sus operaciones para 2050, en respuesta a la creciente presión de los inversionistas y de la sociedad para que desempeñe un papel más importante en la transición hacia un futuro con bajas emisiones de carbono.

Chevron también estableció el objetivo de reducir la intensidad de las emisiones de carbono en un 5% con respecto a los niveles de 2016 para 2028 en todo el ciclo de vida de sus productos, dijo el lunes la empresa con sede en San Ramón, California. El objetivo incluye las emisiones de alcance 3, es decir, las de sus clientes. Los accionistas desafiaron al consejo de administración de Chevron en mayo y votaron a favor de reducir las emisiones de Alcance 3.

Si bien el compromiso no coincide con los realizados por pares europeos como Royal Dutch Shell Plc y BP Plc, es la primera vez que Chevron ha definido un compromiso estratégico de varias décadas para reducir las emisiones. Los objetivos se centran en la intensidad del carbono, una medida relativa a la cantidad de energía producida más que a los niveles absolutos de contaminación, lo que significa que la empresa puede seguir aumentando su producción global pero debe hacerlo de forma más limpia.


Ver más: Rusia evalúa revelar meta de emisiones cero para 2060 en COP26

El mes pasado, el CEO Mike Wirth subrayó la importancia de contar con una estrategia de carbono alcanzable que equilibre la necesidad mundial de energía fiable con la reducción de las emisiones. La actual escasez mundial de gas natural, junto con el aumento de los precios del petróleo y el carbón en las últimas semanas, pone de manifiesto la dependencia de los combustibles fósiles que sigue teniendo el mundo.

El lunes, Qatar, el mayor exportador mundial de gas natural licuado, dijo que sería un error comprometerse a eliminar las emisiones que calientan el planeta sin tener un plan adecuado.

Wirth ha vinculado los esfuerzos de Chevron en materia de clima con una estrategia de mejora de la rentabilidad financiera, argumentando que una cosa sin la otra no funcionará para los accionistas y el medio ambiente. La empresa está comprometida con el petróleo y el gas a largo plazo, pero también está haciendo docenas de apuestas a pequeña escala en nuevas tecnologías, como el gas natural renovable, que cree que pueden ampliarse en el futuro.

El enfoque contrasta con el de sus pares europeos, que planean girar hacia más energías renovables a lo largo del tiempo.