Venezuela celebró simulacro electoral en medio de tensiones con la UE

El Gobierno tildó de exitosa la jornada y aseguró que hubo una “masiva participación”. Sin embargo, se denunciaron irregularidades. Le contamos los detalles.

Un funcionario del Consejo Nacional Electoral (CNE) verifica la identificación de los votantes, en de una mesa de votación, durante unas elecciones presidenciales en Barquisimeto, estado Lara, Venezuela, el domingo 20 de mayo de 2018.
11 de octubre, 2021 | 12:09 PM

Caracas — De acuerdo con el cronograma establecido por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para las elecciones regionales y municipales del próximo 21 de noviembre, este domingo 10 de octubre correspondía la realización de un simulacro electoral en Venezuela, el cual se llevó a cabo con una “masiva participación”, según aseguraron las autoridades.

“Felicito la masiva asistencia del pueblo venezolano que participó en el simulacro electoral este 10 de octubre”, trinó el presidente Nicolás Maduro, en horas de la noche, en sintonía con lo anunciado, unas horas antes, por el presidente del CNE, Pedro Calzadilla.

Sin embargo, miembros de la oposición y organizaciones civiles denunciaron irregularidades durante el proceso, como la utilización por parte del partido de Gobierno de recursos del Estado para movilizar a ciudadanos a los centros de votación.

Ver más: ¿Cómo van los preparativos para las elecciones regionales en Venezuela?

PUBLICIDAD

Al final de la mañana, Maduro había invitado a “afinar la batería” del denominado 1x10, el sistema piramidal del chavismo para multiplicar votos. “Demostremos, una vez más, nuestro talante democrático”, tuiteó.

La asociación civil Súmate denunció otras irregularidades que ya se han vuelto comunes en procesos electorales previos, como la presencia del punto rojo -de control del oficialismo- incluso dentro del centro de votación, la solicitud del denominado “carnet de la patria” en estos puntos e incluso en los centros, material de propaganda electoral del partido de Gobierno dentro y fuera de los más de 400 centros que abrieron sus puertas para el ensayo, entre las 7:00 AM y las 4:00 PM (hora local).

Según refirieron varios candidatos del oficialismo en el transcurso de la jornada, el proceso de votación fue “rápido, sencillo y seguro”.

PUBLICIDAD

Ver más: Venezuela: Claves para entender qué pasó en las elecciones primarias del PSUV

Sin embargo, de acuerdo con los resultados que exhibió Súmate a través de su cuenta de Twitter, en 14,5% de los centros los funcionarios no usaron correctamente el tapabocas como medida de prevención contra el Covid-19, mientras que no se respetó el distanciamiento físico como medida de prevención en el 39,5% de ellos.

El proceso también contó con la participación de algunos dirigentes de oposición y con la observación de organismos nacionales, como Súmate, e internacionales, como el Centro Carter, que, de acuerdo con Calzadilla, está evaluando la posibilidad de desplegar una misión de observación para las elecciones.

“No hay todavía con ellos un acuerdo firmado; estamos apenas en los inicios de las conversaciones. Llegaron hace unos días, ya nos hemos reunido y estamos en las primeras fases de las conversaciones. Pronto, cuando tengamos noticias, ojalá sean buenas noticias, lo estaremos informando”, señaló Calzadilla.

Ver más: Oposición venezolana participa en elecciones: Maduro celebra y emergen fracturas

Con quienes sí se ha firmado un acuerdo y ahora hay problemas es con la Unión Europea (UE). Aunque a miles de kilómetros de distancia, el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, fue el gran protagonista del simulacro electoral.

Josep Borrell, vicepresidente de la Comisión Europea, reacciona durante una conferencia de prensa posterior a una reunión del consejo de asuntos exteriores en Bruselas, Bélgica, el jueves 6 de mayo de 2021. dfd

Tras el anuncio de que la UE enviaría una misión a observar las elecciones de Venezuela luego de 15 años de no hacerlo, algunos voceros nacionales e internacionales manifestaron su preocupación por una decisión que consideraron le daba “legitimidad” al gobierno de Maduro. El viernes, Borrell dijo que la MOE UE era “mayor garantía” para la oposición y que lo que legitimará o deslegitimará al gobierno de Nicolás Maduro será lo que diga el informe elaborado por esta.

PUBLICIDAD

Calzadilla estuvo entre quienes exigieron una rectificación: “El alto representante de la UE debe expresarle disculpas públicamente al pueblo venezolano por tan grave agresión, que violenta la soberanía e independencia de la República”. A juicio del funcionario, sus declaraciones encienden las alarmas, pues “ningún país autorizaría la presencia de una misión internacional, donde su jefe, su líder, su autoridad, expresa que ellos vienen a Venezuela a apoyar una parcialidad política”.

Ver más: ¿Observación de la UE garantiza elecciones ‘transparentes’ en Venezuela?

Y acotó, en relación con el acuerdo que consideran desde el oficialismo que Borrell violó: “Nada está absolutamente definido y cerrado”,

“Lo único que no podemos hacer es pensar que somos árbitros o jueces del proceso electoral. Los que son jueces y quienes van a realizar las elecciones son los propios venezolanos”, acotó, durante la jornada, Nicanor Moscoso, presidente del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela).

PUBLICIDAD

En las megaelecciones del 21 de noviembre serán renovados los cargos de todas las alcaldías, gobernaciones, cámaras municipales y consejos legislativos del país, para los que hay más de 70 mil aspirantes, incluso de oposición, luego de que esta decidiera participar. Más de 21 millones de electores están conforman el padrón electoral. Los comicios se celebrarán mientras el Gobierno y la oposición participan en una Mesa de Diálogo y Negociación sobre Venezuela en México.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Conoce a los 500 de Bloomberg Línea: los personajes que mueven a América Latina

Oposición venezolana: ¿Fue acertada su decisión de participar en elecciones?

Venezuela: Un país más empobrecido, más pequeño y con “severos” problemas