Alza de tasas en Colombia podría tomar un año: Gerente BanRepública

El mes pasado, Villar y sus colegas de la junta directiva del Banco de la República elevaron la tasa de interés por primera vez en cinco años.

Leonardo Villar, eerente general del Banco de la República de Colombia.
Por Oscar Medina y Shery Ahn
11 de octubre, 2021 | 09:28 PM

Bloomberg — El proceso de normalización de la política monetaria de Colombia podría tardar unos 12 meses tras un período de tasas de interés en mínimos récord, según el gerente del banco central.

“En principio, lo que sabemos es que iremos en un proceso que podría tomar un año más o menos, llevando la tasa de interés a un nivel más normal”, dijo Villar a Shery Ahn de Bloomberg Television en una entrevista el lunes.

El mes pasado, Villar y sus colegas de la junta directiva del Banco de la República elevaron la tasa de interés por primera vez en cinco años. El alza fue de un cuarto de punto porcentual al 2%, a medida que la economía se recupera del desplome del año pasado. Pero la junta estaba dividida; tres de los siete miembros votaron por un aumento más pronunciado después del fuerte repunte de los precios al consumidor. Para decidir su próxima medida, el banco monitoreará las expectativas de inflación, la inflación, la fortaleza de la recuperación y el comportamiento del mercado laboral, dijo Villar.

La inflación anual se aceleró a 4,5% en septiembre, el ritmo más rápido desde 2017. Villar dijo que gran parte de esto se debe al aumento de los precios de las materias primas que importa Colombia, incluidos los alimentos. Aun así, al banco le preocupa que estos aumentos se extiendan y provoquen una inflación más generalizada, agregó.

PUBLICIDAD

“La mayoría de las presiones vienen del exterior, pero lo que nos preocupa ahora es que esas presiones puedan afectar el proceso de conformación de precios dentro del país”, dijo Villar.

Colombia tiene como objetivo una inflación anual del 3%, más o menos un punto porcentual.

Brasil, México, Perú y Chile también aumentaron sus tasas en meses recientes debido a inflaciones que superan las metas en toda la región. A medida que las economías flexibilizaron las medidas para frenar la pandemia, la demanda reprimida hizo subir los precios, mientras que los consumidores también se vieron afectados por mayores costos mundiales de los alimentos y la energía.

Villar reiteró la proyección del banco de que la economía crecerá un 8,6% este año, mucho más rápido de lo previsto a principios de año. La economía se está recuperando de la crisis del año pasado, así como de las protestas contra el Gobierno en el segundo trimestre que impactaron las cadenas de suministro por el bloqueo de puertos y carreteras. El reciente aumento de los precios de la energía tiende a ayudar al crecimiento de Colombia a través de sus exportaciones de petróleo y carbón, dijo Villar.