PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

¿Amenaza para Navidad? Escasez de contenedores opacará fiestas en Latinoamérica

Los costos de transporte marítimo, la disminución de las frecuencias de viaje y el poco peso de la región en el negocio auguran que habrá poca oferta y altos precios.

Photographer: Dhiraj Singh/Bloomberg
Por Daniel Guerrero
12 de octubre, 2021 | 07:00 am
Tiempo de lectura: 7 minutos

Bogotá — La del 2020 fue una Navidad atípica para las familias, no sólo en Colombia, sino en América Latina y el mundo en general. Las restricciones, precauciones y los temores hicieron de la celebración del año pasado un vaivén de emociones.

Es por ello que las fiestas decembrinas del 2021 son esperadas por muchas familias. El virus sigue presente pero su incidencia es muy baja frente a los niveles de año pasado, el plan de vacunación avanza y la economía se acelera aún más de lo que estaba presupuestado.

PUBLICIDAD

En teoría están dadas las condiciones para vivir una temporada de revancha. Los hogares cuentan con más recursos, la pandemia ha dado tregua y las autoridades han relajado las restricciones para facilitar la actividad económica. Sólo en agosto el gasto de los hogares creció 9,9% y alcanzó a ser de $65 billones.

Grinch logístico

A pesar de las condiciones idóneas para tener una Navidad en familia, con regalos para niños y grandes, y llenas de color, la dinámica del comercio internacional amenaza con que los regalos, los adornos y toda la parafernalia de la época, no lleguen a tiempo.

El colapso del comercio internacional en 2020 redujo la disponibilidad de contenedores para transportar mercancía, los barcos y, además, encareció los fletes para transportar de un puerto a otro.

PUBLICIDAD

De acuerdo con Compas, una empresa colombiana que ofrece servicios logísticos a buques de carga, “se ha visto un incremento en los fletes marítimos para el transporte de mercancías en contenedores. Un contenedor que se contrataba por US$5.000 desde China a Buenaventura, ahora puede estar costando más de US$18.000″.

Ver más: Confianza empresarial aumenta en Colombia con impulso del comercio en agosto

Este aumento es producto del represamiento en la atención de buques en los puertos más grandes de China, lo que hace que la carga y los contenedores estén estancados y aumente la demanda por parte de importadores y exportadores, justo ahora, cuando las economías se están reactivando luego de haber vacunado a la población.

Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Colombia (Analdex) asegura que “todavía no vemos que se normalice la situación de los fletes. Algunas navieras han dicho que no van a seguir incrementando, pero congelaron los precios arriba. Lo que uno espera es que volvamos a una normalidad, pero por ahora esperamos que continúe la escasez de contenedores, la prioridad al comercio entre China y Europa y China y Estados Unidos”.

Y es que para el directivo gremial el peso de Latinoamérica en el negocio de las navieras elimina la posibilidad de que la región pueda competir por los contendores contra Europa y Estados Unidos.

“Nosotros somos marginales. Y uno lo entiende porque para las navieras América Latina es el 4% de su negocio. No vemos que eso se soluciones rápidamente. Algunos analistas hablan de que en el segundo trimestre del próximo año veamos mejoría, pero nosotros no vemos señales de que eso vaya a mejorar”.

PUBLICIDAD

Diaz agrega que las dificultades logísticas y de disponibilidad de contendedores está afectando en gran medida el comercio mundial y ello está provocando el encarecimiento de los productos en todo el mundo.

Diaz es claro, y dice que la oferta para la temporada de Navidad será menor de lo que el país está acostumbrado. “La veo con muchos problemas porque lo que estamos viendo es que no hay el número de frecuencias requerido. Muchos de los productos que se requieren para la temporada navideña no van a llegar porque no hay la disponibilidad o de barco o de contenedores. Esos productos no van a llegar a tiempo sin con posterioridad y hay muchos productos que necesariamente deben llegar a tiempo o no sirven, como lo son los arreglos navideños y luces. Todo ese tipo de cosas, si no llegan a la oportunidad requerida simplemente ya no llegaron y eso es lo que estamos viendo, que no se va a contar con la oferta de productos como en años anteriores”.

Para quienes participan del comercio internacional es claro que las cadenas de suministro siguen traumatizadas. “De China hacia el resto del mundo, India, Asia Pacífico ni Estados Unidos hemos logrado restablecernos. Nos hemos recuperado frente a lo que teníamos hace un año, pero han aparecido otras complicaciones”, dice Julio César Herrera, CEO de Global Energy and Production Company.

PUBLICIDAD

Ver más: Ministerio de Comercio dio luz verde para el regreso de los cruceros a Colombia

“Tenemos por ejemplo una crisis energética en China, no es sólo los conteiner, sino la falta de gas en China y los precios tan altos del carbón. Eso ha llevado a que la producción de las fábricas de China, fábricas que van desde vasos y cucharas hasta iPhones estén restringidas”, explica Herrera.

PUBLICIDAD

Sobre lo que viene para la temporada decembrina Herrera sostiene que “no vamos a tener el suministro de otros años. La demanda pospandemia no va a ser suficiente por los traumas de las cadenas de suministro, la crisis energética lo que hizo fue añadirle complicaciones al mundo, y en particular, a todo lo que se produce en China”.

El gasto que está en juego

De acuerdo con la firma de análisis de consumo y consultoría Raddar, el gasto en Colombia asociado a la temporada de Navidad es de entre $18 billones y $24 billones.

El 2020 evidenció una disminución del 14% en el gasto de los hogares colombianos en la temporada navideña. Las afectaciones económicas de las familias fueron el principal motivo para dicha reducción.

PUBLICIDAD

Según la firma, casi la cuarta parte del gasto mensual de diciembre corresponde a gastos asociados a la temporada. Los indicadores de Raddar muestran que el gasto de los hogares en 2020 fue de $83,2 billones, y de estos $20,8 billones fueron gastos asociados a la temporada decembrina.

Así mismo, la firma de consultoría detalló que el gasto en 2020 fue de $1,4 millones en promedio por hogar. Bajó frente al dato del 2019, pero estuvo en línea con el del 2018.

Los productos que pueden verse afectados

Desde hace varios años los países de la región han buscado en Asia Pacífico nuevos aliados para sus actividades comerciales. Colombia no sido la excepción. China, se ha consolidado como uno de los destinos de los que más mercancía llega, y a donde más mercancía va.

Al cierre de julio llegaron a Colombia procedentes de China US$7.522 millones en bienes y servicios, el principal destino de importaciones.

PUBLICIDAD

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) de China llegaron hasta junio US$1.361 millones en calderas, máquinas y partes.

Sin embargo, lo que más se importó desde allí fueron aparatos y material eléctrico de grabación o imagen. Productos de esta categoría representaron compras por US$1.924 millones. En esta categoría también aparecen destinos como Taiwán, Corea del Sur, Malasia y Vietnam.

Los vehículos, las partes y los accesorios son otra de las categorías que tiene a países asiáticos entre los protagonistas. China, Japón, Corea del Sur e India figuran entre los mayores vendedores a Colombia.

Otras categorías como la fotografía, cinematografía, productos farmacéuticos y calzado figuran entre los productos que más le compra Colombia a China y otros países de Asia.

Ver más: Sector logístico no será el mismo tras la pandemia y así se prepara en Colombia

Pero las afectaciones son en ambas direcciones. Los problemas para comerciantes no son exclusivos de quienes no tendrán mayo oferta ante la imposibilidad de importar mercancía, sino que los exportadores que comercializan sus productos en esos países también se verán en aprietos para enviarlos.

Los cafeteros son que más sentirán el impacto. Las ventas de café a Asia son de US$308 millones, y lideran la oferta de productos colombianos en esa región.

Japón, Corea del Sur y China son los principales compradores de mercancía colombiana en la cual también se destacan los desperdicios y desechos de minerales metálicos (claves para la industria del acero), carnes de bovino, flores, madera (muebles), cueros, productos eléctricos y frutas frescas.

¿Cómo ha sido la inflación?

Ante la dificultad para el comercio internacional y la poca relevancia de América Latina para las navieras en el mundo, se está esperando que en la temporada de diciembre los precios sean altos.

La inflación mensual de diciembre del 2020 fue de 0,38%, estuvo por encima de la del 2019, cuando fue de 0,26%, y reflejó el inicio de la reactivación económica.

En 2018, para diciembre, fue de 0,30%, y para el 2017 fue de 0,38%. Un año antes en 2016 los precios del último mes del año aumentaron 0,42%, en tanto que en el mismo periodo del 2015 el alza fue de 0,62%.

Lo que espera la industria por ahora es que las dificultades de comercio internacional se mantengan, por lo cual la inflación de diciembre de este año podría ser particularmente alta, pues los hogares que experimentan una mejor situación financiera querrán consumir lo que la pandemia les privó.

Daniel Guerrero

Daniel Guerrero

Periodista y máster en comunicación política y estratégica. Especializado en periodismo económico. Anteriormente coordinador editorial de la agencia de noticias Primera Página y ex periodista macro en el diario Portafolio.

PUBLICIDAD