PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mercados

Ciclón cierra uno de los puertos más transitados del mundo, creando atasco de barcos

El puerto chino de Yantian, en Shenzhen, suspendió la recolección y entrega de contenedores a medida que el ciclón tropical Kompasu se acercaba a la costa sur del país.

Un buque portacontenedores de CMA CGM, anclado en la Terminal Internacional de Contenedores de Yantian, operada por Hutchison Port Holdings Trust (HPH Trust) de CK Hutchison Holdings Ltd., en esta fotografía aérea tomada en Shenzhen, China,
Por Aaron Clark y Kevin Varley
12 de octubre, 2021 | 11:30 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — La cantidad de embarcaciones que esperan ingresar a uno de los puertos más activos del mundo se disparó a su máximo desde agosto, amenazando con entorpecer aún más las cadenas de suministro globales, tensadas por un aumento en la demanda de los consumidores de todo tipo de productos.

El puerto chino de Yantian, en Shenzhen, suspendió la recolección y entrega de contenedores a medida que el ciclón tropical Kompasu se acercaba a la costa sur del país. La cantidad de barcos esperando fuera del puerto aumentó a 67, la mayor cantidad desde el 26 de agosto, según datos de transporte matítimo compilados por Bloomberg.

PUBLICIDAD
El número de barcos que esperan fuera del puerto de Shenzhen Yatiam aumenta hasta el máximo desde agosto.dfd

Ubicado cerca de Shenzhen, la capital tecnológica de China, y del cinturón manufacturero del delta del río Perla, Yantian es uno de los puertos más activos del mundo, con un volumen de carga de 13,34 millones de unidades equivalentes a veinte pies (7 metros) en 2020, según cifras de la Oficina de Transporte de Shenzhen. Por lo general, lidia con unos 100 barcos a la semana.

Kompasu es la segunda tormenta tropical que afecta el sur de China en los últimos días, después de que Lionrock provocara inundaciones en algunas áreas bajas de Hong Kong durante el fin de semana. El daño de Kompasu podría ser más severo según sus pronósticos actuales de seguimiento e intensidad, escribió el analista de Bloomberg Intelligence Steven Lam en una nota el lunes.

PUBLICIDAD

Los cuellos de botella en las terminales de contenedores de todo el mundo se han sumado a la presión sobre las cadenas de suministro, que ya luchan por mantenerse al día con la demanda. Los brotes de Covid-19 en los puertos, junto con la escasez de contenedores de envío y mano de obra, han agravado el problema, y China, el mayor fabricante del mundo, ha experimentado una serie de interrupciones portuarias este año.

El país ha adoptado un enfoque de tolerancia cero frente al virus, y en el pasado ha cerrado las operaciones portuarias por casos aislados. Un brote en Yantian en junio hizo que se cerrara el puerto, lo que provocó la caída de los volúmenes en lugares tan lejanos como el puerto de Los Ángeles. El puerto de Ningbo-Zhoushan cerró durante dos semanas en agosto debido a un caso de la variante delta.

El clima también ha causado estragos: el puerto de contenedores de Shanghai, el más grande del mundo, detuvo algunas operaciones el mes pasado en medio de un tifón.

PUBLICIDAD