Venezuela

Álex Saab ante justicia de EE.UU.: por qué tiene en vilo al gobierno de Maduro

Según las autoridades norteamericanas, el empresario transfirió cerca de US$350 millones fuera de Venezuela y a través de Estados Unidos. Sin embargo, su papel iría más allá.

Un peatón pasa por delante de un mural de apoyo al empresario encarcelado Álex Saab en Caracas. El gobierno venezolano emprendió una campaña a su  favor, en la que le dio el cargo de diplomático y lo incluyó en la mesa de negociaciones en México.
18 de octubre, 2021 | 02:25 PM
Tiempo de lectura: 7 minutos

Bloomberg Línea — Esta tarde compareció ante un juez de Florida el empresario colombiano Álex Saab, extraditado a Estados Unidos este fin de semana y pieza clave para el chavismo, al punto que fue nombrado diplomático tras su captura en Cabo Verde y su llegada al país norteamericano llevó al gobierno de Nicolás Maduro a suspender la ronda de negociaciones que tiene lugar en México con miembros de la oposición venezolana.

Según un comunicado del Departamento de Justicia, dado a conocer esta mañana, el empresario de 47 años enfrenta siete cargos de lavado de dinero y uno más por conspirar para cometer este tipo de delito.

El documento, presentado ante el juez John J. O’Sullivan en el Distrito Sur de Florida, asegura que desde noviembre de 2011 y al menos hasta septiembre de 2015 Saab conspiró para blanquear el dinero obtenido de una “trama de sobornos ilegales” que venían desde cuentas bancarias situadas en Venezuela y enviadas a cuentas en Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Durante la audiencia, el juez le explicó sus derechos, entre los cuales está la posibilidad de solicitar asesoría consular al ser un ciudadano extranjero. En su primer encuentro con la justicia estadounidense, a la que asistió esposado, con el tradicional overol naranja de las prisiones norteamericanas y con un tapabocas, se le negó la posibilidad de salir de prisión bajo fianza.

Además, aceptó ser representado por el abogado de oficio Henry Bell. La próxima audiencia quedó para el 1 de noviembre.

El Departamento de Justicia asegura que el empresario nacido en Barranquilla, junto con su socio Álvaro Pulido, presentó documentos de importación falsos para bienes y materiales tras ganarse un contrato en noviembre de 2011 para construir viviendas a bajo costo. No obstante, estas nunca se materializaron. Además, agrega la entidad, sobornaron a funcionarios del gobierno de ese país para que aprobaran esos documentos.

PUBLICIDAD

Ver más: Cabo Verde extraditó a EE.UU. a Alex Saab, aliado de Nicolás Maduro

Las reuniones para promover los pagos de sobornos se realizaron en Miami y “Saab y Pulido transfirieron dinero relacionado con el esquema a cuentas bancarias en el Distrito Sur de Florida”, dice el Departamento de Justicia.

Según las autoridades norteamericanas, los dos involucrados transfirieron cerca de US$350 millones fuera de Venezuela y a través de Estados Unidos. Todo esto tras ganar contratos tras la llegada de Nicolás Maduro a la Presidencia.

Saab fue capturado el 12 de junio de 2020 en Cabo Verde y desde entonces Estados Unidos presentó una solicitud formal de extradición, que se materializó este fin de semana con su llegada a la Florida y tras numerosas apelaciones por parte de su defensa.

El jefe plenipotenciario de la delegación, Jorge Rodríguez, dijo que la suspensión de los diálogos era una "expresión profunda de protesta ante la brutal agresión contra la persona y la investidura de uno de los delegados de la misión". Foto: Cancillería de Venezueladfd

Tras la noticia, el presidente de la oficialista Asamblea Nacional de Venezuela, Jorge Rodríguez, anunció el sábado pasado que la delegación del gobierno de Maduro no participaría en la cuarta ronda de los diálogos venezolanos que se realizaría este domingo 17 de octubre en Ciudad de México. El gobierno venezolano incluyó a Saab como miembro de la misión, a medida que su extradición se acercaba.

Además, tras producirse su llegada a Estados Unidos, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional de Venezuela (Sebin) trasladó a su sede a los seis ejecutivos de Citgo Petroleum Corp. que estaban bajo arresto domiciliario el sábado por la noche, dijeron los abogados de los implicados.

PUBLICIDAD

Todos estaban en arresto domiciliario tras ser condenados a hasta 13 años de prisión por cargos de corrupción por un juez venezolano en noviembre de 2020, reportó Bloomberg. Cinco de ellos son ciudadanos estadounidenses.

Pieza clave para Maduro

Pero, más allá de la acusación de Estados Unidos, en el Distrito Sur de Florida se podría esclarecer el papel que Saab jugaba en el gobierno de Nicolás Maduro. Roberto Deniz, periodista del portal Armando.info, el primero en investigar a Saab, le explicó en agosto a Bloomberg Línea que los negocios que realizaba el empresario barranquillero “pueden terminar exponiendo cosas que el entorno de Nicolás Maduro no quiere que se sepan, y pueden terminar exponiendo a dónde fueron a parar cientos de millones de dólares” que pasaron por sus manos.

Según la investigación de Deniz, Saab comenzó a ganar protagonismo desde 2013, cuando Maduro llegó a la presidencia de Venezuela tras la muerte de Hugo Chávez, a medida que ganaba contratos con el gobierno que iban desde la construcción de gimnasios verticales hasta uno por US$4.500 millones con la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

PUBLICIDAD

Ver más: Alex Saab en Cabo Verde: ¿Por qué es tan importante el veredicto para Venezuela?

Los artículos de Armando.Info aseguran que el dinero proveniente de los contratos que firmaba Saab con el Estado venezolano fue a parar en cuentas bancarias de Antigua y Barbuda.

PUBLICIDAD

En los Pandora Papers, revelados a comienzos de este mes, fue encontrado uno de sus pasaportes en documentos para abrir empresas y cuentas por parte de un banquero que se mueve por Panamá y por República Dominicana, según reseñó el diario El Tiempo.

“Este señor lo que tiene son empresas de papel, fachada, en países como Panamá, Hong Kong o los Emiratos Árabes Unidos, con las que recibió beneficios que van de la construcción de viviendas al oro, más recientemente. Ahí lo que está muy claro es que Álex Saab se convirtió en pieza clave de Nicolás Maduro y de su entorno familiar”, dijo Deniz a Bloomberg Línea.

El periodista colombiano Gerardo Reyes, director de Univisión Investiga y quien publicó este año un libro en el que examina la vida del empresario, aseguró que Saab era una especie de “superministro”, que además manejaba el comercio exterior y las “soluciones de emergencia” que el gobierno venezolano buscaba para burlar las sanciones impuestas por Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Reyes le explicó a la agencia EFE que la justicia estadounidense, además de los cargos presentados, deberá comprobar que el colombiano “estaba trabajando para beneficiar a un presidente o al gobierno o a su familia”.

Una persona se sienta junto a una pared con un grafiti que dice en español "¡El pueblo está con Alex Saab! Venezuela exige su inmediata liberación" en Caracas, Venezuela, el jueves 4 de febrero de 2021. El financiero colombiano del presidente Nicolás Maduro, Alex Saab, está siendo etiquetado como "el salvador del pueblo" en nuevos grafitis en toda Caracas. Fotógrafo: Carlos Becerra/Bloombergdfd

“Si faltaba leche en Venezuela, le marcaban al celular a Saab. Si faltaba combustible, lo llamaban para que resolviera la situación. Y ante la escasez de divisas le propusieron a él que se ingeniara un modelo muy directo de venta de oro en lingotes, y entonces él se iba con su avión, o contrataba otros aviones, y vendía oro en Turquía. Era el hombre que resolvía todo y tenía más funciones que cualquier otro ministro venezolano, o por lo menos estaba más ocupado”, le dijo Reyes al diario El País de España.

La exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, y quien huyó de ese país tras romper con el chavismo, dijo en su cuenta de Twitter que sobre el barranquillero cae “toda la información sobre contactos, negocios, cuentas y nombres de otros personajes que sirven a Maduro para mantenerse en el poder”.

PUBLICIDAD

Ortega también vinculó a Saab con el negocio de las cajas Clap, que entregan comida de manera mensual a personas que están registradas en un sistema que administra el gobierno. Según su investigación, el empresario era uno de los propietarios de Group Grand Limited, quien le vendía los alimentos al gobierno venezolano, pero con sobreprecios de hasta 112%. “Saab es un delincuente y testaferro de Maduro, Cilia Flores e hijos”, le dijo Ortega a la revista Semana.

Sus tentáculos en Colombia

La captura de Saab fue celebrada por el presidente colombiano, Iván Duque, quien dijo que su extradición era “un triunfo en la lucha contra el narcotráfico, el lavado de activos y la corrupción que ha propiciado la dictadura de Nicolás Maduro”.

El empresario también tiene cuentas pendientes en Colombia. En septiembre de 2020, la Fiscalía General de ese país acusó a Saab “por presuntas maniobras financieras ilícitas que representaron pérdidas al Estado y sirvieron para aumentar su patrimonio”.

Ver más: Policía secreta de Venezuela regresa a seis ejecutivos de Citgo a prisión

Según la acusación de las autoridades colombianas, se habían hecho múltiples maniobras “para evadir responsabilidades tributarias y aduaneras, y dar apariencia de legalidad a un esquema irregular de exportaciones e importaciones”.

La investigación de la Fiscalía encontró crecimientos inusuales de hasta 923% en una sociedad de Saab, empresas fachadas, doble contabilidad e importaciones ficticias. En julio de ese año, las autoridades embargaron siete bienes relacionados con Saab y que estaban avaluados en $35.000 millones (cerca de US$9 millones).

Entre los bienes, había una mansión de 3.740 metros cuadrados. “Los inmuebles ocupados habrían sido adquiridos por una empresa fachada, con recursos provenientes de las actividades ilícitas de Álex Saab”, dijo la Fiscalía.

Además, la comparecencia del empresario también podría revelar nuevos detalles de su relación con la política colombiana Piedad Córdoba, aliada del chavismo y quien ha reconocido públicamente que conoce al empresario. También, podría dilucidar cómo fue que logró evadir una operación en la que autoridades colombianas lo iban a capturar, pero que se frustró tras una filtración por parte de un policía.

PUBLICIDAD