Mercados

Problemas estructurales merman salidas a bolsa: José-Oriol Bosch

En entrevista con Bloomberg Línea, el director de la Bolsa Mexicana de Valores asegura que el mercado cuenta con las condiciones para el debut.

La falta de educación financiera entre otros factores ha lastrado la oportunidad de agregar más emisoras al mercado de capitales de la BMV.
18 de octubre, 2021 | 05:05 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — El mercado accionario en México cuenta con las condiciones para que las empresas debuten en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), sin embargo, el director general, José-Oriol Bosch, justifica la sequía a problemas estructurales que entorpecen el proceso, como la falta de educación financiera.

“Ni las valuaciones, ni los precios, ni las bolsas han ayudado a desarrollar el mercado. Entonces, la pregunta es: ¿por qué no se ha desarrollado? Quiere decir que hay otros problemas y otras tareas probablemente estructurales”, dijo en entrevista con Bloomberg Línea.

Entre los temas más importantes, ejemplificó el directivo, está la educación financiera, ya que las personas desconocen el mercado y los beneficios de estar listado en bolsa. Esto, además del poco número de inversionistas en el mercado que no saben cómo invertir en el mercado accionario.

PUBLICIDAD

“Falta promoción. Tenemos que trabajar con los distintos participantes que tenemos, como las casas de bolsa, para poder llegar todavía a más inversionistas y a más emisores potenciales para realmente traerlos”.

Al cierre de junio, el número total de cuentas de inversión sumaba un millón 845.916, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

José-Oriol Bosch destacó que en el país existen temas fiscales que pueden mermar el debut de las emisoras, así como la transparencia que deben tener las compañías al convertirse en públicas.

Ver más: Mercado bursátil mexicano muerto a excepción de los deslistes

PUBLICIDAD

Competencia sana

El directivo enlistó algunos factores que deberían incentivar a las empresas a salir a bolsa, como las valuaciones atractivas que presenta el mercado, la disminución en los precios en comisiones de las bolsas, incluso la competencia de tener dos centros accionarios en el país.

“El hecho de que haya otra bolsa nos ha hecho todavía mejores, nos ha hecho más competitivos y nos ha hecho bajar nuestros precios. A la hora de ser más eficientes hemos tenido margen para bajar nuestros precios en beneficio de nuestros clientes. Desafortunadamente esa baja no se ha traducido en una mayor oferta de títulos de empresas”

reconoció el CEO de la BMV

La salida de más de US$3.000 millones en septiembre por parte de inversionistas globales en el mercado de renta variable no preocupa al directivo, ya que es una inversión que debe ser considerada en un lapso mayor de tiempo. “No es un dato que nos asuste. Es una foto y debemos verlo a mediano y largo plazo”.

Datos de Banco de México señalan que al noveno mes del año los flujos en la posición de los extranjeros en la renta variable presentó una salida de $3.060,9 millones, el segundo peor dato desde que se tiene registro.

“¿Es mucho o es poco? Estamos hablando de una posición de cerca de 150.000 millones, estaríamos hablando de un 2% ¿Es mucho o es poco? Creo que es parte de una fluctuación normal”.

Ver más: México registra la segunda peor salida de extranjeros en tenencia de renta variable

El CEO explicó que el dato no necesariamente representa una salida, ya que se deben de considerar tres factores: la plus o minusvalía, la apreciación o depreciación del tipo de cambio y la salida o entrada de flujos.

PUBLICIDAD

Nuevos productos

La Bolsa Mexicana de Valores ha desarrollado distintos instrumentos de inversión en los últimos 10 años y que pueden encontrarse ya sea a través del mercado global o el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC), en el mercado de capitales local o en deuda, como los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD), los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras) y los bonos ligados a la sustentabilidad.

“El último que creamos este año, que ahora sí fue local, son los bonos ligados a la sostenibilidad o sustentabilidad; a diferencia de los verdes o ambientales, sociales y de gobierno corporativo; tiene un objetivo particular dentro de la parte ESG y que lo va a evaluar un tercero, incluso puede llegar a tener una penalización en caso de no cumplirlo”.

Coca-Cola FEMSA (KOF) recientemente se convirtió en la primera en colocar este instrumento con un monto de MXN$9.4000 millones, con el que comprometió a disminuir el uso de agua en cada producto. La aerolínea de bajo costo Volaris (VOLAR) también lo hizo por $1.500 millones con el objetivo de disminuir las emisiones de carbono.

PUBLICIDAD