Economía

Producción fabril de EE.UU. cae en nueva advertencia por cadenas de suministro

El descenso del 0,7% se produjo luego de un descenso revisado del 0,4% en agosto, según mostraron el lunes datos de la Reserva Federal. Analistas encuestados por Bloomberg esperaban un crecimiento del 0,1%.

Una fábrica en Fort Worth, Texas.
Por Olivia Rockeman
18 de octubre, 2021 | 09:55 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — La producción en las fábricas estadounidenses sufrió en septiembre la mayor caída en siete meses, en parte como consecuencia de un fuerte retroceso en la fabricación de vehículos a motor, así como de una mayor demora de las cadenas de suministro y escasez de materiales.

El descenso del 0,7% se produjo luego de un descenso revisado del 0,4% en agosto, según mostraron el lunes datos de la Reserva Federal. La producción industrial total, que también incluye la producción minera y de servicios públicos, cayó un 1,3% el mes pasado.

La estimación media de una encuesta de Bloomberg entre economistas preveía un aumento mensual del 0,1% tanto en la producción de las fábricas como en la producción industrial.

PUBLICIDAD

Ver más: Las ventas minoristas en EE.UU. registran sorpresivo aumento

La resiliencia de la demanda por parte de las empresas y los consumidores ha mantenido la producción elevada, pero también ha contribuido a la acumulación de pedidos, ya que los fabricantes luchan por conseguir materiales y mano de obra cualificada. El dato de septiembre, más débil de lo esperado, indica que los productores siguen viéndose frenados por la congestión de las cadenas de suministro.

Las cifras también reflejan los problemas de producción que siguen existiendo tras el impacto del huracán Ida, que contribuyó en 0,3 puntos porcentuales a la caída de las manufacturas, según la Reserva Federal.

PUBLICIDAD

El informe mostró que la producción de vehículos a motor cayó un 7,2% el mes pasado, la mayor caída desde abril, tras un descenso del 3,2% en agosto, lo que refleja la escasez mundial de semiconductores.

Los fabricantes de automóviles, entre ellos Toyota Motor Corp., han recortado sus previsiones de producción para los próximos meses, citando la escasez de piezas como un factor limitante. S&P Global Ratings también ha rebajado su previsión de ventas de automóviles en Estados Unidos para este año y espera un “camino lleno de baches” en 2022.

Excluyendo los vehículos a motor, la producción de bienes duraderos subió un 0,5%, reflejando las ganancias en la fabricación de metales primarios, equipos eléctricos y muebles, dijo la Fed.

Las manufacturas no duraderas, que incluyen los productos químicos y el papel, cayeron un 1% el mes pasado, la mayor cifra desde febrero.

Las ofertas de empleo en el sector manufacturero están cerca de un récord, y los precios de los productos que las fábricas pueden obtener se han disparado. Los datos recientes del Departamento de Trabajo muestran que el indicador de precios de los bienes procesados para la demanda intermedia, que incluye materiales y componentes utilizados en la fabricación y la construcción, ha subido casi un 24% desde hace 12 meses.

La utilización de la capacidad manufacturera, una medida del uso de la planta, disminuyó al 75,9%, mientras que la capacidad industrial total cayó al 75,2%.

PUBLICIDAD

A fondo

  • La producción de servicios públicos disminuyó un 3,6% en septiembre; la producción minera cayó un 2,3% debido a Ida
  • La perforación de pozos de petróleo y gas cayó un 1,2% tras un avance del 1,1%.
  • La producción de equipamiento para empresas y negocios aumentó un 0,4% tras un descenso del 0,6%.

--Con la ayuda de Kristy Scheuble.

PUBLICIDAD