Mercados

Mercados brasileños se hunden por temor a que programa social rompa regla fiscal

La cantidad de dinero destinada al nuevo programa, Auxilio Brasil, es más alta de lo que el equipo económico había dicho que era posible.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el primer ministro británico, Boris Johnson, se sientan para una reunión bilateral en la residencia diplomática del Reino Unido el 20 de septiembre de 2021 en la ciudad de Nueva York. El primer ministro británico es uno de los más de 100 jefes de estado o de gobierno que asistirán en persona a la 76ª sesión de la Asamblea General de la ONU.
Por Martha Beck, Rachel Gamarski y Vinícius Andrade
19 de octubre, 2021 | 02:09 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los activos brasileños caían el martes, liderando pérdidas en todo el mundo, tras la publicación de reportes que indican que el gobierno romperá la regla de límite de gasto del país para financiar un nuevo programa social, perjudicando la posición fiscal de la economía más grande de América Latina.

El nuevo programa de ayuda a los más pobres, denominado Auxilio Brasil, entregará ayudas de hasta 400 reales (US$72) por persona, según personas con conocimiento del tema. Esa cantidad es más alta de lo que el equipo económico había dicho que era posible, lo que significaría que unos 30.000 millones de reales de los nuevos gastos pasarán por alto la regla de tope de gasto de Brasil este año, dijo una de las personas, que pidió no ser nombrada porque las discusiones son privadas.

El real cayó un 0,8%, la única caída entre las principales monedas, mientras que el Ibovespa se desplomó un 2,5% y los swaps se dispararon.

PUBLICIDAD

El ministro de Economía, Paulo Guedes, había tratado de evitar cualquier gasto por fuera de la regla fiscal, proponiendo mantener el monto pagado en un máximo de 300 reales. Pero el presidente Jair Bolsonaro está presionando para gastar más dinero, se decidió como compromiso romper el tope de gasto sólo temporalmente mientras el gobierno encuentra una fuente permanente de financiación para Auxilio Brasil y excluir sólo una parte de los gastos del tope, dijeron las personas.

El real brasileño lidera las pérdidas entre las principales divisas por los problemas fiscales.dfd

“El gobierno realmente no tiene espacio” para más gasto, dijo Delphine Arrighi, directora de deuda de mercados emergentes de GuardCap Asset Management en Londres. “El costo de una moneda mucho más débil y tasas de interés mucho más altas ciertamente neutralizará el pequeño alivio a corto plazo que de otra manera proporcionaría a la población”.

La revista Veja dijo que Bolsonaro probablemente anunciará oficialmente su nuevo programa social insignia en la tarde del martes. El renovado programa social podría ser una bendición política para el presidente, que ha visto caer su popularidad a mínimos históricos y se presenta a la reelección en 2022.

PUBLICIDAD

Ver más: Economía de Brasil se contrae en segundo trimestre ante fuerte caída de inversiones

Un deterioro fiscal descontrolado se había citado como uno de los mayores riesgos para Brasil en encuestas de Bank of America Corp. entre administradores de fondos de América Latina. Los inversionistas consideran que la regla del límite de gasto, vigente desde 2017, es uno de los pilares clave de la política fiscal, que evita que las finanzas públicas se descarrilen al limitar el crecimiento del gasto a la tasa de inflación del año anterior.

El Ministerio de Economía declinó hacer comentarios.

El gobierno está en una carrera contra el tiempo para decidir cómo financiar el nuevo programa de ayuda social, ya que los pagos de emergencia entregados durante la pandemia expiran este mes. El plan original del Ministerio de Economía era sustituirlo por Auxilio Brasil, pagando la misma cantidad por trabajador. Pero eso todavía depende de la aprobación de dos proyectos de ley en el Congreso, uno que establece límites anuales a pagos ordenados por los tribunales, conocidos como precatorios, lo que abre espacio presupuestario para más gasto social y, la reforma del impuesto sobre la renta, que proporcionaría financiación a largo plazo para una solución más estructural.

Los retrasos han alimentado la preocupación de los políticos por dejar a los más pobres sin asistencia, especialmente en un momento en el que la inflación anual supera el 10% y afecta a los precios de los combustibles y los alimentos. El lunes, el presidente de la Cámara Baja, Arthur Lira, restó importancia al cumplimiento de las normas fiscales y dijo a los medios locales que es difícil justificar romper el límite para los pagos ordenados por la corte y no para un programa social.

Ver más: Inflación anual de Brasil supera 10% por primera vez desde 2016

El periódico O Estado de S.Paulo informó anteriormente sobre el aumento de la ayuda, añadiendo que la administración de Bolsonaro revisaría su objetivo fiscal para 2022 con el fin de hacer espacio para gastos adicionales.

PUBLICIDAD