Finanzas personales

Pierpaolo Barbieri de Ualá: ‘Bancos no pueden tener de rehén datos de clientes’

El empresario de 34 años, que acaba de sumar un programa de beneficios para los usuarios de su banco digital, aboga por un verdadero open banking, mientras espera que se apruebe la compra de Wilobank a Eduardo Eurnekian.

Foto: Ualá.
19 de octubre, 2021 | 05:42 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Buenos Aires — Con cuatro años en Argentina y más 3,5 millones de usuarios en ese mercado, y a un año de haber desembarcado en México, Ualá empuja su crecimiento de la mano de nuevos productos como Ualá+, el nuevo programa de beneficios que comenzará a estar operativo en las próximas semanas.

TE PUEDE INTERESAR: Ualá y Bold recibieron aval de la Superfinanciera para constituirse en Colombia

Pese a su buen flujo de crecimiento, su fundador y CEO Pierpaolo Barbieri advierta que el país precisa una regulación de banca abierta donde todas las instituciones financieras puedan compartir sus datos, siempre que el usuario lo quiera para que haya una verdadera interoperabilidad, lo cual incrementaría el ecosistema fintech local. “Nadie debe tener de rehén los datos de los usuarios y menos las historias crediticias, que son clave para el desarrollo de cualquier ecosistema de crédito”, expresó Barbieri durante la presentación de Ualá+.

PUBLICIDAD

ADEMÁS: Ualá se convirtió en el nuevo unicornio argentino

“Apoyamos la norma que habilita la interoperabilidad como lo son las Transferencias 3.0, pero ha habido muchos problemas. La verdadera interoperabilidad no es que haya un jugador solo, es que todos puedan ser parte del ecosistema”, explica. “Si el que tiene el 80% del mercado no tiene todo listo, es difícil decir cómo puede avanzar todo”.

Foto: Ualá.dfd

Barbieri se refiere a la legislación de 2018, cuando el Banco Central de la República Argentina creó la Clave Virtual Uniforme (CVU) para hacer transferencias directas e inmediatas desde una cuenta bancaria a una no bancaria. Hoy por hoy, se trata de una norma que no se cumple. Al mismo tiempo se habla de las bondades de las Transferencias 3.0, un programa de interoperabilidad del Banco Central que en la práctica aún no está operativo.

PUBLICIDAD

“Las instituciones tienen que pensar más allá de ella y pensar en el ecosistema. Lo que nos enseña la experiencia europea, la de Reino Unido y la de Brasil es que cuando hay banca abierta hay más digitalización, menores costos, menores costos de crédito y más historia para todos”, analiza. “No creemos que tenga sentido que haya dos jugadores. Para que haya competencia tiene que haber apertura”, ratifica Barbieri.

VER MÁS: Banco de Valores apuesta a la expansión regional para surfear la macro argentina

Valor agregado

Ualá+, es el nuevo programa de beneficios para los usuarios de la app. El objetivo es acumular puntos por cada transacción realizada para acceder al programa de recompensas. El diferencial con respecto a otros programas versa en el tipo de beneficios, afirman desde la empresa. En este caso serán en educación (más precisamente en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática, o “STEM”), plataformas de streaming, gaming, alimentos, etc. Al mismo tiempo, se podrá acceder ,en vez de a un beneficio concreto, a créditos para futuras compras.

Los beneficios son asequibles para todos los mayores de 13 años que utilicen Ualá, los emprendedores, los pequeños comercios y trabajadores independientes que cobren a través de mPOS o link de pago con Ualá Bis; quienes mientras usen la tarjeta para hacer compras o vendan, también acumulan puntos para subir de nivel dentro de la plataforma.

En agosto pasado Ualá, que también cuenta con operaciones en México, fue valuada en US$2.450 millones en una ronda de financiamiento liderada por el conglomerado japonés SoftBank Group Corp. y el gigante chino de internet Tencent Holdings Ltd.

Esas compañías aumentaron su participación a través de una ronda de financiamiento serie D de US$350 millones, junto con el multimillonario George Soros, Goldman Sachs Group Inc., Ribbit Capital y Monashees. Entre los nuevos inversionistas se sumaron al fondo de cobertura D1 Capital Partners, a 166 2da LLC y a la inversionista ángel Jacqueline Reses.

PUBLICIDAD

Mientras sus números siguen en verde, Barbieri espera la concreción de la compra de Wilobank, de Eduardo Eurnekián que comenzó en marzo y que aún se encuentra en proceso regulatorio ante el Banco Central.

Consultá el Monitor COVID-19 de Bloomberg Línea


PUBLICIDAD




PUBLICIDAD