Negocios

¿Quieres un auto nuevo? Prepárate, las unidades llegarán hasta 2023

Empresas y especialistas guardan pronósticos reservados sobre la recuperación del sector automotriz debido a la escasez de chips.

La capacidad de producción a nivel global está 20% por debajo de la demanda bajo este ciclo de recuperación, representando aproximadamente 14 millones de automóviles nuevos que no están siendo producidos
23 de octubre, 2021 | 07:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — Hasta hace tres meses existía consenso sobre la tendencia que seguiría la industria automotriz: la recuperación. Analistas y empresas apuntaban a una reactivación del sector, conforme las economías salían del limbo económico de la pandemia y se resolvía la escasez de semiconductores.

No resultó así. La tercera ola en países del Sudeste de Asia exacerbó el problema de la escasez de chips utilizados para fabricar autos, llevando a empresas del ramo a corregir las expectativas generadas sobre la recuperación y su desempeño para la segunda mitad de 2021.

Nemak, una multinacional mexicana dedicada a fabricar autopartes de aluminio, fue una de ellas. En julio modificó al alza su guía de resultados ante las buenas expectativas, solo para rebajarla tres meses después.

PUBLICIDAD

“Desafortunadamente cambiamos el trimestre anterior nuestra guía basados en expectativas de clientes y expertos en la industria y sentimos mucho haberlo hecho, basados en la buena fe, ellos esperaban que este problema se resolvería gradualmente en el tercer y cuarto trimestre, pero tuvimos una gran sorpresa, el tercer trimestre fue peor que el segundo”.

Armando Tamez, CEO de Nemak, en una conferencia con analistas e inversionistas esta semana.

Ahora no existe fecha clara sobre la recuperación en el suministro de chips para automóviles. Nemak espera una mejora gradual desde el cuarto trimestre de 2021 hasta finales de 2022, lo que podría traducirse en autos terminados que puedan llegar a los pisos de venta hasta 2023.

La escasez de chips limita la capacidad de producción de automóviles. Los nuevos vehículos cuentan con entre 200 y 300 semiconductores. Casi todos los componentes de un automóvil tienen semiconductores. Esto complica a las grandes automotrices tener visibilidad sobre el efecto de esta escasez, ya que a su vez sus proveedores producen componentes que también utilizan semiconductores.

La capacidad de producción a nivel global está 20% por debajo de la demanda bajo este ciclo de recuperación, representando aproximadamente 14 millones de automóviles nuevos que no están siendo producidos, de acuerdo con Guido Vildozo, senior manager Americas Light Vehicle Sales Forecasting en IHS Markit, en un foro organizado por la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) esta semana.

PUBLICIDAD

Le puede interesar: Mexicanos quieren comprar autos nuevos, pero no hay

Mientras tanto, las concesionarias en México y otros países tendrán que gestionar los pocos de inventarios que tienen y apostar a alternativas como la venta de seminuevos

“Estén preparados para trabajar con los inventarios limitados, quizás estar un poco más enfocados en el show room sobre vehículos usados. Los carros nuevos no llegarán sino hasta 2023″, dijo Vildozo.

La situación de la venta de automóviles nuevos en México no será fácil ante el acaparamiento de la demanda en EE.UU, el segundo más grande a nivel mundial. De acuerdo con Vildozo, México no tendría autos nuevos para vender en diciembre, una temporada que se caracteriza por los altos niveles de demanda tanto aquí como en EE.UU.

El verdadero cuello de botella

De acuerdo con el directivo de IHS, la recuperación en la producción de chips para vehículos de combustión interna se complica ante el futuro de una mayor electrificación.

Los fabricantes de microprocesadores no tienen muchos incentivos para invertir en líneas de producción de chips que son utilizados en este tipo de vehículos que tendrá un ciclo de manufactura limitado ante el impulso que tendrán los eléctricos.

PUBLICIDAD

“Vamos a tener que tener un show room que eventualmente va a ser mayormente electrificado. La economía de escala global está yendo hacia esa dirección y obviamente llegará un momento en el cual los mercados de combustión interna no serán suficientes para atender esa demanda o ese volumen de vehículos”, agregó Vildozo en su presentación en el evento organizado por AMDA.

Nemak tiene claro hacia dónde va el futuro de su sector. Nemak dijo que durante el trimestre firmó contratos anuales por US$150 millones su negocio de electromovilidad y aplicaciones estructurales, enfocada a vehículos eléctricos, permitiendo sobrepasar su meta de alcanzar contratos por más de US$1,000 millones anuales.

“Estoy confiado que vamos a avanzar en tándem con nuestros clientes hacia el desarrollo de elementos de la electromovilidad”, dijo Tamez de Nemak.

Le puede interesar: Discurso de AMLO en junio impulsó entrada ilegal de autos chocolate

PUBLICIDAD