Récord de cruces en frontera EE.UU.-México enciende reclamos a política de Biden

Las cifras del año fiscal 2021 reflejan los últimos meses de la presidencia de Donald Trump y lo que va del mandato del presidente Joe Biden.

Curce de haitiano por Texas
Por Ellen Gilmer y Andrew Rosati
22 de octubre, 2021 | 08:45 PM

Bloomberg — Oficiales de Estados Unidos encontraron a más de 1.7 millones de migrantes cruzando la frontera con México en el último año, un número récord que probablemente intensificará los ataques republicanos sobre el manejo de la inmigración por parte del gobierno del presidente Joe Biden.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EE. UU. informó de 1,73 millones de casos en la frontera suroeste pero muchos de ellos estaban haciendo intentos repetidos, dijo la agencia. La Patrulla Fronteriza de CBP llevó a cabo 1,66 millones de detenciones de migrantes ilegales, el número más alto que agentes hayan registrado en la frontera de Estados Unidos y México.

Las cifras del año fiscal 2021 que terminó en septiembre reflejan los últimos meses del mandato del ex presidente Donald Trump y lo que va de la gestión del presidente Joe Biden. Las cifras muestran un aumento dramático en los cruces fronterizos desde que Biden asumió el cargo en enero, luego de una caída en 2020 cuando la pandemia de Covid-19 afectó a América del Norte.

“CBP continuará su trabajo para garantizar la seguridad en nuestras fronteras, mientras administra un sistema de inmigración justo y ordenado, y facilita el comercio y los viajes legítimos que son vitales para la economía estadounidense”, dijo el comisionado interino Troy Miller en un comunicado.

PUBLICIDAD

Las actualizaciones mensuales de este año han alimentado las críticas y la indignación pública de los republicanos, que buscan hacer de la seguridad fronteriza un tema clave de campaña contra los demócratas en las elecciones intermedias del próximo año, con el control de ambas cámaras del Congreso en juego.

“Por alguna extraña razón, la gente todavía parece decir que esto es una especie de evento cíclico”, dijo el senador James Lankford (Oklahoma), quien se postula a la reelección el próximo año, durante una conferencia de prensa reciente con otros republicanos. “Este es un problema basado simplemente en los cambios de política que ocurrieron el 20 de enero de este año”.

Los encuentros de CBP en la frontera sur disminuyeron de agosto a septiembre. La mayoría de los migrantes fueron expulsados de EE. UU.

PUBLICIDAD
Migrantes detenidos en la fronteradfd

Causas fundamentales

Los funcionarios del gobierno de Biden han reconocido desafíos sin precedentes en la frontera, pero se resisten a llamarla crisis, en lugar de intentar proyectar una imagen de control y planificación a largo plazo.

La vicepresidenta Kamala Harris está liderando la estrategia de las “causas fundamentales” de la administración para abordar por qué tantas personas abandonan sus hogares en los países del Triángulo Norte de Guatemala, El Salvador y Honduras, y en otros lugares.

La mayoría de los migrantes detenidos en el año fiscal 2021, casi 1,4 millones, procedían de México y el Triángulo Norte. Pero el Covid-19 impulsó a cientos de miles de personas, principalmente de América Latina y el Caribe, a dirigirse hacia el norte, lo que complicó los esfuerzos de la administración Biden.

Brasileños, cubanos, ecuatorianos, haitianos, nicaragüenses y venezolanos fueron los principales contribuyentes a la afluencia de personas mientras el coronavirus devastaba las economías de la región y los gobiernos luchaban por vacunar a las poblaciones. Unas 378,000 personas, o casi el 22 por ciento de todos los migrantes, provenían de países distintos de México y el Triángulo del Norte en el año fiscal 2021.

Migrantesdfd

Los republicanos claman ‘crisis’

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, ha dicho que su departamento está empleando estratégicamente herramientas de aplicación y trabajando para reconstruir los programas de asilo y refugiados de EE. UU. que la administración Trump “desmanteló”. El secretario, en una audiencia reciente en el Congreso, señaló una caída en los encuentros con migrantes en agosto como evidencia de que las medidas de ejecución en el plan a largo plazo están comenzando a disuadir los intentos de cruce.

PUBLICIDAD

Las explicaciones de la administración han fracasado en ambos lados del pasillo. Los republicanos descartan cualquier mejora a corto plazo por considerarla insignificante y dicen que las cifras anuales pintan la imagen de un gobierno que ha perdido el control de sus fronteras.

El jefe de Seguridad Nacional defiende el manejo de la ‘oleada’ fronteriza ante los críticos republicanos.

“Es hora de admitir que hay una crisis en la frontera sur y que los hombres y mujeres de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos están abrumados”, dijeron a Biden los republicanos del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes en una carta del 4 de octubre .

Están pidiendo al gobierno de Biden que reinicie la construcción de un muro fronterizo entre Estados Unidos y México; mantener en vigor las restricciones migratorias relacionadas con la pandemia; y restablecer la política de “Permanecer en México” de la era Trump que exige que los solicitantes de asilo permanezcan allí mientras se escuchan sus reclamos.

PUBLICIDAD

Conservando las políticas de Trump

Mientras tanto, los demócratas y los aliados liberales de la administración Biden han expresado cada vez más su frustración de que el Departamento de Seguridad Nacional y otras agencias hayan mantenido varias políticas de la era Trump.

PUBLICIDAD

Están especialmente preocupados por el uso continuo del Título 42, una orden de salud pública que la administración Trump empleó inicialmente para permitir que los funcionarios fronterizos rechacen a los migrantes durante la pandemia de Covid-19. Los vuelos de repatriación masiva a Haití bajo el Título 42 provocaron una mayor oleada de críticas por parte de los líderes del partido y los grupos de defensa.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), pidió en septiembre a Biden que pusiera fin a la política, argumentando que interfiere con los derechos de los solicitantes de asilo al debido proceso.

El trato a los haitianos aumenta la presión sobre las políticas de inmigración de Biden.

PUBLICIDAD

Sin embargo, los tribunales federales han atado las manos del gobierno en muchos frentes a medida que las demandas de los estados, los inmigrantes y los grupos de defensa crean un latigazo legal. Un tribunal de distrito, por ejemplo, ordenó al gobierno que dejara de expulsar a las familias migrantes bajo el Título 42, pero un tribunal de apelaciones intervino rápidamente y bloqueó esa orden.

Los jueces federales también parecen controlar el destino de la política de “Permanecer en México”, que Biden detuvo inmediatamente después de asumir la presidencia. Un tribunal concluyó que la decisión era ilegal y ordenó a la administración de Biden restablecer el programa. El Departamento de Seguridad Nacional está trabajando para hacer eso, pendiente de la aprobación de México. Simultáneamente, está elaborando una nueva orden de la agencia para cancelar el programa, una medida que se espera desencadene otra ronda de litigios.