PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Negocios

Hertz ordena 100.000 Teslas y sacude el mercado de alquiler de autos

Se trata de la mayor compra de vehículos eléctricos de la historia y representa unos US$4.200 millones de ingresos para la compañía de Elon Musk, según personas con conocimiento del asunto.

Vehículos Tesla en California.
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Apenas cuatro meses después de su quiebra, Hertz Global Holdings Inc., hizo un pedido de 100.000 Teslas, lo que representa el primer paso de un ambicioso plan para electrificar su flota de coches de alquiler, según personas con conocimiento del asunto.

Se trata de la mayor compra de vehículos eléctricos de la historia y representa unos US$4.200 millones de ingresos para Tesla Inc. según las personas, que pidieron no ser identificadas porque la información es privada. Las empresas de alquiler de autos suelen exigir grandes descuentos a los fabricantes de automóviles, pero el tamaño del pedido implica que Hertz está pagando cerca de los precios de lista.

PUBLICIDAD

Los coches se entregarán a lo largo de los próximos 14 meses, y los sedanes Modelo 3 de Tesla estarán disponibles para alquilar en los locales de Hertz en los principales mercados de Estados Unidos y partes de Europa a partir de principios de noviembre, dijeron las personas. Los clientes tendrán acceso a la red de supercargadores de Tesla, y Hertz también está construyendo su propia infraestructura de carga, dijeron.

El plan de electrificación, que tiene como objetivo abarcar casi todo el medio millón de coches y camiones de Hertz en todo el mundo, es la primera gran iniciativa de la compañía desde que salió de la quiebra en junio. Indica que los nuevos propietarios de Hertz, Knighthead Capital Management y Certares Management, tienen la intención de sacudir una industria dominada por un puñado de grandes actores que suelen ser lentos a la hora de implementar cambios.

Ver más: Tesla liga noveno trimestre de ganancias, pero le queda a deber a Wall Street

PUBLICIDAD

Las acciones de Tesla subían hasta un 4,3% en las operaciones previas a la comercialización en Nueva York, continuando el impulso del fabricante de automóviles hacia una valoración de US$1 billón. No hubo ningún movimiento temprano en Hertz, que cotiza en el mercado extrabursátil previo a su vuelta a cotizar en el Nasdaq.

Al asegurarse gran parte de la producción de Tesla -el pedido equivale a una décima parte de lo que el fabricante de automóviles puede producir actualmente en un año-, Hertz puede impedir que sus rivales imiten su estrategia. Hertz también está rompiendo con la tradición al pagar el precio completo de los coches bien equipados en lugar de los típicos modelos base, sedanes con grandes descuentos que pueblan los lotes de alquiler.

Un portavoz de Hertz no quiso hacer comentarios. Tesla no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

PUBLICIDAD

En 2020, General Motors Co. fue el mayor proveedor de coches y camiones de Hertz, seguido de Nissan Motor Co. y Ford Motor Co.

Los Teslas, con cero emisiones de tubo de escape, atraerán a los clientes de alquiler que quieran una opción ecológica o a los que estén ansiosos por probar un vehículo impulsado por baterías. Hertz puede buscar los vehículos eléctricos porque son menos costosos de mantener y repostar, y normalmente no pierden tanto valor en el mercado de reventa como los vehículos con motores de combustión interna.

Ver más: Las acciones de Tesla están de vuelta

PUBLICIDAD

A principios de este mes, Knighthead y Certares incorporaron a Mark Fields, antiguo CEO de Ford, como CEO interino de Hertz. También han contratado a Tom Brady, el mariscal de campo ganador de siete Super Bowl, para que protagonice los anuncios de Hertz en los que se muestran los nuevos Teslas, dijeron las personas.

Junto con el lanzamiento de Tesla, Hertz, la mayor empresa de alquiler de coches de Estados Unidos después de Enterprise Holdings Inc, se está embarcando en una renovación más amplia de su negocio en torno a la movilidad y la digitalización, dijeron las personas. Uno de sus componentes será la aceleración de las reservas de alquiler en la aplicación de Hertz.

Viaje con subas y bajas

La electrificación es el más reciente giro en el salvaje viaje de Hertz a través de la pandemia de Covid-19. Cuando la demanda de coches de alquiler se desplomó a principios de 2020, la empresa, entre cuyas marcas también se encuentran Dollar, Thrifty y Firefly, se vio obligada a declararse en quiebra y comenzó a liquidar su flota.

PUBLICIDAD

Ahora, 17 meses después, Hertz, con sede en Estero, Florida, está prosperando gracias a un fuerte repunte de los viajes y a la escasez mundial de coches nuevos. Los operadores del día la han adoptado como una acción meme.

A partir del 30 de junio, Hertz tenía US$1.800 millones en efectivo y su relación deuda-capital, una medida clave de la salud financiera, había mejorado a 2,4 desde casi 10 a finales de 2019, según una presentación regulatoria del 15 de octubre.

Knighthead, un fondo de cobertura de deuda en dificultades, y Certares, una firma de capital privado especializada en viajes, ganaron la subasta de bancarrota para Hertz en mayo con una oferta de US$6.000 millones. Ya parece una ganga: La empresa tiene un valor de mercado de US$11.600 millones en operaciones extrabursátiles antes de volver a cotizar en el Nasdaq.

PUBLICIDAD