Tecnología

Vinco, una firma de educación como prestación, recauda US$2,4 millones

Las empresas que ofrecen educación a sus empleados como beneficio, tienen una tasa de retención más larga.

Esta tendencia ayuda a las empresas a retener a sus empleados por más tiempo.
Por Marcella McCarthy
October 27, 2021 | 06:00 am
Reading time: 2 min.

Miami — Algunas de las principales empresas del mundo ofrecen a sus empleados el pago de sus estudios universitarios o la obtención de un título superior, entre ellas empresas como McDonalds. La educación como prestación se está convirtiendo en una tendencia en todo el mundo, y esta startup con sede en México quiere aprovechar esta situación. Vinco, que conecta a los empleados con oportunidades de educación en línea, anunció el cierre de una ronda de financiación de US$2,4 millones. Entre los inversores se encuentran Y Combinator, Alter Global, Angel Ventures, Learn Capital y Reach Capital, un prestigioso inversor de EdTech con sede en California.

Las tres cofundadoras — todas ellas mujeres — son amigas de la infancia. “Siempre quise dar el salto, sólo era cuestión de encontrar la oportunidad adecuada”, dice Lissy Giacoman Colyer, cofundadora y directora general de Vinco. Cuando se decidió por una idea, consiguió que Miriam Fernández Guerra y Sofía Sada Segovia se sumaran también.

PUBLICIDAD

También lee: Genially recauda US$20 millones en ronda Serie B con educación interactiva

Vinco funciona como un mercado en el que consigue que las instituciones educativas se sumen a la iniciativa y, a continuación, las empresas. “Nos dimos cuenta de que era más fácil conseguir las empresas cuando ya teníamos las clases”, dijo Colyer.

PUBLICIDAD

La mayoría de las clases consisten en un programa de titulación o certificado, y tradicionalmente, la educación en línea tiene un alto índice de abandono. De hecho, según la empresa, entre el 30% y el 50% de los estudiantes en línea desertan durante el primer año. Para mitigar esto, Vinco ofrece “coaches” a cada estudiante. Los coaches ayudan a los estudiantes a inscribirse en las clases — lo que puede ser un proceso engorroso — y luego se aseguran de que los estudiantes sigan el camino y terminen los cursos.

Como resultado, gran parte del dinero recaudado se utilizará para contratar más coaches, dijo Colyer.

La empresa dice que se inspira en gran medida en la compañía estadounidense Guild.

“Lo que nos gusta del modelo de Guild es que resuelve muchos problemas simultáneamente, pero al ayudar a las empresas a ofrecer educación como una prestación, ayuda al empleado y a la empresa”, dijo Guerra.

PUBLICIDAD

Vinco se lanzó en abril de 2021 en Monterrey, México, y actualmente tiene clientes en México, Colombia y España. Parte del dinero también se utilizará para crecer en Latinoamérica. El equipo de 11 personas ha conseguido que algunos grandes nombres se unan a la empresa, como McDonalds, Didi, Nestlé y Banca Afirme.

También lee: Pandemia “visibilizó” en Colombia la urgencia de invertir más en educación rural

PUBLICIDAD

“Dos tercios de la fuerza laboral [en México] no tienen educación preparatoria”, dijo Colyer.

Vinco cobra una “cuota de apoyo” a las empresas, y así es como gana dinero. Pero también aportan transparencia. Gracias a la ayuda de los coaches y a la capacidad de Vinco de supervisar el progreso en línea, las empresas pueden saber quién ha completado qué curso y, por tanto, tienen datos con los que trabajar la próxima vez que quieran comprar clases a través de Vinco.

“Un cajero, en promedio, permanece en una empresa mexicana por unos tres meses, pero si le ofreces educación, podría quedarse durante dos o tres años”, dijo Guerra.

PUBLICIDAD