Europa

Reino Unido no cree que se logrará acuerdo para eliminar el carbón en la COP26

La crisis energética mundial está poniendo de relieve el reto de la transición energética verde.

Una pila de carbón frente a las torres de la central eléctrica de carbón Eskom Holdings SOC Ltd. Kendal en Mpumalanga, Sudáfrica, el viernes 15 de octubre de 2021. Enviados de algunas de las naciones más ricas del mundo se reunieron con ministros del gabinete sudafricano para discutir un acuerdo climático que podría canalizar US$5.000 millones para acabar con la dependencia del carbón del país. Fotógrafo: Waldo Swiegers/Bloomberg
Por Will Wade y David Wainer
28 de octubre, 2021 | 07:08 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Las conversaciones sobre el clima organizadas por las Naciones Unidas ni siquiera han comenzado y la nación anfitriona, el Reino Unido, ya está admitiendo que un objetivo clave, un acuerdo para acabar con la quema de carbón, está fuera de la mesa.

Será difícil que el carbón pase a la historia en Glasgow”, dijo Barbara Woodward, embajadora del Reino Unido ante la ONU, en una entrevista el miércoles, un día antes de viajar a Escocia para la conferencia sobre el clima COP26 que comienza el domingo. “Tenemos que abandonar el carbón y algunos de los planes no lo prevén”.

PUBLICIDAD

El presidente de la conferencia, Alok Sharma, ha fijado como objetivo de la cumbre “relegar el carbón a la historia” para limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales. Esto parece poco probable, ya que los diplomáticos del Grupo de los 20 se están centrando en un plan más modesto para impedir que los gobiernos financien centrales eléctricas de carbón en el extranjero, según personas familiarizadas con la situación.

“Es como esos objetivos de Año Nuevo: son muy lindos. Pero a medida que el año avanza te enfrentas a la realidad”, dijo. “Todavía no tenemos los compromisos que necesitamos”.

PUBLICIDAD

Woodward criticó específicamente a Australia, el segundo mayor exportador de carbón del mundo. Aunque el país se ha unido a la coalición de más de 100 naciones que se han comprometido a alcanzar las emisiones netas cero para 2050, Woodward dijo que los detalles de su plan son problemáticos.

Australia “ha presentado su plan, pero no contempla el abandono de los combustibles fósiles ni del carbón”, dijo.

Mientras tanto, China ha ordenado a los mineros de carbón que aumenten su producción en unos 100 millones de toneladas en el cuarto trimestre, lo que equivale a la producción de un año del gigante de las materias primas Glencore Plc.

A modo de comparación, Sudáfrica está dando un mejor ejemplo de cómo abandonar el carbón sin que ello suponga un trastorno económico importante, dijo. El país obtiene alrededor del 75% de su energía de este combustible, según BloombergNEF, y ha esbozado planes para acelerar el desarrollo de energías limpias.

PUBLICIDAD

La crisis energética mundial está poniendo de relieve el reto de la transición energética verde. A medida que las naciones salen de la pandemia, el aumento de la actividad económica está impulsando la demanda de electricidad y de los combustibles que la producen. Esto ha provocado una escasez de gas natural y un aumento de la demanda de carbón en todo el mundo, ya que las empresas de servicios públicos se enfrentan a la presión de mantener las luces encendidas y las fábricas en funcionamiento.

Pero Woodward afirma que este momento será efímero en comparación con las tendencias a largo plazo que impulsan al mundo a abrazar las energías limpias.

PUBLICIDAD

“Tenemos que ver esto, y planearlo, como un punto de inflexión en la estrategia general”, dijo. “Definitivamente es un problema, definitivamente tenemos que lidiar con él. Pero no creo que sea un retroceso”.

Y el panorama general de la conferencia COP sigue siendo positivo. Woodward calcula que hay entre un 60% y un 70% de posibilidades de que las políticas que salgan de Glasgow mantengan el objetivo principal de los negociadores sobre el clima: limitar el calentamiento global a no más de 1,5 grados centígrados, el punto que se considera crítico para evitar los impactos más catastróficos del cambio climático.

PUBLICIDAD

“Soy más que optimista”, dijo. “Hemos llegado a un punto en el que el cambio climático es más o menos prioritario en la agenda de casi todos los líderes mundiales”.

Ver más: La reina Isabel II no asistirá a la COP26 en Glasgow

PUBLICIDAD