Tecnología

Tim Draper invierte en un fondo regional de US$50 M para startups de “ciencia ficción”

Esta no es la primera inversión de Draper en Latinoamérica. La estrella de capital de riesgo ha estado invirtiendo en la región a través de Draper Cygnus, anteriormente conocido como Cygnus Capital, desde al menos 2017.

Tim Draper con los fundadores de Draper Cygnus: Ignacio Plaza y Diego González
Por Marcella McCarthy
28 de octubre, 2021 | 07:00 am
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — Este año hemos visto titular tras titular anunciando que los inversionistas extranjeros claman por invertir en startups latinoamericanas, y uno de ellos es Tim Draper, el capitalista de riesgo estrella que invirtió en el último fondo de Draper Cygnus: un fondo de US$50 millones que está invirtiendo en fundadores latinoamericanos basados en cualquier parte del mundo.

Tim Draper es conocido por sus inversiones en unicornios como Tesla, SpaceX, Twitter, Coinbase, Robinhood y otros. También es un defensor abierto de bitcoin y la descentralización.

PUBLICIDAD

Esta no es la primera inversión de Draper en Latinoamérica o firmas fundadas por latinoamericanos. De hecho, ha estado en esto durante algunos años, al menos desde 2017 desde que Cygnus Capital se convirtió en Draper Cygnus. La firma con sede en Argentina se centra en tecnología profunda, en lugar de lo que vemos en muchos países de América Latina, como el comercio electrónico y la tecnología financiera.

“Nos gusta invertir en innovación pura, no en la típica empresa latinoamericana que es una copia de algo en otro lugar”, dijo Diego González, fundador y socio gerente de Draper Cygnus.

PUBLICIDAD

Desde el inicio de Cygnus Capital, la firma ha tenido 13 salidas y cuatro de sus inversiones se han convertido en unicornios, como Auth0, NuvemShop, Satellogic y Mural.

Este último fondo se llama Draper Cygnus LatAm Fund, y es el cuarto fondo desde la fundación de Cygnus Capital en 2012.

El fondo, que invierte desde US$ 500,000 (semilla) a US$ 2 millones (Serie A), ha realizado siete inversiones hasta ahora en lo que denominan, de manera juguetona, startups de “ciencia ficción”, aquellas que incluyen la industria espacial, IOT, criptografía, biotecnología, nanotecnología, inteligencia artificial y otras

“Tim es socio del fondo y también es inversor. Algunos de sus otros fondos también han co-invertido en compañías de nuestra cartera “, dijo González.

PUBLICIDAD

Le preguntamos a Draper por qué estaba interesado en invertir en la región y en los fundadores latinos en general y dijo: “La región está generando emprendedores que tienen un talento enorme y que son capaces de resolver los problemas más grandes de la humanidad, convirtiendo los grandes desafíos en oportunidades. Hemos tenido un gran éxito con el equipo liderado por Diego e Ignacio y estoy muy emocionado por lo que lograremos con este nuevo fondo “.

Si bien Draper Cygnus está invirtiendo en empresas de origen latino en todo el mundo, se ha centrado en “invertir en los centros que son los mejores en lo que hacen”, dijo González. Dio a Argentina como ejemplo de un jugador más fuerte en biotecnología.

PUBLICIDAD

“Nos gusta invertir en empresas que van a cambiar el mundo. Una empresa de comercio electrónico o una empresa de publicidad digital pueden tener mucho éxito, pero no van a cambiar el mundo “, agregó.

¿Quién será el próximo en cambiar el mundo?

Basándose en las inversiones recientes de este fondo, a continuación se muestran algunas empresas que Draper Cygnus cree que pueden cambiar el mundo. “Hemos invertido en 7 startups con diversos emprendedores de México, Perú, Argentina y Brasil, entre otros. Todos utilizan tecnología compleja y están innovando en diferentes sectores, trabajando para resolver problemas actuales y futuros, de las más diversas industrias y áreas “, dijo Bravo.

PUBLICIDAD

Novo Space: esta empresa espacial de origen latino con sede en EE. UU. está desarrollando una plataforma modular de hardware y software de computadora de alto rendimiento y tolerante a la radiación para aplicaciones espaciales, que se considera el primer paso hacia una verdadera “nube espacial”. Draper Cygnus co-invirtió con Space Fund, Techstars y la aceleradora Fit4 Start.

Stamm: es una empresa de biotecnología que está rediseñando biorreactores desde cero combinando microfluidos, electroporación, impresión 3D y robótica. Con ello, se busca multiplicar por varios los órdenes de magnitud, la eficiencia, flexibilidad y descentralización de la fabricación de productos biotecnológicos para las industrias farmacéutica y alimentaria. “Somos inversionistas pre-semilla en Stamm y co-invertimos en su ronda puente junto con SOSV, Terampis Technologies, así como Draper Associates, que es el fondo de capital de riesgo administrado por el propio Tim Draper”, dice Ignacio Plaza, socio gerente de Draper Cygnus.

PUBLICIDAD

Lemon: esta fintech combina las finanzas tradicionales con criptomonedas en una billetera virtual y una tarjeta de crédito prepaga para saltarser el sistema financiero latinoamericano. La serie A de US$ 16,9 millones de Lemon, ha sido la más grande que ha logrado una fintech argentina en esa etapa. La ronda fue liderada por Kingsway Capital y Draper Cygnus co invirtiendo con Draper Associates, Valor Capital y Coinbase Ventures, entre otros.

Codiga: esta startup creó una solución basada en inteligencia artificial, que ayuda a los desarrolladores de software a programar mejor y más rápido, sugiriendo mejoras de código de forma automática. Detecta problemas de codificación mientras que los desarrolladores escriben y automáticamente sugiere correcciones con un solo clic de acuerdo a su estilo de programación y los objetivos

PUBLICIDAD

Oasys: la compañía está estudiando completamente la forma en que las casas están diseñadas y construidas, utilizando la tecnología de impresión de metal aditivo y un diseño estructural único que permite un diseño de principio a fin, junto a la experiencia de fabricación y construcción. Su software y plataforma de tecnología de la construcción permite reducir todo el proceso a 3 meses, utilizando los recursos humanos de manera más eficiente y permitiendo un uso descentralizado de los materiales.

MicroTerra: esta empresa de clase IndieBio NY 2021 está desarrollando una producción descentralizada de proteína y aglutinante a base de Lemna utilizando la infraestructura de acuicultura de tilapia existente para servir a los productores como reemplazo de las soluciones de aglutinantes actuales no orgánicos y como proteína vegana para alimentos de origen vegetal. MicroTerra puede aprovechar estas granjas acuícolas para producir lemna de 3 a 5 veces más barato que la competencia, al tiempo que proporciona a los agricultores un flujo de ingresos adicional, agua de granjas acuícolas más limpia y una huella hídrica reducida en ⅔. La visión de MicroTerra es crear ingredientes que en lugar de usar agua, están limpiando el agua.

Voyager: con sede en Canadá y fundada por un peruano, un israelí y un canadiense, ha desarrollado un dispensador de bolsillo para que los consumidores dosifiquen con precisión aceites de cannabis, emulsiones y otras terapias nuevas.



PUBLICIDAD