Actualidad

5 anomalías en la refinería de Dos Bocas detectadas por la Auditoría Superior

El ente observó que la obra carece de elementos para evaluar el gasto y su avance, además de un comisario que vigile la obra.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle García, camina por un edificio administrativo de la refinería de Dos Bocas (Foto: Sener).
29 de octubre, 2021 | 05:05 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de México — La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó múltiples inconsistencias económicas y administrativas en el desarrollo de la refinería de Dos Bocas, una de las obras estrella del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), de acuerdo con la segunda entrega de la Cuenta Pública 2020.

López Obrador pretende inauguar la séptima refinería de Pemex en julio de 2022 con el objetivo de reducir las importaciones de combustibles, como parte de su política de “soberanía energética”.

PUBLICIDAD

El proyecto, a cargo de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, procesará 340.000 barriles de crudo diarios, con una inversión de casi US$9.000 millones.

El documento señala que en términos generales, Pemex y su subsidiaria Pemex Transformación Industrial (TRI) cumplieron con las disposiciones legales y normativas, pero realizó múltiples observaciones en al menos cinco aspectos.

PUBLICIDAD

Lee más: Refinería de Dos Bocas tiene 53% de avance y menos de un año para inaugurarse

1. Sin parámetros de evaluación y avance

En la cuenta pública de 2020, la subsidiaria Pemex Transformación Industrial (TRI) reportó aportaciones a la filial Pemex Infraestructura de Desarrollo reportó en el rubro de inversión financiera, aportaciones por MXN$34.931 millones para el desarrollo del proyecto de la refinería de Dos Bocas.

Sin embargo, Pemex TRI no lo registró en la cartera de proyecto de infraestructura económica por la falta de un importe asignado en inversión física para la obra que se construye en Tabasco, el estado natal del presidente.

PUBLICIDAD

La refinería “carece de los elementos para la evaluación del ejercicio del gasto, así como para medir el grado de avance de la obra, los objetivos y las metas específicos del proyecto estratégico a cargo de la entidad fiscalizada”, concluye el documento.

En septiembre, la Secretaría de Energía informó a Bloomberg Línea que la obra tenía un 53% de avance hasta el 30 de agosto.

PUBLICIDAD

2. Facturas sin sello

La auditoría observó que en los pagos por “Obras en proceso”, en cuatro casos, se identificaron facturas sin sello o alguna evidencia de su entrega por MXN$978 millones.

PUBLICIDAD

3. Recuperación del IVA

Al 31 de diciembre de 2020, la filial reportó un saldo a favor del Impuesto al Valor Agregado pendiente por MXN$ 3.469 millones integrado por saldos desde 2019

PUBLICIDAD

Pero a la fecha de la revisión en julio de 2021 la empresa aún no inicia las gestiones para la recuperación de MXN$2.621 millones.

4. Sin comisario que vigile la obra

PUBLICIDAD

La asamblea general de accionistas de la filial no designó a un comisario que realizara funciones y obligaciones establecidas en la Ley General de Sociedades Mercantiles para vigilar el desempeño de PTI-ID. Por ejemplo, el examen y vigilancia de operaciones y registros, rendición anual del informe presentado por el Consejo de administración.

5. Falta de información

En los informes trimestrales, se identificó que no se incluyeron los conceptos solicitados por el Comité de Estrategia e Inversiones de Pemex TRI.


PUBLICIDAD