Negocios

Coca-Cola cerca de acuerdo que valúa a BodyArmor en US$8.000 millones

La transacción podría completarse en las próximas semanas y aceleraría las ventas en el segmento de hidratación, deportes y café de Coca-Cola.

Un enfriador de bebidas Bodyarmor
Por Gillian Tan, Kiel Porter y Brett Pulley
28 de octubre, 2021 | 09:09 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Coca-Cola Co. está cerca de comprar una participación de control en el fabricante de bebidas deportivas BodyArmor en un acuerdo que valora a la compañía en alrededor de US$8.000 millones, según personas con conocimiento del asunto.

Una transacción podría completarse en las próximas semanas, dijo una de las personas, que pidió no ser identificada discutiendo información privada.

Un portavoz de Coca-Cola declinó hacer comentarios. Un representante de BodyArmor no respondió a una solicitud de comentarios. En 2018, Coca-Cola adquirió una participación minoritaria en la compañía, que cuenta con la fallecida estrella del baloncesto Kobe Bryant entre sus inversores anteriores.

PUBLICIDAD

Al igual que su rival PepsiCo Inc., Coca-Cola se ha beneficiado de la creciente sed de bebidas de los consumidores a medida que regresan a lugares públicos como restaurantes y estadios.

Un acuerdo aceleraría las ventas en el segmento de hidratación, deportes y café de Coca-Cola. El volumen creció un 6% en esa división el trimestre pasado, en línea con los productos carbonatados, pero detrás de la ganancia del 12% en nutrición, jugos y productos lácteos.

La principal bebida deportiva de Coca-Cola, Powerade, es un competidor distante de Gatorade, líder en el mercado de PepsiCo. Incluso combinados con BodyArmor, los productos de Coca-Cola tendrían alrededor del 23% del mercado de bebidas deportivas, muy por detrás del 68% de Gatorade, según Euromonitor.

PUBLICIDAD

En una presentación el 24 de febrero, Coca-Cola dijo que tenía la intención de ejercer su opción de adquirir los intereses de propiedad restantes en BodyArmor, y que el acuerdo estaba sujeto a la aprobación regulatoria. Con su inversión de 2018, Coca-Cola, con sede en Atlanta, se convirtió en el segundo mayor accionista de BodyArmor detrás del cofundador Mike Repole.

Coca-Cola reportó el miércoles resultados del tercer trimestre que superaron las expectativas de Wall Street. La compañía también dijo que espera que los precios más altos de las materias primas, el aumento de los costos laborales y los desafíos de la cadena de suministro conduzcan a más aumentos de precios en todas las líneas de productos en los próximos meses.

Ver más: A los fabricantes de bebidas de Reino Unido casi no les queda dióxido de carbono

PUBLICIDAD