Negocios

Los resultados de Apple y Amazon preludian una triste temporada navideña

Los gigantes tecnológicos lanzaron un claro mensaje a los inversores: esta temporada navideña va a ser difícil

Un paquete de Amazon Prime circula en una banda en el centro de distribución de la empresa en Frankenthal, Alemania, el martes 13 de 2020.
Por Matt Day, Spencer Soper and Mark Gurman
29 de octubre, 2021 | 09:43 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Apple Inc. y Amazon.com Inc. presentaron resultados trimestrales decepcionantes, lo que señala que la crisis mundial de la cadena de suministro perjudica incluso a las empresas más poderosas, borrando cientos de miles de millones de dólares de su valor combinado de mercado.

Dispersión de las megatecnologías
Apple y Amazon han tenido un rendimiento inferior este año, en comparación con otros gigantesdfd

Amazon, la mayor empresa de e-commerce del mundo, dijo que todas sus ganancias del cuarto trimestre podrían desaparecer debido a un aumento en el costo de la mano de obra y de su proceso de entregas. Apple, por su parte, dijo que perdió US$6.000 millones en ventas porque no puede satisfacer la demanda de sus productos, y podría perder más el próximo trimestre.

Los gigantes tecnológicos lanzaron un claro mensaje a los inversores: Esta temporada navideña va a ser difícil. Mientras la economía sale de la peor pandemia en un siglo, hacer llegar suficientes productos a los consumidores es un reto desalentador para casi todos.

PUBLICIDAD

“Va a ser una temporada navideña difícil, sin duda”, dijo Tuna Amobi, analista de CFRA Research. “Las expectativas van a bajar, en todos los ámbitos”.

En su último reporte trimestral, Apple informó ingresos inferiores a los previstos, lo que hizo que sus acciones cayeran hasta un 3,8% en las operaciones previas al mercado estadounidense del viernes. Amazon cayó casi un 5%.

El CEO de Apple, Tim Cook, dijo a los inversores que las ventas habrían sido US$6.000 millones más elevadas si no hubieran enfrentado las limitaciones de suministro, sobre todo por la falta de semiconductores.

PUBLICIDAD

La escasez está afectando a “la mayoría de nuestros productos”, dijo en una conferencia telefónica. “La demanda es muy robusta”.

La compañía tiene una serie de nuevos dispositivos que necesita poner en manos de los consumidores antes de las fiestas, un periodo en el que se esperan récords de ventas. Además de la actualización del iPhone, Apple ha lanzado nuevos relojes, iPads, computadoras Mac y otros artículos.

Las limitaciones de la cadena de suministro harán que muchos de esos artículos sean más difíciles de conseguir. Cook espera que el problema eclipse el impacto de US$6.000 millones del último trimestre.

La compañía con sede en Cupertino, California, no ofreció una orientación formal para el trimestre actual, pero los analistas han proyectado ingresos de alrededor de US$120 mil millones. Apple afirmó que todos sus dispositivos, excepto el iPad, tendrían un crecimiento de ventas interanual en el trimestre. Los desafíos de suministro serán demasiado para que el iPad vea un aumento, dijo Cook.

En Amazon, la preparación para las fiestas va a ser una misión costosa. La compañía advirtió a Wall Street que tendrá que gastar miles de millones de dólares contratando trabajadores, pagándoles más e incluso tendrá que acelerar camiones semivacíos a sus destinos, todo ello para garantizar que los atascos en la cadena de suministro no hagan descarrilar la temporada de compras navideñas.

Los enormes desembolsos podrían acabar con las ganancias de Amazon durante los últimos tres meses del año, según los ejecutivos. La empresa también informó de que los ingresos y los beneficios del tercer trimestre no alcanzaron las previsiones. Las acciones cayeron alrededor de un 4% en las operaciones ampliadas.

PUBLICIDAD

Los ingresos serán de entre US$130.000 y US$140.000 millones en el periodo que finaliza en diciembre, dijo la empresa de Seattle, una previsión inferior a la que esperaban los analistas. Los ingresos operativos podrían ser tan bajos como cero, dijo Amazon, un revés para una compañía que ha amasado miles de millones de dólares en ganancias cada trimestre desde principios de 2018.

Los resultados reflejaron el primer período bajo el nuevo CEO Andy Jassy, que relevó a Jeff Bezos en el mando en julio. Las acciones de Amazon habían ganado un 5,8% este año, con un rendimiento inferior al del mercado en general, ya que los consumidores que recurrieron a los pedidos en línea en números récord durante la pandemia comenzaron a reanudar las compras en persona, a comer fuera y a viajar.

Amazon había señalado que la ralentización del crecimiento de las ventas — y el elevado gasto en áreas como los salarios y los nuevos almacenes — persistiría hasta finales de año.

PUBLICIDAD

Los inversores esperaban que las condiciones hubieran mejorado desde las perspectivas relativamente sombrías de Amazon en julio, dijo John Tomlinson, director de investigación de M Science. “La gente esperaba que este trimestre fuera el más bajo”, afirmó en referencia al periodo que terminó el 30 de septiembre. “No parece que sea el caso. Algunos de los retos que plantearon no parecen haber empeorado, pero tampoco han mejorado mucho”.

Pero la empresa tiene un arma secreta en Amazon Web Services, la unidad de cómputo en la nube que aporta la mayor parte de sus ganancias. Este negocio registró ventas de US$16.100 millones, 39% más. Esa fue la tasa de crecimiento más rápida de la división desde principios de 2019.

PUBLICIDAD

Los problemas de Apple eran más predecibles, dijo Michael Pachter, analista de Wedbush Securities Inc. La gente quiere productos específicos, y Apple no puede fabricarlos lo suficientemente rápido para satisfacer la demanda, dijo.

Las dificultades de Amazon, por otra parte, ponen de relieve la cantidad de factores que conspiran para aumentar los costos, dijo Pachter.

“Están ocurriendo muchas cosas raras”, dijo. “No hemos visto una inflación como ésta en 40 años, y todo se debe a la escasez de suministros, a los sobrecostos relacionados con el Covid y al aumento del costo laboral”.

PUBLICIDAD