Mundo

Biden admite a Macron que manejo del acuerdo de submarinos fue “torpe”

Los líderes de Francia y Estados Unidos se reúnen por primera vez en persona desde el conflicto.

Presdientes Macron y Biden
Por Jennifer Epstein y Justin Sink
29 de octubre, 2021 | 08:11 PM

Bloomberg — El presidente Joe Biden, dijo que su administración había sido “torpe” en el manejo de un nuevo pacto de defensa con Australia durante una reunión con el presidente francés Emmanuel Macron el viernes, mientras Estados Unidos sigue trabajando para reparar una alianza clave.

Lo que hicimos fue torpe, no se hizo con mucha gracia”, dijo el mandatario estadounidense, sentado junto a Macron en Roma mientras conversaban antes de la cumbre de líderes del Grupo de los 20 (G20). “Tenía la impresión, mucho antes, de que Francia había sido informada” del acuerdo.

“Hemos hecho demasiado juntos, hemos sufrido juntos, hemos celebrado juntos”, dijo. “Francia es un socio extremadamente valioso”.

PUBLICIDAD

Macron, quien saludó a Biden con una palmada amistosa en el hombro, dijo que París y Washington han estado trabajando para fortalecer la coordinación y la asociación entre la Unión Europea y la OTAN.

Ver más: Australia obtendrá submarinos nucleares en pacto con EE.UU. y Reino Unido

“Lo que realmente importa ahora es lo que haremos juntos en las próximas semanas, los próximos meses y los próximos años”, dijo.

PUBLICIDAD

El presidente francés señaló que la disputa puede estar resuelta, pero que es importante evitar un incidente similar en el futuro.

Macron sugirió que el intercambio bilateral podría disipar el temor de algunos socios de la Unión Europea (UE) de que su impulso a la soberanía europea en materia de defensa pueda alejar la relación transatlántica, diciendo a los periodistas más tarde: “Hubo una tensión, un malentendido que a veces crea tensiones entre los europeos sobre la compatibilidad de la UE y la OTAN.”

A la pregunta sobre si la crisis está superada, dijo: “La confianza es como el amor, las declaraciones son buenas. Las pruebas son mejores”.

La sesión en persona fue la culminación de seis semanas de diplomacia encaminada a reconducir la alianza más antigua de EE.UU. tras la decisión de Australia de cancelar un contrato de submarinos de 66.000 millones de dólares con Francia en favor de un nuevo pacto de seguridad y un acuerdo de submarinos de propulsión nuclear con EE.UU. y el Reino Unido.

Los franceses han manifestado que no se les notificó el acuerdo de los submarinos con antelación, en un desaire que supuso “una puñalada por la espalda”, según declaró el ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, el 16 de septiembre, un día después de que se anunciara el acuerdo. El gobierno de Biden había previsto alguna reacción de Francia, pero se sorprendió de lo contundente que fue.

Ver más: Australia asegura que Francia conocía las preocupaciones que tenía sobre los submarinos

PUBLICIDAD

“Brutal, unilateral”

Un poco del malestar se dirigió a Australia y Reino Unido, pero el equipo de Macron se centró en EE.UU. y comenzó a comparar a Biden con Trump. “Lo que también me preocupa es el comportamiento estadounidense”, dijo Le Drian. “Esta decisión brutal, unilateral e impredecible se parece mucho a lo que solía hacer el señor Trump”. Otros funcionarios y comentaristas franceses han ofrecido la misma comparación.

Aunque la disputa fue provocada por errores diplomáticos, Macron ha tratado de utilizarla para su ventaja política interna antes de sus próximas elecciones en 2022, en las que múltiples candidatos de extrema derecha se presentan para desbancarlo. Marine Le Pen, una de sus rivales, ha calificado el incidente de “humillación” para Francia.

Macron dio el paso inusual de llamar a sus embajadores en EE.UU. y Australia el 17 de septiembre. Mientras tanto, el gobierno de Biden fue conciliador en su alcance diplomático, preguntó a los funcionarios franceses qué necesitaban y admitió que había defraudado a un aliado clave.

PUBLICIDAD

Cuando Biden y Macron hablaron varios días después, “acordaron que la situación se habría beneficiado de consultas abiertas entre aliados sobre asuntos de interés estratégico para Francia y nuestros socios europeos”, dijeron los dos países en una lectura conjunta. “El presidente Biden transmitió su compromiso continuo en ese sentido”.

Cuando el embajador francés en EE.UU., Philippe Etienne, regresó a Washington tras dos semanas de ausencia, los altos cargos de Biden se aseguraron de darle la bienvenida, con el consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, recibiéndole en la Casa Blanca y el secretario de Estado, Antony Blinken, reuniéndose también con él. Blinken y Sullivan también han mantenido reuniones de alto nivel en Francia.

PUBLICIDAD

Aun así, casi dos semanas después de regresar a EE.UU., Etienne le dijo a Bloomberg Television que “todavía hay mucho trabajo por hacer” para enmendar la relación. Los dos países han identificado la seguridad europea, la región del Indo-Pacífico y la lucha contra el terrorismo en la región africana del Sahel como áreas clave para la cooperación futura.

La vicepresidenta Kamala Harris tiene previsto viajar a París en noviembre para asistir a un par de conferencias y reunirse con Macron. El Elíseo dijo que el presidente francés estaba “encantado” de poder recibirla.

Con la asistencia de Ania Nussbaum.

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD