Mercados

Mercados se tambalean en Brasil por temor a déficit y agitación política

Las acciones, los bonos y la moneda se encuentran entre los de menor desempeño en los mercados emergentes.

Compradores con mascarillas caminan por la calle 25 de Marco en Sao Paulo, Brasil, el viernes 18 de diciembre de 2020. Esta semana, Brasil alcanzó los 7 millones de casos de coronavirus, ya que las infecciones se aceleran justo antes de la temporada de vacaciones. Fotógrafo: Jonne Roriz/Bloomberg
Por Julia Leite, Vinícius Andrade y Maria Elena Vizcaino
29 de octubre, 2021 | 08:55 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Las acciones, los bonos y la moneda de Brasil están registrando algunos de los peores rendimientos del mundo este mes en medio del deterioro de las finanzas públicas, el empeoramiento de las perspectivas de crecimiento y la agitación política.

El índice de referencia bursátil Ibovespa va camino de registrar su cuarto mes consecutivo de pérdidas, su peor racha desde 2014. El real se ha debilitado más del 3%, la mayor caída en mercados emergentes después de la lira turca, y los bonos locales también se han vendido. La prima de riesgo, medida por los swaps de incumplimiento crediticio a cinco años, está en su punto más alto en más de un año.

Los operadores tienen mucho de qué preocuparse. El impulso del gobierno para ampliar las ayudas sociales ha puesto en peligro la regla del techo de gasto, una salvaguarda de la estabilidad fiscal, lo que ha provocado dimisiones en el equipo económico del gobierno.

PUBLICIDAD

Ver más: Mayor alza de tasa en Brasil en 20 años apunta a Sélic de más del 10% pronto

El aumento de los precios al consumidor y la perspectiva de un mayor déficit fiscal han llevado al banco central a incrementar las tasas de interés al ritmo más rápido en casi dos décadas esta semana, lo que podría socavar una recuperación que ya estaba en marcha. El salto de la inflación, a su vez, ha presionado a la compañía petrolera controlada por el estado, Petroleo Brasileiro SA, con políticos como el presidente Jair Bolsonaro culpando a la empresa por el aumento de los precios del combustible que están erosionando el poder adquisitivo.

El real brasileño ha quedado por detrás del índice de divisas de los mercados emergentes debido a los problemas de la política fiscaldfd

“El flujo de noticias sobre Brasil se ha deteriorado claramente”, dijo en una entrevista David Beker, estratega de renta variable latinoamericana de Bank of America Corp. Beker, que rebajó a Brasil a promedio de mercado desde sobreponderar en su cartera de América Latina a principios de esta semana, espera que el aumento de los tipos de interés frene el crecimiento.

PUBLICIDAD

Extensión de la caída

Los activos extendieron su caída el jueves, después de que la última subida de tasas de interés del banco central no consiguiera tranquilizar a los inversores. Los responsables de la política monetaria de la nación han sido los más agresivos del mundo este año, elevando la tasa de referencia en 5,75 puntos porcentuales desde marzo. Pero algunos economistas dijeron que podría ser necesario ser aún más agresivo para volver a controlar la inflación.

Ver más: Desempleo en Brasil cayó más de lo esperado e impulsa la recuperación

La noticia de que el gobierno puede extender las donaciones en efectivo por el Covid-19 hasta el próximo año, también acentuó los temores de los inversores. Bolsonaro está impulsando un nuevo programa social, ya que las ayudas del Covid-19 se han agotado y su popularidad se tambalea en medio de una débil recuperación y un aumento de los precios. El presidente ha atacado repetidamente a Petrobras, como se conoce a la petrolera nacional, a veces diciendo que quiere frenar el aumento de los precios de los combustibles y otras veces diciendo que la empresa debería ser privatizada.

“Petrobras sube los precios porque tiene que seguir la ley, y nosotros estamos aquí tratando de encontrar una manera de cambiar la ley”, dijo Bolsonaro el jueves en las redes sociales, criticando el hecho de que la cantidad que la empresa cobra por el combustible está vinculada a las fluctuaciones de la moneda.

Sus comentarios hicieron que el real, que ya era la moneda emergente con peor desempeño del día, cayera aún más. La bolsa de valores de Brasil estaba cerrada, pero los ADR de Petrobras en Nueva York se hundieron hasta un 6,3% en las operaciones fuera de horario.

Las acciones preferentes de la compañía se desplomaron más de un 6% en Sao Paulo el viernes, con las nuevas críticas de Bolsonaro hacia el aumento de los precios del combustible compensando el pago extra de US$5.600 millones de Petrobras a los tenedores.

PUBLICIDAD

El referencial Ibovespa cerró el viernes con un descenso del 2.09 por ciento.

“Hay mucha gente que está perdiendo la esperanza en lo que era una buena dirección para el país”, dijo Phillip Torres, codirector global de deuda de mercados emergentes en Aegon Asset Management en Chicago. “Necesitamos una mejor receta política y la necesitamos rápido”.

Con la asistencia de Martha Beck, Simone Iglesias y Daniel Carvalho.

PUBLICIDAD