Tecnología

Age of Empires es la apuesta de Microsoft para conquistar el mundo de los juegos de PC

La veterana franquicia de juegos de estrategia regresa tras un paréntesis de 16 años.

Un logotipo en el exterior del pabellón de Microsoft Corp. en el Mobile World Congress de Barcelona.
Por Dina Bass
31 de octubre, 2021 | 04:00 PM

Bloomberg — Microsoft Corp. es un pionero de la computadora personal y uno de los mayores fabricantes de consolas de videojuegos. Sin embargo, es en gran parte irrelevante en la intersección de esos dos mundos: desarrollar juegos de PC. La compañía espera finalmente cambiar eso.

Un resultado de este esfuerzo es Age of Empires IV, la primera entrega en 16 años. Es un juego de estrategia ambientado en épocas medievales, donde los jugadores toman el control del Sacro Imperio Romano Germánico o del califato islámico abasí en un intento por conquistar el mundo. El juego, que salió el jueves, está recibiendo críticas favorables. Tiene un promedio de 83% en Metacritic, colocándolo en el top 10 de nuevos juegos para PC.

Al frente del proyecto está Shannon Loftis, quien consiguió el trabajo hace cinco años después de decirle a sus jefes que era hora de que Microsoft se tomara los juegos de computadora más en serio. Según cuenta Loftis, ella “rogó” para supervisar el trabajo de relanzamiento del Age of Empires, una franquicia que se remonta a la década de 1990.

PUBLICIDAD

Aunque la Xbox y los contenidos relacionados representan la mayor parte de los US$15.000 millones de ingresos anuales de Microsoft en concepto de juegos, Loftis vio una oportunidad. “Dije: ‘Oye, esto de las consolas parece que ha estado bien, pero si realmente queremos hablar con los jugadores, tenemos que ir más allá de las consolas’”, recordó Loftis, de 56 años. “Tenemos que hablar también con los jugadores de PC”.

El Age of Empires original ayudó a demostrar las ambiciones de Microsoft para los juegos de PC, pero el compromiso de la compañía con el medio ha vacilado a lo largo de las décadas. Ahora, sin embargo, está volviendo a invertir con la esperanza de atraer una población de jugadores que exceda al de las consolas. Hay 1.400 millones de personas en todo el mundo que juegan juegos de computadora, según la firma de investigación Newzoo. Aunque el mercado de las consolas es más lucrativo, la PC tiene una sólida base de fans y es una plataforma de juego clave en lugares donde la Xbox no es fuerte, como en China y Corea del Sur.

Los juegos de PC también son valiosos para Microsoft de otras maneras. Impulsan la demanda de los clientes de computadoras Windows de gama alta y atraen a más jugadores al amplio imperio de juegos de Microsoft. La empresa ha tomado la decisión de pasar a vender juegos de consola en Steam, la tienda de juegos para PC más popular, y ha dejado de lado las ventas de consolas como motor de ventas para centrarse en sus servicios de suscripción que funcionan en PC, consolas y dispositivos móviles. Algunos de los juegos más populares de Xbox empezaron en computadora, como Minecraft y PUBG: Battlegrounds. El año pasado, Microsoft lanzó un nuevo simulador de vuelo, el primero en 14 años. Fue calificado como el tercer mejor juego para PC de 2020, según Metacritic. Hace tres meses, la compañía sacó una versión para la Xbox Series X con un éxito similar.

PUBLICIDAD

Sony Group Corp. está planeando emular la estrategia de Microsoft, según George Jijiashvili, analista de Omdia. La compañía japonesa ha dicho que está trabajando para llevar varios títulos de PlayStation a la PC, y hace unos meses adquirió una empresa holandesa llamada Nixxes Software que se especializa en hacer precisamente eso.

Pero la forma de pensar para las consolas no se traslada exactamente a la PC, dijo Loftis, una veterana de 26 años de la división de juegos de Microsoft a quien se le ha visto por la oficina con una camiseta en la que se lee “Think Outside the Xbox” (Pensando fuera de la caja/xbox en español). Age of Empires IV y Flight Simulator se crearon específicamente para el público de teclado y mouse y juegan con su sentido de nostalgia. “Hay algunos de nosotros que nunca dejamos de jugar a Age”, dijo Loftis. “De hecho, es un número bastante significativo de personas”.

La propuesta de Loftis en 2016 encaja de lleno en la visión expansiva de la compañía para el juego. Es una prioridad para la compañía. Satya Nadella, el CEO ya ha invertido US$10.000 millones en adquisiciones relacionadas con los juegos y añadió a Phil Spencer, el jefe de juegos, a su equipo de liderazgo senior en 2017.

Si vamos a conectar con un público mundial de juegos, eso significa reunirse con ellos donde les gusta jugar”, dijo Matt Booty, el jefe de los estudios de juegos de Microsoft que aprobó la propuesta original de Loftis. “También sabemos que los jugadores de PC y los de consola pueden tener necesidades y expectativas diferentes, y es importante que seamos tan buenos en PC como en consola. No siempre ha sido así, y sabemos que tendremos trabajo que hacer”.

Microsoft ya creaba juegos de computadora en 1982, cuando sacó el Flight Simulator original en disquete. Desarrolló una serie de juegos infantiles en CD-Rom basados en los libros del Magic School Bus (Autobús mágico) y una versión muy popular del Solitario en los años 90. Pero la mayoría de los jugadores, e incluso los empleados de Microsoft, nunca se tomaron el negocio en serio entonces. Ed Fries dejó un codiciado puesto en el equipo de Microsoft Office en 1996 para asumir su primer gran cargo directivo supervisando los juegos de la empresa. Fries recordaba que sus jefes de Office le decían que se estaba suicidando en el ámbito profesional.

Entre los nuevos empleados de Fries estaba Loftis, que acababa de convertirse en productora principal de juegos. Aunque no trabajaba directamente en Age of Empires, sirvió como probadora interna del primer juego y siguió siendo una ávida jugadora después del lanzamiento. (El juego se inspiró claramente en Sid Meier’s Civilization, que debutó seis años antes y se convirtió en una obsesión en la escuela secundaria de Mark Zuckerberg, CEO de Facebook Inc.).

PUBLICIDAD

Age of Empires II llegó dos años después. Distribuido en parte en las cajas de cereales de Kellogg’s, fue la entrega más popular de la serie, pero la compañía se estaba distrayendo con la Xbox y dejó al desarrollador del juego, Ensemble Studios, trabajando en la oscuridad. “Con el tiempo, la Xbox se comió a todo mi grupo”, dice Fries, que se fue en 2004. Durante la crisis financiera de 2008, Microsoft cerró Ensemble y abandonó Flight Simulator unos años después.

Microsoft pasó gran parte de la última década subcontratando la producción de versiones móviles de Age of Empires a estudios asociados y remasterizando los tres primeros juegos. Mientras tanto, un grupo de fans se obsesionaba con los juegos antiguos. Bert Beeckman, un ávido jugador de Age of Empires II, encontró espíritus afines en un foro web llamado Heaven Games. Él y sus amigos de Internet trabajaron juntos para crear expansiones no oficiales del juego.

En las Navidades de 2012, Beeckman estaba vendiendo el contenido. Enviaron un mensaje de LinkedIn a alguien que incluía a Microsoft y Age of Empires en su biografía. Meses después, obtuvieron respuesta, forjaron una alianza y formaron una empresa en 2013 llamada Forgotten Empires. Más recientemente, cuando Microsoft se puso a trabajar en el nuevo juego, Loftis recurrió a la empresa de Beeckman para que evaluara el trabajo.

PUBLICIDAD

Age of Empires IV, desarrollado por el estudio canadiense Relic, vuelve a la misma ambientación del segundo juego. Los jugadores construyen ciudades, acumulan combatientes y recursos y se enfrentan a pueblos rivales. Esta iteración tiene menos civilizaciones, en un esfuerzo por eliminar las que eran demasiado parecidas, con disculpas a los galeses, que dejaron de estar dado que permanecieron los ingleses.

Para garantizar una experiencia auténtica, Microsoft reunió a un grupo de jugadores veteranos en lo que denomina el Consejo de la Comunidad. Llevó a los primeros 11 a reunirse con Relic en 2017. Ahora hay 109 miembros. Sus comentarios convencieron a Relic para incorporar el combate naval y hacer que los botones del juego sean más fáciles de leer. También hay un grupo de 23 jugadoras que abogan por cuestiones de diversidad e inclusión.

PUBLICIDAD

World’s Edge, el estudio de Microsoft que supervisa Loftis, se toma muy en serio la representación de la historia. Emma Bridle, que trabaja con los consejos como directora de voz del cliente del estudio, jugó a Age of Empires de niña en Reino Unido antes de obtener un máster de la Universidad de Cambridge en teología y estudios religiosos. Cuando empezó a trabajar en el nuevo juego en 2019, el equipo le mostró un vídeo del juego sobre la cirugía medieval que habla de los acontecimientos de una batalla en su lugar de nacimiento, Shrewsbury. “He aprendido la historia inglesa que no me enseñaron en 17 años de educación británica de Age of Empires IV”, dijo.

Por primera vez en un juego de Age of Empires, hay una civilización totalmente móvil, los mongoles, que permite a los jugadores coger y mover casi todas las estructuras. Para la investigación, la compañía envió un equipo a Mongolia para reunirse con gente de allí especializada en el tiro con arco a caballo. El grupo chino del juego también tiene pólvora, los franceses luchan con caballeros, los ingleses tienen arcos largos y el sultanato de Delhi puede llegar a desbloquear elefantes.

El grupo de Beeckman se encargó de que un equipo no sea más poderoso que otro. Forgotten Empires ofreció a Microsoft una experiencia que sólo se consigue jugando al mismo juego una y otra vez durante dos décadas. La empresa probó las primeras versiones de Age of Empires IV y dio su opinión sobre el equilibrio de poder entre los numerosos equipos del juego y su adhesión a las tradiciones de la serie.

Los desarrolladores del juego querían críticas, pero también esperaban impresionarlo. Lo consiguieron cuando Beeckman vio por primera vez a las ovejas. En los juegos anteriores, las ovejas que se encontraban vagando por los pastos digitales tenían que ser enviadas manualmente al pueblo para ser sacrificadas. Ahora las ovejas “saltan alegremente” detrás de la unidad de exploración de un jugador y la siguen hasta su casa. “Es algo personal, y es una pequeña mejora”, dijo Beeckman, “pero me gusta mucho”.

PUBLICIDAD