Lagarde: es “muy improbable” que el BCE suba las tasas en 2022

El BCE utilizará la compra de bonos de emergencia para mantener bajos los costos de endeudamiento; un aprieto indebido de las condiciones de financiación “no es deseable en un momento en el que el poder adquisitivo ya se está viendo mermado por el aumento de las facturas de energía y combustible”, dijo la presidenta.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde
Por Alexander Weber y James Hirai
03 de noviembre, 2021 | 09:21 AM

Bloomberg — La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, renovó su postura en contra de las apuestas del mercado por un aumento de las tasas de interés en 2022, después de que un intento la semana pasada no impresionara a los inversionistas.

“En nuestra orientación futura sobre las tasas de interés, hemos articulado claramente las condiciones que deben cumplirse antes de que las tasas empiecen a subir”, dijo Lagarde el miércoles en un discurso en Lisboa. “A pesar del actual repunte de la inflación, las perspectivas de inflación a mediano plazo siguen siendo moderadas, por lo que es muy poco probable que estas tales condiciones se cumplan el próximo año”, señaló.

Lagarde aprovechó la conferencia de prensa posterior a la última reunión del Consejo de Gobierno para calificar de incoherentes las expectativas del mercado sobre un aumento de tasas con el propio análisis y orientación futura del BCE. Pero no llegó a decir que los mercados estaban equivocados, lo que refleja un acuerdo dentro del Consejo de que esa medida podría ser contraproducente.

Las apuestas del mercado monetario por un aumento de tasas del BCE en diciembre de 2022 han disminuido un poco tras los comentarios moderados de esta semana del Banco de la Reserva de Australia. Sin embargo, tras los dichos de Lagarde se mantuvieron en un ajuste de 10 puntos base, frente a los 23 puntos base del lunes.

PUBLICIDAD

“Lagarde está corrigiendo claramente el vago retroceso colectivo de la semana pasada”, dijo Piet Christiansen, estratega jefe de Danske Bank A/S. “Sin embargo, el daño no se deshizo ya que el mercado tendrá una prima de riesgo del BCE. La parte delantera todavía está con los acontecimientos globales y no creo que ni Lagarde ni el BCE sean capaces de empujar el precio a la baja por sí mismos en esta etapa”.

Los movimientos del mercado se han visto impulsados recientemente por la aceleración de la inflación en todo el mundo y la incertidumbre sobre las perspectivas de los precios. La inflación de la zona del euro superó el 4% en octubre, ubicándose por encima de las estimaciones de los economistas, según datos publicados el viernes.

El BCE declaró la semana pasada que, aunque la actual fase de aceleración de la inflación durará más de lo previsto, las presiones sobre los precios deberían ceder, una vez que las cadenas de suministro mundiales se recuperen y otros factores especiales empiecen a desaparecer.

PUBLICIDAD
Los mensajes contradictorios del BCE han llevado a las apuestas de subida de tipos a una montaña rusadfd

El banco se está preparando para tomar decisiones políticas cruciales en su reunión de diciembre, cuando se disponga de nuevas previsiones económicas. Con la implementación de nuevas restricciones por la Covid-19, muchos analistas prevén que el BCE aumente las compras regulares de activos una vez que su programa de compra de bonos de emergencia de 1,85 billones de euros (US$2,1 billones) finalice en marzo.

“En cuanto a la calibración de las compras de bonos en un mundo pospandémico, anunciaremos nuestras intenciones en diciembre”, dijo Lagarde. “Incluso después del esperado fin de la emergencia pandémica, seguirá siendo importante que la política monetaria, incluida la calibración adecuada de las compras de activos, respalde la recuperación y el retorno sostenible de la inflación a nuestro objetivo del 2%”.

Por ahora, el BCE utilizará la compra de bonos de emergencia para mantener bajos los costos de endeudamiento en la zona del euro, dijo Lagarde. Un endurecimiento indebido de las condiciones de financiación “no es deseable en un momento en el que el poder adquisitivo ya se está viendo mermado por el aumento de las facturas de energía y combustible”, dijo.

--Con la colaboración de Jana Randow, Joao Lima y Carolynn Look