Economía

La mano de Rogelio Ramírez de la O en las finanzas públicas es poco austera

El secretario de Hacienda ve un balance primario negativo para 2021 y 2022, contrario al exsecretario Arturo Herrera, que estimaba superávit primario el próximo año.

El sábado 6 y domingo 7 de noviembre el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo una gira por refinerías de Pemex y el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, estuvo presente en los recorridos. (Cortesía: SHCP)
08 de noviembre, 2021 | 05:05 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — La mano del secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, en el manejo de las finanzas públicas está siendo poco austera: el gobierno federal está sobre ejerciendo el gasto público aprobado por el Congreso para 2021 y ha dejado atrás el objetivo de cerrar el año con un equilibrio primario.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reporta que al mes de septiembre de 2021, el Gobierno federal ha gastado más de lo aprobado para el periodo, lo que se explica principalmente por mayores aportaciones presupuestales a las empresas productivas del Estado: Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Ver más: Gobierno mexicano olvida austeridad y gasta más por refinería Dos Bocas

PUBLICIDAD

El Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al tercer trimestre del 2021 indicó que el gasto neto pagado se ubicó en MXN$4.705 billones al mes de septiembre, monto mayor al registrado en el mismo periodo del 2020 en 5,6% real y superior al previsto en el programa en MXN$23,999 millones.

Al interior, el gasto programable, que es el que controla el Gobierno de forma directa, ascendió a MXN$3.523 billones, cifra que superó los MXN$3.421 billones programados por el gobierno federal para el periodo enero-septiembre, es decir, el gobierno gastó MXN$102,243 millones más que lo programado para los primeros nueve meses del año.

En línea con el mayor gasto observado, el informe del tercer trimestre de Hacienda prevé que el gasto neto presupuestario cierre el 2021 en MXN$6,605 billones, cifra que es superior en MXN$347,900 millones respecto a lo aprobado por el Congreso.

PUBLICIDAD

Ver más: Rogelio Ramírez de la O habla por primera vez sobre la reforma eléctrica

El sobregasto se explica por más gasto programable en MXN$383,700 millones y menor gasto no programable en MXN$35,700 millones.

Las mayores expectativas de gasto para cierre de año se hicieron con Ramírez de la O ya en plenas funciones en Hacienda, el secretario inició su gestión el 16 de julio, al inicio del tercer trimestre de 2021.

Adiós al superávit primario

Además de avalar un gasto público por encima de lo aprobado, Rogelio Ramírez de la O también revisó el equilibrio primario y dijo adiós a la posibilidad de tener este año un superávit primario, que es una de las variables que miden la disciplina en el manejo de las finanzas públicas.

El exsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, planteó en los Pre-Criterios Generales de Política Económica 2022 (31 de marzo) que este 2021 las finanzas públicas cerrarían con “equilibrio primario” de 0,0% del PIB.

Ramírez de la O ajustó el pronóstico de su antecesor en los Criterios Generales de Política Económica (8 de septiembre) y previó que, ante un aumento en el gasto “para la recuperación económica”, el año pasaría a terreno deficitario con un balance primario como proporción del PIB de -0.4%.

PUBLICIDAD

Ver más: Los negocios e inversiones de Rogelio Ramírez de la O

Sin embargo, en el informe del tercer trimestre (29 de octubre), el secretario ajustó el balance primario y ahora ve un mayor déficit, ya que el nuevo pronóstico de cierre de año para el balance primario es de -0,5% del PIB.

Para 2022, Herrera había planteado regresar al superávit primario en un nivel de 0,4% del PIB, en contraste, Ramírez de la O ve un balance primario negativo en -0,3% y, en todo caso, el superávit llegaría en 2023.

PUBLICIDAD

Ver más: Rogelio Ramírez de la O perfila 2022 como el año del T-MEC y de la inversión

Gasto olvida austeridad

La coordinadora del programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, Mariana Campos, no duda en decir que ya se acabó la austeridad en el gobierno y que en 2022 el gasto público seguirá una tendencia similar.

PUBLICIDAD

Señaló que el exsecretario Herrera delineó en los Pre-Criterios un escenario conservador para las finanzas públicas, en el que subiría el gasto durante las elecciones por mayores erogaciones en programas sociales y después regresaría a la disciplina y la austeridad. Sin embargo, con la llegada de Ramírez de la O la austeridad no llegó.

“El aumento del gasto empezó este año con las elecciones intermedias, hubo mayor gasto del presupuesto y Ramírez de la O continuó, no parece que vaya a revertir la tendencia, de hecho, Ramírez de la O dejó su huella en el Presupuesto para 2022 con una posición más optimista que el bosquejo que había dejado Arturo Herrera Ya se acabó la austerirdad”.

Campos explica que el sobreejercicio se debe a que tanto Pemex como CFE están requiriendo recursos presupuestarios en demasía; a ese escenario se suma la presión del gasto en pensiones y el costo de la deuda.

“Estamos hablando de transferencias récord para Pemex y CFE. El problema es que están también las pensiones con el incremento que traen y las necesidades de subsidios de transferencias del Estado. El gasto mayor es el elefante blanco en la habitación que es la situación financiera de las empresas del Estado”.

PUBLICIDAD