Actualidad

Biden y Xi llaman a la cooperación en una cumbre que se extendió más de lo previsto

La videoconferencia duró más de tres horas, y los líderes cubrieron una serie de temas incluyendo el comercio, el estatus de Taiwán y los derechos humanos. No se anunciaron logros o acuerdos de envergadura.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Joe Biden y Xi Jinping hablaron de la necesidad de cooperación su primera cumbre virtual cara a cara, que se extendió más de lo esperado pese a que ninguna parte anunció logros importantes.

La videoconferencia duró más de tres horas, y los líderes cubrieron una serie de temas incluyendo el comercio, el estatus de Taiwán y los derechos humanos. Un alto funcionario del gobierno estadounidense describió el tono de la reunión como respetuoso y abierto, y dijo que la conversación se enfocó en como abordar la competición a largo plazo entre las dos mayores economías del mundo.

Estados Unidos dejó claro antes de la reunión que no habría resultados concretos de la misma, y así pareció ser. La agencia oficial de noticias china Xinhua dijo que el gobierno de Xi acordó adoptar una vía rápida mejorada para la entrada de ejecutivos estadounidenses en China, uno de los únicos resultados concretos anunciados tras las conversaciones.

En un comunicado tras la cumbre, la Casa Blanca dijo que los líderes “discutieron la compleja naturaleza de las relaciones entre nuestros dos países y la importancia de gestionar la competencia de forma responsable.” Biden planteó cuestiones como los derechos humanos en Hong Kong y Xinjiang, las “prácticas comerciales y económicas desleales” de China y el compromiso de Estados Unidos con Taiwán.

El comunicado añadió que “discutieron las formas en que las dos partes pueden continuar las discusiones en una serie de áreas, con el Presidente Biden subrayando la importancia de las conversaciones sustantivas y concretas”.

Ver más: Acciones en Asia se mantienen estables, rendimientos de bonos recortan ganancias

Xi dijo que esperaba que Biden “devolviera las políticas estadounidense relacionadas a China a un camino racional y pragmático”, informó Xinhua. CCTV informó que Xi dijo que la tierra es lo suficientemente grande como para acomodar el desarrollo tanto de EE.UU. como de China, y añadió que ambos países no deben “abordarlo (con mentalidad de) ganadores y perdedores.”

“China y Estados Unidos deben respetarse mutuamente, coexistir en paz y buscar una cooperación en la que todos salgan ganando”, dijo Xi, y añadió que deben trabajar “para construir un consenso, tomar medidas activas y hacer avanzar las relaciones entre China y Estados Unidos en una dirección positiva”.

“Quemarse a sí mismos”

No obstante, Xi también advirtió que China salvaguardaría su propia soberanía, seguridad e intereses de desarrollo y dijo que quienes jueguen con fuego en torno a la cuestión de Taiwán “se quemarán inevitablemente”.

“Somos pacientes y estamos dispuestos a emplear nuestra máxima sinceridad y hacer el máximo esfuerzo para luchar por la perspectiva de la reunificación pacífica”, informó Xinhua, citando a Xi. “Sin embargo, si las fuerzas separatistas “independentistas de Taiwán” provocan y coaccionan, o incluso traspasan la línea roja, tendremos que tomar medidas drásticas”.

Al comienzo de la reunión, Biden dijo a Xi que tenían la responsabilidad de garantizar que la competencia entre los países no se desviara hacia el conflicto. “Me parece que tenemos que establecer algunas barreras de sentido común, ser claros y honestos en lo que no estamos de acuerdo, y trabajar juntos en lo que nuestros intereses se cruzan, especialmente en cuestiones globales vitales como el cambio climático”, dijo el presidente estadounidense.

Un “viejo amigo”

Xi comenzó su intervención calificando a Biden de “viejo amigo”, al tiempo que dijo que Estados Unidos y China “necesitan aumentar la comunicación y la cooperación”. Las dos naciones deben trabajar para encontrar respuestas efectivas a los desafíos globales, incluyendo el cambio climático y la pandemia, dijo Xi.

“China y Estados Unidos deben respetarse mutuamente, coexistir en paz y buscar una cooperación en la que todos salgan ganando”, dijo Xi, añadiendo que deben trabajar “para construir un consenso, tomar medidas activas y hacer avanzar las relaciones entre China y Estados Unidos en una dirección positiva”.

Los inversores estaban atentos para ver si la cumbre ayuda a calmar las tensiones que se han acumulado entre las dos mayores economías del mundo sobre una amplia gama de temas, incluyendo los aranceles, las sanciones y los derechos humanos. Al iniciarse la cumbre, el yuan en tierra subió hasta un 0,3% para acercarse al nivel más fuerte desde 2018. La moneda fluctuó dentro de un rango ajustado durante el último mes.

--Con la ayuda de Justin Sink, Wenjin Lv, Chester Yung, Lucille Liu y Colum Murphy.