Economía

Colombia busca banca de inversión para vender empresas que no considera claves

Hasta el 22 de noviembre hay plazo para presentar ofertas para la asesoría al Gobierno. Las candidatas para venderse son 7 empresas del sector eléctrico.

Tiempo de lectura: 1 minuto

Bogotá — El Gobierno Nacional sigue buscando de dónde echar mano para conseguir los recursos necesarios para garantizar que los programas sociales que viene ejecutando tras la pandemia del Covid-19 estén financiados.

Desde mediados de año anunció su interés por desinvertir en algunas empresas del sector eléctrico colombiano, las cuales no considera claves.

De hecho, em Marco Fiscal de Mediano Plazo contemplo la enajenación de activos en 2021 por el 1,3% del Producto Interno Bruto, esto es alrededor de $12 billones.

Ver más: Las cuatro fórmulas para que Colombia sea más competitiva tras la pandemia

Dicho propósito se alcanzó con la venta del 51,4% de las acciones que la Nación tenía en Interconexión Eléctrica S.A., a Ecopetrol. Por dicha transacción el Gobierno colombiano recibió $14,23 billones.

Sin embargo, al Gobierno Nacional aún le quedan activos del sector eléctrico de los cuales eventualmente, podría tener interés de vender.

Es por eso que hasta el próximo 22 de noviembre podrán presentarse ofertas para la asesoría de banca de inversión en favor de la Nación.

Ver más: Empresas invierten $945 mil millones en obras para reducir impuestos en Colombia

Hay que tener en cuenta que las empresas en las que la Nación participa como accionista mayoritario son: la Electrificadora del Meta (participación del Gobierno del 55,6%), la Electrificadora del Huila (83%), Centrales Eléctricas de Nariño (99,9%), Electrificadora del Caquetá (72,3%), Centrales Eléctricas del Cauca (55,14%), Distribuidora del Pacífico (99,9%) y Empresa Urrá (99,9%).

Con la asesoría de la banca de inversión se buscará valorar estas compañías, identificar cuál de estas presenta la mejor conveniencia de venta y de satisfacer las necesidades del Gobierno seguramente durante el próximo año se verá el proceso para conseguir inversionistas a los que les interese entrar como socios controladores.

Sin embargo, desde el Congreso de la República ya le anuncian al Gobierno que no será fácil adelantar estos procesos de enajenación, pues se buscará la forma de evitar que la Nación pierde el control de dichas compañías.