Mercados

Ecuador busca acuerdo para bono que financie reserva en Galápagos

La operación reduciría la carga de la deuda del gobierno en alrededor de US$300 millones con la condición de aumente el gasto para ayudar a las islas.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El Gobierno de Ecuador está en conversaciones con un banco de desarrollo de Estados Unidos para recaudar fondos que financiarían la protección de una nueva y vasta reserva marina alrededor de las islas Galápagos, dijo el ministro de Medio Ambiente, Gustavo Manrique, en una entrevista.

Los detalles exactos de la recaudación de fondos aún no se han resuelto, pero probablemente involucrarían una recompra por parte de Ecuador de una parte de su deuda más costosa y la emisión de un “bono azul”, menos costoso, respaldado por la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de EE.UU., dijo Manrique. La operación reduciría la carga de la deuda del gobierno en alrededor de US$300 millones con la condición de que Ecuador aumente el gasto para ayudar a las Galápagos, según Manrique.

El acuerdo, parte de la visión de la administración de aprovechar los mercados de capitales para financiar la conservación y la ecologización de la economía del exmiembro de la OPEP, permitirá al Gobierno duplicar o triplicar su presupuesto anual de US$6 millones para el Parque Nacional Galápagos , que administra las áreas protegidas del famoso archipiélago hogar de tortugas terrestres gigantes, tortugas marinas verdes e iguanas marinas. Limitará drásticamente la pesca comercial comercial en 60.000 kilómetros cuadrados del océano Pacífico.

La voluntad de Ecuador de sacrificar los ingresos de los pesqueros de la zona “demuestra una clara convicción de que necesitamos crecer en equilibrio con la naturaleza”, dijo Manrique. La presencia periódica de flotas pesqueras en el área, en su mayoría de China, había suscitado críticas de los ambientalistas y pesaba sobre las relaciones entre EE.UU. y China.

Sin embargo, los problemas ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) han sido una fuerza creciente en los mercados de capital en los últimos años, con una alta demanda de deuda o acciones que afirman ayudar a mejorar el mundo, aunque algunas de esas afirmaciones pueden parecer dudosas . El plan de Ecuador es similar a un acuerdo en Belice, donde el Gobierno, sus acreedores y Nature Conservancy han finalizado una de las reestructuraciones de deuda más grandes de la historia destinada a ayudar al medio ambiente, también con el respaldo de EE.UU.

Varios bancos de inversión han expresado interés en ayudar a Ecuador con la transacción, según Manrique, quien se negó a identificarlos por nombre. El país tiene una calificación crediticia de grado especulativo luego de reestructurar US$ 17.400 millones en bonos el año pasado, su undécima reprogramación de deuda o default en los últimos 200 años. Sus US$ 3.700 millones en notas con vencimiento en 2030 tienen un rendimiento de alrededor del 8,8%.

El BDAN (Banco de Desarrollo del América del Norte) no respondió a correos electrónicos, llamadas telefónicas ni a mensaje de voz en busca de comentarios.

Si bien aún no están los fondos disponibles, el presidente, Guillermo Lasso, ya anunció la creación de la nueva reserva durante la COP26 en Glasgow junto con líderes de Colombia, Costa Rica y Panamá. Ampliará un área marina protegida existente de 133.000 kilómetros cuadrados establecida en 1998.

Lasso firmará el decreto ejecutivo que establece formalmente la nueva reserva dentro de cuatro a seis semanas y el Ministerio de Medio Ambiente preparará el plan detallado para administrar la reserva.

El Gobierno de Lasso también ha propuesto exenciones fiscales para impulsar la inversión en economía verde. Un proyecto de ley que se debate actualmente en el Congreso hace que las donaciones destinadas a la prevención y reparación de daños ambientales sean deducibles del impuesto sobre la renta de las sociedades, dijo Manrique.