El avance de los CBDC en América Latina sigue siendo diverso

Mientras los países de la región se dividen entre proyectos piloto y a una postura de resistencia ante la creación de la moneda digital, Brasil se encuentra en una posición avanzada en relación con el activo

[BRANDED CONTENT] Bloomberg Línea
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Gino Matos para Mercado Bitcoin

São Paulo — El tema de las monedas digitales emitidas por los bancos centrales (CBDC por sus siglas en inglés) ha ido adquiriendo importancia por todo el mundo. En mayo de este año, una encuesta publicada por el Banco de Pagos Internacionales (BPI) mostró que el 86% de las autoridades monetarias planean crear una versión digital de sus monedas.

Dentro de las ocho recomendaciones sobre criptoactivos formuladas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su Informe de Estabilidad Financiera Global a las economías del mundo, publicado en octubre, la creación de CBDC por parte de los bancos centrales entró en esta lista. Estas consideraciones, realizadas por las principales autoridades monetarias internacionales, denotan la relevancia que se da a las versiones digitales de las monedas fiduciarias.

Perspectiva general de Brasil

En América Latina, Brasil está entre los países cuya exploración del CBDC, como el Real Digital, está en una fase avanzada, con un piloto previsto para 2022, según las estimaciones del presidente del Banco Central (BC), Roberto Campos Neto. PayPal, en una encuesta publicada en octubre de este año, descubrió que el 93% de los brasileños entrevistados están “extremadamente” o “algo inclinados” a unirse a la versión digital del real.

Fabio Araújo, coordinador de los trabajos sobre el Real Digital en el Banco Central, explicó en septiembre que el Real Digital todavía implica cuestiones que deben resolverse antes de su lanzamiento piloto. Entre ellos, la interoperabilidad con los sistemas existentes, como Pix y Open Banking.

Temas como el uso fuera de línea de un CBDC brasileño y la integración internacional para las remesas también son pertinentes para el Banco Central, que incluyó los debates en su serie de seminarios web Real Digital.

Al preguntar acerca del reportaje para conocer más detalles sobre el proyecto, el Banco Central declinó hacer comentarios.

Chile avanza

Durante la serie de webinars (seminarios en línea) organizados por el Fondo Latinoamericano de Reservas, el antiguo experto en el sector financiero del FMI, John Kiff, calificó a Chile como otro país en el que la exploración de un CBDC se encuentra ya en una fase avanzada.

En septiembre de 2021, el presidente del banco central, Mario Marcel, declaró formalmente que Chile ha creado un grupo de estudio para explorar la creación de un CBDC.

Para el banco central chileno, la emisión de una moneda digital es un reto mayor que la emisión de efectivo físico en lo que respecta al crédito, la estabilidad y la privacidad de la información financiera de la población.

Junto con la creación de una moneda digital, Chile también dará a conocer las directrices para la implementación de un sistema de pagos electrónicos en el primer trimestre de 2022, que ya considerará el uso de una moneda digital, al igual que el Banco Central de Brasil.

Proyectos y resultados

En 2019, Uruguay completó un proyecto piloto en el que participó su CBDC, que se denominó como e-Peso. Entre las conclusiones, dadas a conocer en el informe publicado por el Centro de Estudios Migratorios Latinoamericanos en junio de este año, están el aumento de las transacciones entre personas a través de la moneda digital y la facilitación de su uso para garantizar la inclusión financiera.

La Organización de Estados del Caribe Oriental está probando una moneda digital para los siete países de la región, DCash. El proceso comenzó en marzo de 2021 y se está expandiendo en la región. Entre las conclusiones realizadas en la primera mitad de las pruebas se encuentran cuestiones técnicas, como la aplicación de la CBDC sin el uso de Internet.

En Argentina, el presidente Alberto Fernández mostró su apoyo a las monedas digitales en agosto de 2021, afirmando que no hay razón para “decir que no” a un CBDC. Miguel Pesce, presidente del Banco Central de Argentina, por su parte dijo al mismo tiempo que una moneda digital nacional podría ser “muy perjudicial” para la estabilidad financiera nacional.

México no está considerando la creación de un CBDC por el momento. Incluso, en junio de este año, el gobierno federal reforzó que las instituciones financieras mexicanas tienen prohibido el uso de criptomonedas.

En cuanto a Colombia, en un evento celebrado en septiembre, el presidente del banco central, Leonardo Villar, habló de la necesidad de una estructura de pagos menos costosa para el mercado nacional. Villar también reconoció que las criptomonedas son mecanismos que tienen elementos que podrían ser interesantes en el futuro, aunque no se hicieron comentarios específicos que implicaran a un CBDC.

¿Por qué una CBDC?

Para los inversores y entusiastas de las criptodivisas, no es de extrañar que la creación de un CBDC genere malestar, ya que, teniendo en cuenta el uso ya efectivo de las criptodivisas en los pagos, surgen dudas sobre la necesidad real de una moneda digital del banco central.

Reinaldo Rabelo, CEO de Mercado Bitcoin, la mayor plataforma de comercio de criptodivisas de América Latina, afirma que la ventaja de una CBDC es que su aceptación es obligatoria. A diferencia de otras criptomonedas, como el Bitcoin, es obligatorio aceptar la moneda digital de un banco central. En este sentido, también se satisface la necesidad de no volatilidad para el uso de las monedas digitales en los pagos, dice.

Rabelo también destaca la programabilidad del dinero digital, que puede alinear a los países con el desarrollo digital y económico. “Un token oficial, por ejemplo, podría crearse de forma que permita la interacción con otros tokens o con contratos inteligentes, preparando las monedas fiduciarias para una nueva infraestructura de mercado financiero.”

Mercado Bitcoin

Mercado Bitcoin

A maior plataforma de criptomoedas da América Latina