Finanzas personales

RFC mayores de 18 años: obligatorio para ingresos vía WhatsApp o Facebook

A partir del primero de enero de 2022 las personas mayores de edad deberán solicitar su inscripción al Registro Federal de Contribuyentes

Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de México — La inscripción obligatoria al Registro Federal de Contribuyentes (RFC) a partir del primero de enero de 2022 también aplicará para las personas que son mayores de edad y reciben ingresos a través de redes sociales, es decir, que realizan ventas de diversos bienes o servicios vía WhatsApp, Marketplace de Facebook o Instagram.

El Congreso aprobó la propuesta del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de adicionar al Artículo 27 del Código Fiscal de la Federación (CFF) la obligación para las personas mayores de edad de solicitar su inscripción al RFC a partir de 2022.

Este cambio que es para todas las personas de más de 18 años y no solo para quienes apenas cumplirán esa edad, es decir, si una persona tiene 30, 40 o 50 años y no está registrado en el RFC deberá hacerlo desde el 2022.

Sin embargo, las obligaciones fiscales de esas personas dependerán de su estatus económico y de si recibe ingresos.

Ver más: SAT quiere que en 2022 sea obligatorio que mayores de 18 años tengan RFC

Gloria Franco, directora general de Orientación y Asesoría al Contribuyente de Atención Personalizada de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), explicó en entrevista con Bloomberg Línea que la inscripción al RFC no implicará ningún riesgo para las personas mayores de edad, principalmente jóvenes, que no tengan ingresos.

“No habrá ninguna sanción para los que se van a inscribir sin actividad económica y sin obligaciones, no van a estar obligados a presentar pagos provisionales, declaración anual o pago de contribuciones al no tener obligaciones no van a tener multas ni sanciones”.

—  Gloria Franco, Prodecon

En cambio, si se trata de personas que nunca han estado inscritas en el RFC, pero sí tienen ingresos por alguna actividad, entonces la obligatoriedad de darse de alta en el Registro también les aplica.

Ver más: ¿Qué obligaciones tendrán los jóvenes de 18 años con inscripción al RFC?

Este es el caso de muchas personas que durante el gran confinamiento originado por la pandemia comenzaron a vender productos o servicios mediante las redes sociales como WhatsApp, Marketplace de Facebook o Instagram, a través de las cuales se ofrecen mercancías y se acuerda método de pago.

La pandemia orilló a las personas a buscar ingresos que compensaran los recortes salariales o el desempleo propio o de familiares.

Una forma de obtener recursos fue la venta de productos por Internet o a través de redes sociales, incluso, este tipo de ventas detonó un fenómeno en México denominado ‘NENIS’, acrónimo que significa Nuevas Emprendedoras de Negocios por Internet.

Ver más: Régimen de Confianza: obligaciones, ventajas y ahorro en ISR de personas físicas

Las ventas en redes sociales han continuado después del gran confinamiento y para muchas personas esa actividad ya forma parte de su ingreso permanente, por lo que están obligadas a darse de alta en el RFC y cumplir con las obligaciones fiscales.

Gloria Franco señala que conforme la Ley del Impuesto Sobre la Renta todas las personas están obligadas a pagar el impuesto cuando tienen un ingreso que está incrementando el patrimonio.

“Por ese ingreso a través de redes sociales las personas están obligadas a inscribirse y a pagar impuesto. Incluso, si una persona hace videos y llegan comerciales a los videos, ese ingreso que se está obteniendo por los comerciales se considera una comisión y debe de pagar impuesto”.

La servidora pública dijo que en caso de que las personas utilicen esos medios sociales para obtener ingresos de forma temporal, pueden hacer un aviso a la autoridad de suspensión de actividades.

Ver más: Régimen de Confianza es más atractivo para personas físicas de altos ingresos

Zenyazen Flores

Zenyazen Flores

Periodista mexicana especializada en finanzas públicas y mercado laboral con más de 10 años de experiencia. Anteriormente colaboró en medios multiplataforma como son El Financiero Bloomberg y Grupo Milenio. Coautora del libro “Ayotzinapa. La Travesía de las Tortugas”.