Mercados

Fibra Eco y la ambición de enverdecer al mercado mexicano

Bajo un contexto de deslistes, 2022 traerá nuevos vehículos de inversión. Por lo menos serán cuatro fideicomisos en bienes raíces.

Fibra Eco es de los cuatro fideicomisos pendientes por ingresar al mercado; además de Fibra Haus, Fibra Agro y Multifamily.
29 de noviembre, 2021 | 05:05 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — El mercado accionario mexicano carece de productos verdes. En México, los centros accionarios han comenzado a emitir instrumentos de deuda, como los bonos verdes o los ligados a la sostenibilidad; sin embargo, el mercado de capitales aún no muestra este tipo de instrumentos.

Con el firme propósito de enverdecerlo, Fibra Eco se convertirá en el primer vehículo de inversión en bienes raíces verdes en México y Latinoamérica.

Con un proyecto de negocios completamente sustentable, el director general de la Fibra, Irving Vázquez, busca renovar los edificios de la Ciudad de México y promete brindar un concepto completamente sostenible, asegura.

PUBLICIDAD

“Este estilo de inversión es muy conocido en mercados desarrollados, lo más cercano son los bonos, pero una inversión en equity o en el mercado de capitales no se ha visto por eso es que somos un vehículo distinto”, dijo Vázquez, de 32 años, a Bloomberg Línea.

El directivo busca llegar al sector con inversión de alto impacto, de manera que se generen rendimientos ambientales, sociales y financieros. Actualmente el vehículo es apoyado por las Afores, fondos mutuos y aseguradoras, más que por un patrocinador “grande”, como lo define.

Previo a Fibra Eco, Vázquez se desarrolló en el campo Ambiental, Social y de Gobernanza (ASG) en Afore Sura, en donde asegura se buscaba que las empresas innovaran en proyectos con menor impacto ambiental, además de fomentar la inclusión de mujeres a puestos directivos.

PUBLICIDAD

A diferencia de otras propuestas del sector inmobiliario, Fibra Eco no construirá edificios verdes.

Eso sería lo más fácil, consideró Vázquez, pero no atajaría la necesidad para que el sector, responsable del 40% de las emisiones gases de efecto invernadero, cumpla con las metas de mitigación, ya que individualmente es el mayor contribuyente al cambio climático.

Para llegar a la meta de limitar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados, la industria debe enverdecer de 3 a 5% del inventario de edificios existentes cada año hasta 2050.

“Nuestro enfoque está en los activos existentes que nadie está atendiendo. Todo el mundo se está enfocando a lo nuevo, porque es lo fácil. Nosotros no nos estamos enfocando a lo fácil, sino a lo que se tiene que hacer”.

Irving Vázquez, CEO de Fibra Eco

De acuerdo con el prospecto de colocación, el fideicomiso no cuenta con bienes inmobiliarios en el proceso de construcción; sin embargo, una vez realizada la Oferta Pública Inicial tendrá un lapso de 12 meses para adquirir el portafolio inicial.

La apuesta de Fibra Eco es tomar inmuebles industriales, logísticos y comerciales existentes y reformarlos para generar menos emisiones contaminantes, utilizar menos energía, ser sostenible en materia de uso de agua.

Te puede interesar: Fibras industriales desafían la crisis y proyectan un 2022 positivo

PUBLICIDAD

En un contexto de deslistes, cuatro realizados durante 2021 y dos en proceso de aprobación por parte de la BMV y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el próximo año luce más positivo para el mercado de capitales.

De acuerdo con información de BIVA, Fibra Eco es de los cuatro fideicomisos pendientes por ingresar al mercado; además de Fibra Haus, Fibra Agro y Multifamily.

Te puede interesar: Fibra Haus debutará en BIVA en el primer trimestre de 2022

PUBLICIDAD

Contra el ‘greenwashing’

Antes de iniciar Fibra Eco, una de las mayores preocupaciones de Vázquez como inversionista era el seguimiento de las medidas ambientales anunciadas por las empresas para evitar las prácticas engañosas o greenwashing.

El entonces inversionista promovió dentro del Consejo Consultivo de Finanzas Verdes la estandarización de información, auditada, pública de las empresas en México, una práctica que busca incluir como directivo.

PUBLICIDAD

“Aquí para evitar cualquier sospecha de greenwashing vamos a certificar el 100% del portafolio mediante un auditor externo, es la forma que considero más confiable de establecer una estrategia verde y hacerlo transparente”, dijo Vázquez.

La experiencia como inversionista de Vázquez también lo confrontó con prácticas corporativas que han desincentivando la inversión principalmente de capital de inversionistas institucionales extranjeros.

La nueva fibra eliminará candados como límites en el número de fibras que se podrán adquirir en el mercado, evitará transacciones entre partes relacionadas y prácticas como la contratación de familiares.

PUBLICIDAD

“Somos un statement para decirles a las empresas qué tipo de gobierno corporativo queremos en México”, dijo Vázquez.

El consejo de administración de Fibra Eco está conformado en 50% por mujeres y también en 50% por miembros independientes.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD