Negocios

Mayores tasas pueden reforzar rentabilidad de bancos en Latinoamérica en 2022

Moody’s destaca perspectiva estable de bancos en mercados emergentes en 2022.

Hombres con máscaras protectoras hacen cola, mientras practican el distanciamiento social, frente a un banco en Bogotá, Colombia, el lunes 13 de abril de 2020.
29 de noviembre, 2021 | 04:14 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Tasas de interés más altas “probablemente reforzarán” la rentabilidad de los bancos en Latinoamérica el próximo año, lo que ayudará a afrontar el aumento de los costos crediticios “en comparación con 2021″, concluyó un informe de Moody’s.

En este documento indica que en América Latina “los altos riesgos relacionados con la inflación y el desempleo en 2022 probablemente desacelerarán los volúmenes de negocios”.

Entre tanto, “los bancos de mercados emergentes mantendrán reservas para pérdidas crediticias con un aumento moderado de los préstamos en mora”.

PUBLICIDAD

Ver más: Un tercio de banca colombiana aún no incorpora políticas de riesgos climáticos

Moody’s Investors Service concluye que “la perspectiva en 2022 para bancos en mercados emergentes es estable y está respaldada por la recuperación continua de la actividad económica”.

También influirán “los sólidos balances de los bancos, que incluyen niveles altos de reserva para pérdidas crediticias, rentabilidad elevada, amplia liquidez y capital, lo que ayudará a mitigar riesgos a corto plazo”.

PUBLICIDAD

“La perspectiva estable del sector refleja la opinión de Moody’s sobre los fundamentos crediticios de los bancos en los mercados emergentes durante los próximos 12 a 18 meses”, indicó.

La directora asociada en Moody’s, Ceres Lisboa, indicó que se espera que “las economías de mercados emergentes del G20 continúen presentando una recuperación sólida de 4,8% en 2022 y 4,5% en 2023, en promedio, con condiciones operativas que alcancen niveles prepandémicos en la mayoría de los países”.

Ver más: Producción de hidrocarburos colombiana tuvo resultados dispares en septiembre

“Los bancos de mercados emergentes mantendrán reservas para las pérdidas crediticias generadas en 2020, que mitigarán los riesgos de un aumento moderado de los préstamos en mora tras la eliminación de medidas de apoyo, las recientes presiones inflacionarias en los mercados y los débiles mercados laborales en algunos países”, agregó.

De otra parte, Moody’s dice que la desaceleración de la economía de China puede conducir a “una moderación en los volúmenes de negocios de los bancos; sin embargo, los riesgos de activos están bajo control y la liquidez seguirá siendo adecuada”.

“La dinámica de recuperación económica aún podría verse afectada por el lento ritmo de vacunación en algunas regiones, como en el sudeste ssiático, África y en los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), donde la vacunación aún está por debajo del resto de los mercados emergentes”.

Mientras que “los precios más altos del petróleo continuarán mejorando la posición fiscal de los gobiernos del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), lo que dará apoyo a los perfiles de ganancias de los bancos”.

PUBLICIDAD