Chile

La elección presidencial en Chile enfrenta a un católico duro contra la izquierda

Las diferencias entre José Antonio Kast y Gabriel Boric, quienes se enfrentan a segunda vuelta en Chile este 19 de diciembre.

José Antonio Kast y Gabriel Boric Fotógrafos: Tamara Merino / Bloomberg; Cristóbal Olivares / Bloomberg
Por Philip Sanders y Valentina Fuentes
02 de diciembre, 2021 | 01:28 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El candidato presidencial chileno José Antonio Kast tiene 55 años, nueve hijos y es miembro del movimiento católico de Schoenstatt. Su rival, Gabriel Boric, es 20 años más joven, agnóstico y soltero sin hijos, y una vez dijo que la monogamia no era la única opción.

Los candidatos que se enfrentarán en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Chile del 19 de diciembre no podrían ser más diferentes. La contienda se perfila como una batalla tanto generacional o cultural como de ideologías económicas.

VEA MÁS: ¿Quién es José Antonio Kast, el ultraconservador que quiere llegar a La Moneda?

PUBLICIDAD

Como líder estudiantil a fines de la década de 1980, Kast era admirador del fallecido dictador Augusto Pinochet. También formó parte de una generación que defendió las prohibiciones al aborto bajo cualquier circunstancia e hizo de Chile uno de los pocos países del mundo donde el divorcio era ilegal.

Boric se hizo conocido inicialmente hace una década como líder estudiantil cuando el país se vio convulsionado por protestas que exigían mejores estándares educativos. Más recientemente, se ha disculpado por los comentarios sexistas que pudo haber hecho en el pasado y se ha unido a las feministas para exigir el derrocamiento de la sociedad patriarcal. No es una deconstrucción de actitudes que Kast contemplaría.

Las diferencias quedan claras de inmediato en sus manifiestos políticos.

PUBLICIDAD

El segundo tema del sitio web de Kast es “defender a la familia”, con una foto de una pareja sonriente y su hijo. El segundo tema en la plataforma de Boric es el “feminismo”, con una imagen del puño de una mujer levantado desafiantemente.

VEA MÁS: ¿Quién es Gabriel Boric, el candidato chileno que inquieta a los mercados?

El programa de Kast ha alarmado a los grupos de defensa de los derechos de la mujer.

“Muchas de las medidas de su programa original representan un retroceso importante en materia de igualdad de género”, dijo Alejandra Sepúlveda, presidenta ejecutiva de la organización Comunidad Mujer. “Uno no se ve en la trayectoria de Kast una convicción genuina por avanzar en derechos de las mujeres”.

Se espera que la próxima semana senadores y diputados voten sobre una propuesta para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, un proyecto de ley que ha estado estancado en el Congreso desde 2017. La medida ha sido apoyada por el presidente de centroderecha Sebastián Piñera, pero criticada por políticos más conservadores, incluido Kast.

Si bien los problemas culturales por sí solos pueden no determinar las elecciones, el tema de igualdad de género quedó empatado en el tercer lugar entre los temas más relevantes en una encuesta realizada por Cadem, solo detrás de los derechos sociales y la delincuencia.

PUBLICIDAD

A fines de 2019, estallaron protestas en todo Chile contra la desigualdad. El movimiento fue impulsado por la ira ante el modelo económico neoliberal y también dirigido contra los pilares tradicionales de la sociedad, incluida la Iglesia, la policía y las grandes empresas.

Para muchos, las protestas fueron la culminación violenta de 20 años de cambios que han llevado a Chile de ser una sociedad conservadora y autoritaria a una más abierta y secular. Se puede considerar que Boric encarna ese cambio cultural. Kast representa la reacción en contra.

“Patrones culturales”

“Boric responde a patrones culturales que tienen que ver con la defensa de los derechos medioambientales, equidad de género, derechos de pueblos indígenas, entre otros”, dijo Claudio Fuentes, analista político y profesor de la Universidad Diego Portales. “En cambio, Kast promueve valores más tradicionales, la familia y el concepto de nación”.

PUBLICIDAD

Una fuerte participación de los votantes jóvenes podría impulsar a Boric en la segunda vuelta, según Fuentes. Encuestas recientes muestran a Boric por delante de Kast por más de 10 puntos. No obstante, Kast y los candidatos de centro derecha obtuvieron mejores resultados de lo esperado en la primera vuelta electoral del 21 de noviembre.

Los niveles de participación han sido bajos en Chile desde que la votación se hizo voluntaria en 2012. En la primera vuelta, solo el 47% del padrón electoral emitió su voto.

PUBLICIDAD

Kast aún puede dar un giro para suavizar su posición sobre algunos temas antes de la segunda vuelta, incluidos los planes para eliminar el Ministerio de la Mujer.

“No es un obstáculo para nosotros modificar algunas partes de nuestro programa”, dijo Kast el 24 de noviembre.

PUBLICIDAD