Cripto

Criptomonedas borraron US$480.000 millones en “cascada de liquidaciones”

El posible endurecimiento de la política monetaria están eliminando la euforia especulativa.

Máquinas de minería de criptomonedas, en un centro de computación de Canada Computational Unlimited Inc. en Joliette, Quebec, Canadá.
Por Justina Lee
06 de diciembre, 2021 | 04:17 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Mientras los operadores de Wall Street se iban a la cama el fin de semana tras la volatilidad bursátil de la semana pasada, una alarma del mercado de bitcoin despertó a Nikita Fadeev, en Londres, a las 4:55 de la madrugada.

Gracias a la notificación del teléfono celular la madrugada del sábado, el jefe del fondo de cobertura de criptomonedas Fasanara Digital regresó a su escritorio mientras el mayor token del mundo se desplomaba un 20% en una hora.

A pesar de todo lo que se dice sobre el atractivo de las criptodivisas para diversificar las carteras, el bitcoin demostró ser susceptible a una huida hacia la calidad al caer tan bajo como US$43.000 después de que las acciones especulativas favoritas se vendieran la semana pasada en una oleada ante los temores de un endurecimiento de la política monetaria.

PUBLICIDAD

“Cuando las cosas se pusieron en marcha, tuvimos esta cascada de liquidaciones como siempre sucede”, dijo Fadeev. “Es una situación bastante inestable. Muchos de los muchachos se arriesgaron y las criptomonedas son obviamente un activo con riesgo, así que esa es la reacción en cadena“.

El bitcoin ha cotizado a la baja desde que se desplomó el sábado por la mañanadfd

Todo el complejo de criptomonedas borró hasta US$480.000 millones el sábado antes de repuntar hasta los US$2,2 billones. El bitcoin volvía a caer el lunes en alrededor de US$48.700 y el ETF ProShares Bitcoin Strategy perdía cerca de un 9%.

Tanto los profesionales de Wall Street como los operadores están lidiando con los vínculos cada vez más estrechos entre los mercados de criptomonedas y los principales. Puede ser el grupo de los YOLO (“you only live once” o en español “sólo se vive una vez”) que entra y sale de las acciones meme para sacudir luego los fondos de cobertura, o los jugadores institucionales que impulsan los altibajos de bitcoin para atrapar al público minorista con la guardia baja.

PUBLICIDAD

Ambos grupos se enfrentan a un cambio de régimen de activos cruzados impensable hace apenas un año mientras la Reserva Federal reduce el estímulo pandémico para combatir la inflación.

Una gran parte del nuevo dinero y del repunte de los últimos 18 meses ha sido la compra de bitcoin con una lente de desvalorización monetaria por parte del mundo TradFi”, dijo David Fauchier, que dirige un fondo cuantitativo de criptomonedas multiestrategia en Nickel Digital, refiriéndose a las finanzas tradicionales. “El flujo de noticias de las últimas dos semanas es un gran desafío para eso”.

El índice Bloomberg Dollar no está muy lejos de los niveles de julio de 2020, ya que los costos de endeudamiento a corto plazo aumentan por las expectativas de una reducción gradual de activos de la Fed.

Según Fauchier y otros, la venta del sábado comenzó con la aversión al riesgo de los inversionistas de TradFi, lo que provocó desinversiones en los mercados extrabursátiles. Si a esto le sumamos la escasa liquidez durante la noche en Estados Unidos, se produjo un clásico frenesí de liquidación de criptomonedas.

Las tasas de financiamiento en los futuros de criptomonedas se volvieron negativas durante el fin de semana, lo que significa que los operadores en corto estaban pagando una prima para mantener sus posiciones en una señal de sentimiento bajista. En los contratos de bitcoin en FTX, la tasa se ha vuelto positiva, aunque permanecen por debajo de cero para una gran cantidad de monedas como Solana y Binance Coin.

En el lado positivo, hay indicios de que parte del apalancamiento se ha eliminado del sistema, lo que indica un espacio más estrecho para otra caída brusca. Los futuros de bitcoin en circulación se redujeron de casi US$23.000 millones el viernes a US$16.500 millones en la actualidad, el nivel más bajo desde principios de octubre, según datos de Coinglass.

PUBLICIDAD

Cripto ballenas

Sin embargo, los 10 mayores depósitos de bitcoin en las plataformas representan ahora el 95% de todos los depósitos sobre una base de un promedio de 72 horas, lo que indica que los grandes tenedores de criptomonedas pueden estar vendiendo sus tokens, según Ki Young Ju, CEO de CryptoQuant.

“La débil confianza en los sectores más riesgosos de los mercados más amplios fue lo que causó que las criptomonedas finalmente se doblegaran”, dijo Martha Reyes, jefa de investigación de la corredora de criptomonedas Bequant. “Los fondos de cobertura y los inversionistas minoristas que invierten en opciones de Tesla y similares también pueden ser los mismos que juegan con el apalancamiento en criptomonedas”.

Los gráficos de correlación muestran cada vez más esta última historia: desde agosto, el bitcoin ha registrado sistemáticamente un vínculo positivo de 50 días con el rendimiento relativo de las volátiles acciones del S&P 500. Todo esto significa que los activos tradicionales están teniendo una mayor influencia sobre las criptomonedas ahora que los flujos institucionales han aumentado. Por ello, el bitcoin parece más un activo de riesgo que una cobertura contra la inflación.

PUBLICIDAD

Mucho depende ahora de la medida en que el endurecimiento de la política estadounidense acabe con la euforia especulativa que encierran una serie de estrategias de inversión.

“El mercado sigue siendo frágil aquí, y mientras no estemos de vuelta en la zona de US$53.000 o US$54.000 (conjunto de volúmenes históricos) seguirá siendo así”, escribió Felix Dian del fondo de cobertura de criptomonedas MVPQ Capital en un correo electrónico.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Criptomonedas se desploman en una nueva señal de nerviosismo del mercado mundial

Más de la mitad de los inversores en bitcoin compraron por primera vez este año

PUBLICIDAD

Meta amplía las opciones de publicidad para criptomonedas

Con la asistencia de Sam Potter.

PUBLICIDAD