Brasil en español

Brasil extiende su ciclo de ajuste y eleva la tasa de interés a 9,25%

Si bien la inflación se ha convertido en un problema mundial después de la pandemia, Latinoamérica ha recibido uno de los peores golpes.

Los responsables de la política monetaria, encabezados por Roberto Campos Neto, están luchando por controlar las expectativas de inflación que se han deteriorado constantemente.
Por Maria Eloisa Capurro
08 de diciembre, 2021 | 05:11 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — El banco central de Brasil aumentó por segunda vez consecutiva sus tasas de interés en 150 puntos básicos, extendiendo el ciclo de ajuste monetario más agresivo del mundo, a medida que los pronósticos de inflación superan el objetivo.

El banco elevó este miércoles la tasa Selic a 9,25%, como previeron todos los analistas encuestados por Bloomberg, con lo que alcanzó un alza de 725 puntos básicos este año, la mayor entre las principales economías mundiales.

Analistas prevén que la los precios sigan aumentando en los próximos años. dfd

Los responsables de la política monetaria, encabezados por Roberto Campos Neto, están luchando por controlar las expectativas de inflación que se han deteriorado constantemente. Las presiones sobre los precios han durado más de lo previsto no solo debido a problemas globales como el combustible y alimentos más costosos, sino también por las preocupaciones en relación el aumento del gasto público antes de las elecciones presidenciales de 2022.

PUBLICIDAD

“La pelea más grande ahora es sobre las expectativas de inflación”, dijo Mauricio Oreng, economista sénior de Santander Brasil antes de la decisión del banco. “Si las expectativas para los próximos años se mantienen bien ancladas, entonces el actual choque inflacionario será de hecho temporal”.

Si bien la inflación se ha convertido en un problema mundial después de la pandemia, Latinoamérica ha recibido uno de los peores golpes. Analistas esperan que Perú, Chile, México y Colombia aumenten más los costos de endeudamiento en los próximos días para tratar de enfriar los aumentos en el costo de vida.

Sin embargo, los precios en Brasil están aumentando más rápido que en la mayoría de sus vecinos: la inflación anual probablemente alcanzó el 10,9% en noviembre, la mayor cantidad desde 2003, según la estimación mediana en una encuesta de Bloomberg a economistas. El instituto nacional de estadística publicará las cifras el viernes.

PUBLICIDAD

El banco central de Brasil tiene como objetivo una inflación de 3,75% este año y 3,5% en 2022, con un rango de tolerancia de 1,5 puntos porcentuales.

Lo que complica aún más el trabajo del banco central es la posibilidad de que la Reserva Federal de los Estados Unidos suba las tasas antes de lo previsto, además de la creciente incertidumbre económica relacionada con la llegada de la variante ómicron del covid-19.

PUBLICIDAD