Actualidad

Tiempos de espera para entrega de chips vuelven a aumentar: escasez se prolongará

Esto es un revés para las industrias que necesitan de estos componentes. Empresas como Apple Inc. o Ford Motor Co. se han quejado de no poder satisfacer la demanda de sus propios productos.

Bloomberg Línea
Por Ian King
08 de diciembre, 2021 | 02:41 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Los plazos de entrega de los chips volvieron a alargarse en noviembre, desvaneciendo las esperanzas de que por fin se vislumbre el fin de la escasez que ha azotado a muchas industrias.

Los plazos de entrega -una brecha muy vigilada entre el momento en que se pide un semiconductor y el momento en que se entrega- aumentaron en cuatro días hasta unas 22,3 semanas el mes pasado en comparación con octubre, según una investigación de Susquehanna Financial Group. Ese retraso marca el mayor tiempo de espera desde que la empresa comenzó a rastrear los datos en 2017.

Los resultados son un revés para las industrias que necesitan más de los componentes electrónicos. Empresas como Apple Inc. o Ford Motor Co. se han quejado de que no pueden satisfacer la demanda de sus propios productos y de que sus costes están aumentando. El aumento más moderado de octubre había alimentado el optimismo de que la situación estaba mejorando.

PUBLICIDAD

“Aunque la expansión es menor que en la mayoría de los meses de los últimos tiempos, esperábamos una clara inversión”, dijo el analista de Susquehanna Chris Rolland en una nota de investigación.

The Wait Goes Ondfd

Los chips de gestión de la energía y los microcontroladores, en particular, experimentaron grandes aumentos, dijo. Pero ninguna categoría de chips se libró de un aumento. Sus comprobaciones sugieren que “la presión de la oferta se mantendrá hasta bien entrado el año 2022″ para muchos productos.

Rolland también dijo que está cambiando su metodología para la encuesta y añadiendo más fuentes de datos. Con el nuevo método, los plazos de entrega superan las 25 semanas de media.

PUBLICIDAD

La escasez de semiconductores ha dificultado la recuperación de la pandemia de Covid-19, especialmente para los fabricantes de automóviles. AlixPartners, una consultora global, estimó que la industria automovilística mundial perderá más de 200.000 millones de dólares en ventas este año.

En el pasado, el alargamiento de los plazos de entrega ha ido seguido de dolorosos periodos de exceso de oferta. La preocupación es que los clientes compran más de lo que necesitan en este momento -el llamado doble pedido- y luego cancelan los pedidos.

Por ahora, la escasez ha sido una bendición para muchos fabricantes de chips. El índice de semiconductores de la Bolsa de Filadelfia ha subido más del 40% este año, superando al índice S&P 500.

PUBLICIDAD