Tecnología

Usuarios destacados de Twitter reciben trato VIP ante ataques de trolls

El “Proyecto Guardián” pretende proteger a destacados tuiteros de los abusos y el acoso.

Sede de Twitter en San Francisco, California
Por Kurt Wagner
08 de diciembre, 2021 | 01:46 PM
Tiempo de lectura: 7 minutos

Bloomberg — Los usuarios de más alto perfil de Twitter Inc. (aquellos con muchos seguidores o especialmente prominentes) suelen recibir un mayor nivel de protección de los moderadores de contenido de la red social bajo un programa secreto que busca limitar su exposición a troles y acosadores.

Con el nombre de Project Guardian (Proyecto Guardián), el programa interno incluye una lista de miles de cuentas con más probabilidades de ser atacadas o acosadas en la plataforma, entre las que se encuentran políticos, periodistas, músicos y deportistas profesionales. Cuando alguien señala publicaciones o mensajes abusivos relacionados con esos usuarios, las denuncias son priorizadas por los sistemas de moderación de contenidos de Twitter, lo que significa que la empresa las revisa más rápidamente que otras denuncias en espera.

Twitter afirma que sus reglas son las mismas para todos los usuarios, pero el Proyecto Guardián garantiza que los posibles problemas relacionados con cuentas destacadas (aquellas que podrían convertirse en pesadillas virales para los usuarios y para la empresa) se atiendan antes que las quejas de personas que no forman parte del programa. Este grupo VIP, del que la mayoría de los miembros ni siquiera saben que forman parte, está destinado a eliminar el contenido abusivo que podría tener mayor alcance y que, además, es más probable que se propague en el sitio de redes sociales. También ayuda a proteger la experiencia de Twitter de esos usuarios destacados, haciéndolos más propensos a seguir tuiteando y quizás menos propensos a quejarse públicamente de problemas de abuso o acoso.

PUBLICIDAD

“Proyecto Guardián es solo el nombre interno de una de las muchas herramientas automatizadas que implementamos para identificar contenido potencialmente abusivo”, dijo a través de un comunicado Katrina Lane, vicepresidenta de la organización de servicios de Twitter que administra el programa. “Las técnicas que utiliza son las mismas que protegen al resto de las personas en el servicio”.

La lista de usuarios protegidos por Proyecto Guardián cambia regularmente, según Yoel Roth, jefe de integridad del sitio de Twitter, y no solo incluye a usuarios famosos. El programa también se utiliza para aumentar la protección de las personas que involuntariamente se encuentran en el centro de atención debido a un tuit controvertido o porque de repente fueron atacados por una grupo en específico.

Eso significa que algunos usuarios se incluyen en la lista temporalmente mientras tienen la atención, otros permanecen casi en todo momento. “La razón por la que existió este concepto es por el fenómeno de la persona del día”, señaló Roth. “Y sobre esa base, hay algunas personas que son la “persona del día” la mayoría de los días, por lo que Proyecto Guardián es como una forma de protegerlas”.

PUBLICIDAD

La existencia del programa plantea una pregunta obvia: si Twitter puede proteger de manera más rápida y eficiente a algunos de sus usuarios más visibles, o aquellos que de repente se han vuelto famosos, ¿por qué no podría hacer lo mismo con todas las cuentas que se encuentran en el extremo receptor de acoso o abuso?

La respuesta corta es por escala. Con más de 200 millones de usuarios diarios, Twitter tiene demasiados informes de abuso para manejarlos todos al mismo tiempo. Eso significa que los informes se priorizan utilizando varios puntos de datos diferentes, incluida la cantidad de seguidores que tiene un usuario, la cantidad de impresiones que recibe un tuit o la probabilidad de que el tuit en cuestión sea abusivo. La inclusión de una cuenta en Proyecto Guardián es solo una de esas señales, aunque las personas familiarizadas con el programa creen que es poderosa.

Roth dijo que la distinción no se puede aplicar a todo el mundo, o significaría que no tiene sentido tener una lista.

“Si la lista se vuelve demasiado grande, deja de ser valiosa”, agregó. “En realidad queremos centrarnos en las personas que están obteniendo una cantidad excepcional o sin precedentes de prominencia en un momento específico.. esto se centra realmente en una pequeña porción de cuentas”.

El Proyecto Guardián se ha utilizado para proteger a usuarios de diferentes profesiones. La estrella de YouTube y maquillador James Charles fue añadido al programa a principios de este año después de ser acosado en línea. El activista egipcio de Internet Wael Ghonim también ha formado parte del Proyecto Guardián, al igual que el ex Comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos, Scott Gottlieb, que habitualmente tuitea sobre las vacunas contra el Covid-19. El programa también ha incluido a periodistas (incluso becarios de noticias) que escriben sobre temas que pueden dar lugar a acoso, como 8chan o los disturbios del 6 de enero en el Capitolio de EE.UU.

Twitter ha utilizado el Proyecto Guardián para proteger a sus propios empleados, incluido Roth. Después de que la empresa comprobara por primera vez los tuits del entonces presidente Donald Trump en mayo de 2020, Roth fue señalado por Trump y sus partidarios como el empleado que estaba detrás de la decisión, lo que provocó ataques y amenazas de muerte. Roth, que en realidad no fue el empleado que hizo la denuncia, dice que fue añadido temporalmente a la lista del Proyecto Guardián en ese momento. “De repente me hice mucho más famoso que el día anterior”, explicó Roth. Dijo que fue retirado del programa después de que el acoso empezó a disminuir.

PUBLICIDAD

Las cuentas se añaden a la lista de varias maneras, incluida la recomendación de los empleados de Twitter que son testigos de que un usuario está siendo atacado y solicitan más protección. En algunos casos, el representante de un usuario famoso de Twitter se dirige a la empresa y pide protección adicional para su cliente. Los responsables de las redes sociales de las organizaciones de noticias también han solicitado protección adicional para sus colegas que escriben historias de alto perfil o controvertidas. Los usuarios que están en el programa no saben necesariamente que están recibiendo una atención extra.

“Lo vemos como, ¿Quiénes son las personas que sabemos que han sido objeto de abuso o que se prevé que sean probables objetivos de abuso?” dijo Roth.

Twitter afirma que está mejorando en la detección de abusos y acoso de forma automática, lo que significa que no necesita esperar a que un usuario denuncie un problema para poder enviarlo a un moderador humano. La empresa afirma que su tecnología señala ahora el 65% del contenido abusivo que elimina o pide a la gente que lo elimine antes de que un usuario lo denuncie.

PUBLICIDAD

Lane dijo que Twitter utiliza tanto la tecnología como la revisión humana “para supervisar de forma proactiva los tuirs y las tendencias, especialmente cuando alguien se pone en el punto de mira de forma inesperada o hay un repunte significativo de abuso o acoso.”

No está claro si hubo algún acontecimiento o incidente que desencadenara el Proyecto Guardián, aunque ha existido durante al menos un par de años, dijeron personas familiarizadas con el programa.

PUBLICIDAD

La lista no sólo protege a los usuarios destacados; también ayuda a proteger la reputación de Twitter.

En años anteriores, la imagen de Twitter se ha visto afectada cuando usuarios de alto perfil critican públicamente el servicio (o lo abandonan por completo) por no haber combatido el abuso y el acoso. Ha sido especialmente habitual en el caso de las mujeres famosas. La modelo Chrissy Teigen, la cantante Lizzo, la actriz Leslie Jones y la periodista del New York Times Maggie Haberman se han retirado públicamente del servicio después de recibir una avalancha de tuits y mensajes negativos. (Todas ellas han vuelto a Twitter desde entonces).

Sin embargo, últimamente, las celebridades que denuncian a Twitter por su constante acoso parecen ocurrir con menos frecuencia, y algunas personas familiarizadas con la empresa creen que el Proyecto Guardián es una de las razones.

PUBLICIDAD

El programa de Twitter es otro ejemplo del trato diferente que las aplicaciones de las redes sociales dan a ciertos usuarios y cuentas prominentes. Un informe de investigación del Wall Street Journal de septiembre descubrió que Meta Platforms Inc, propietaria de Facebook e Instagram, concedía a algunos usuarios prominentes exenciones especiales de algunas de sus normas, dejando que el contenido de estas personas fuera marcado o eliminado.

Los responsables de Twitter insisten en que el Proyecto Guardián es diferente, y que todos los usuarios de su plataforma se rigen por las mismas normas. Las denuncias relacionadas con los usuarios que forman parte del Proyecto Guardián se juzgan de la misma manera que el resto de las denuncias de contenido: el proceso suele ser más rápido.

Aunque las reglas de Twitter se aplican a todo el mundo, los castigos por infringirlas no siempre son iguales. Los líderes mundiales, por ejemplo, tienen más margen de maniobra a la hora de infringir las normas de Twitter que la mayoría de sus usuarios. Twitter y Meta también han pasado años cultivando las relaciones con los usuarios de alto perfil, creando equipos para ayudar a esas personas a utilizar sus productos y proporcionar asistencia práctica cuando sea necesario. En 2016, Twitter dejó de mostrar anuncios a un pequeño grupo de usuarios destacados con el objetivo de mejorar su experiencia.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

El complicado legado de Jack Dorsey en Twitter

Quién es Parag Agrawal, el nuevo CEO de Twitter

Tres cosas que el nuevo CEO de Twitter debería hacer para enderezar la compañía

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD