PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

La inflación de EE.UU. subió a 6,8%, la cifra más alta en casi 40 años

El indicador subió un 0,8% desde octubre, superando las previsiones y ampliando una tendencia de aumentos considerables que comenzó a principios de este año.

Los compradores suben a una escalera mecánica en el centro comercial Westfield Garden State Plaza el Black Friday en Paramus, Nueva Jersey. Fotógrafo: Gabby Jones/Bloomberg
Por Reade Pickert
10 de diciembre, 2021 | 08:36 am
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Los precios al consumo en Estados Unidos subieron el mes pasado al ritmo anual más rápido en casi 40 años, magnificando cómo la rápida y persistente inflación está erosionando los salarios y aumentando la presión sobre la Reserva Federal para que endurezca su política.

El índice de precios al consumo aumentó un 6,8% desde noviembre de 2020, según los datos del Departamento de Trabajo publicados el viernes. El indicador de inflación, ampliamente seguido, subió un 0,8% desde octubre, superando las previsiones y ampliando una tendencia de aumentos considerables que comenzó a principios de este año.

PUBLICIDAD

La mediana de las previsiones de una encuesta de Bloomberg entre economistas preveía un aumento anual del 6,8% y un avance del 0,7% en la medición mensual.

El aumento del IPC reflejó amplios avances en la mayoría de las categorías.

PUBLICIDAD

Los datos refuerzan las expectativas de que la Reserva Federal acelere la reducción de su programa de compra de bonos en la última reunión del año del banco central la semana que viene. Los bancos centrales -y los políticos- de todo el mundo se ven sometidos a una presión cada vez mayor para hacer frente a la creciente inflación, ya que los trabajadores gastan más en la tienda de comestibles y en el surtidor de gasolina.

Una reducción más rápida abriría la puerta a que la Reserva Federal comenzara a aumentar los tipos de interés, un movimiento que los mercados esperan ahora para mediados del próximo año. Se prevé que los aumentos anuales del IPC ronden el 7% hasta 2022.

Excluyendo los componentes volátiles de los alimentos y la energía, los llamados precios básicos subieron un 0,5% respecto al mes anterior. El IPC básico subió un 4,9% con respecto al año anterior, un nuevo máximo de 30 años.

Los gastos de vivienda, que se consideran un componente más estructural del IPC y representan aproximadamente un tercio del índice general, subieron un 0,5% en noviembre respecto al mes anterior.

PUBLICIDAD

En comparación con el mismo mes del año pasado, el aumento del 3,8% fue el mayor desde 2007. Se prevé que el costo de la vivienda aumente el año que viene, ya que el aumento de los alquileres y los precios de la vivienda influyen en la medida.

--Con la ayuda de Olivia Rockeman, Kristy Scheuble y Alfred Cang.

PUBLICIDAD