Actualidad

El mundo se apresura a vacunas de refuerzo contra ómicron, pero dudas persisten

Se debe trabajar para garantizar las primeras dosis y así evitar nuevas variantes, según la OMS.

Vacunas en niños
Por Bloomberg News
10 de diciembre, 2021 | 07:02 PM

Bloomberg — La llegada de ómicron ha desencadenado una avalancha mundial de inyecciones de refuerzo contra el Covid-19, ya que los científicos y los gobiernos ven una tercera dosis como la estrategia más conveniente contra la nueva variante que parece causar una pérdida marcada de la protección de la vacuna.

En los días posteriores a que los primeros hallazgos mostraran que ómicron causaba una pérdida de 25 a 40 veces mayor de anticuerpos neutralizantes de la vacuna Pfizer Inc.-BioNTech SE, la segunda inyección más utilizada en todo el mundo, Estados Unidos amplió el acceso al refuerzo a los adolescentes mientras que países como Reino Unido y Corea del Sur están reduciendo a la mitad los tiempos de espera para una tercera dosis, a tres meses.

Es seguro que más gobiernos seguirán, mientras que los lugares con menos vacunas en el mundo en desarrollo están tratando de obtener existencias adicionales de los fabricantes. El fundador de BioNTech, Ugur Sahin, dijo a principios de esta semana que la inyección de ARNm “debería ser una vacuna de tres dosis” para combatir la nueva variante y que la tercera dosis podría llegar tan pronto como tres meses después de la segunda.

PUBLICIDAD

Pero quedan dudas sobre si la prisa por impulsar es la estrategia correcta contra ómicron.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha expresado reservas y ha hecho hincapié en que el mundo debe trabajar para garantizar el acceso a la vacuna a quienes aún no han recibido sus primeras dosis antes de que los gobiernos más ricos apliquen refuerzos a la población en general. Esa es la única forma de evitar la aparición de nuevas variantes como ómicron, dijo. Noticias de que dos casos de ómicron en Singapur ya habían recibido una tercera vacuna corrieron en los mercados financieros, amortiguando el optimismo impulsado por los estudios de Pfizer-BioNTech a principios de la semana.

Los investigadores también advierten que la ciencia aún tiene que demostrar definitivamente que los intervalos más cortos para los refuerzos que la norma actual de seis meses crean una mayor protección inmunológica contra ómicron u otras variantes.

PUBLICIDAD

“Aún no hay datos sobre si se necesitan tres o seis meses después, y podría haber una diferencia”, dijo Jin Dong-Yan, virólogo de la Universidad de Hong Kong.

Brecha cada vez mayor

Lo que complica las cosas es nueva evidencia de que los refuerzos administrados más tarde que antes podrían ser más potentes cuando se trata de vacunas inactivadas como la fabricada por Sinovac Biotech Ltd. de China. Si bien son menos efectivos contra el coronavirus original y la delta que las inyecciones de ARN mensajero, la vacuna de Sinovac es la más utilizada en el mundo: se han enviado 2.300 millones de dosis, principalmente a países en desarrollo.

Un estudio publicado en la revista médica Lancet esta semana encontró que el aumento en los anticuerpos protectores de la vacuna de Sinovac se redujo significativamente para quienes recibieron una tercera dosis a dos meses de la segunda, en comparación con quienes la recibieron ocho meses después.

A pesar de la persistente incertidumbre, la brecha entre los no vacunados y los reforzados ya se está ampliando en todo el mundo y dentro de cada país.

En Estados Unidos, las personas completamente vacunadas hacen fila para recibir una tercera dosis en medio de la preocupación por el ómicron, mientras que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. extendieron el acceso a jóvenes de 16 y 17 años esta semana. Eso está generando una división entre los que están triplemente vacunados y los que no han recibido ninguna vacuna.

PUBLICIDAD

El viernes, Corea del Sur redujo el intervalo para las vacunas de refuerzo a tres meses, ya que uno de los países más vacunados de Asia lidiaba con un doble golpe de infecciones récord y la detección de ómicron entre los pacientes.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, también prometió reducir a la mitad el tiempo de espera de seis meses entre la segunda y la tercera dosis la próxima semana en medio de señales de que ómicron se está extendiendo entre los británicos.

Norma de tres dosis

PUBLICIDAD

En otros lugares, especialmente entre los países en desarrollo que todavía luchan por adquirir existencias adecuadas de vacunas, la ansiedad está aumentando sobre el acceso de refuerzo: en Vietnam, que todavía está luchando contra una ola de virus prolongada que ha perturbado su economía dependiente de las exportaciones, el gobierno anunció esta semana un objetivo para dar refuerzos a toda la población en los primeros seis meses del próximo año, aunque menos del 60% de su población está actualmente completamente vacunada.

En India, que aún no ha comenzado una campaña de tercera dosis y solo el 36% de su población ha recibido dos dosis, las asociaciones médicas están pidiendo refuerzos para los trabajadores de la salud de primera línea para mantenerlos seguros. Sudáfrica , donde se detectó por primera vez el ómicron, dijo que comenzará a implementar refuerzos a principios del próximo mes.

PUBLICIDAD

Aparte de Pfizer y BioNTech, ningún otro fabricante de vacunas ha publicado aún hallazgos sobre cómo sus inyecciones se mantienen frente a ómicron y las implicaciones de una estrategia de intervalo de refuerzo más corto. Se sabe poco sobre cómo las vacunas de vectores virales desarrolladas por empresas como AstraZeneca Plc y Johnson & Johnson y las inyecciones inactivadas realizadas por las empresas chinas reaccionan a la nueva cepa, en comparación con las dosis de ARN mensajero.

Sin embargo, dado el temor de que ómicron pueda revertir los esfuerzos del mundo por salir de la pandemia, es probable que la carrera de refuerzos solo se acelere en las próximas semanas.

Completamente vacunado significará tres dosis”, dijo Jin de HKU. “Eso probablemente se convertirá en el requisito universal de los gobiernos de todo el mundo”.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Pfizer dice que sabrá eficacia de su vacuna contra ómicron antes de fin de año

Investigan si ratón transmitió Covid-19 a una persona vacunada a través de mordedura

PUBLICIDAD

Monitor Covid: Así avanza la vacunación y los casos en América Latina

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD