PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

CEO del Fondo Ruso de Inversión Directa: “Podríamos tener 100 millones de dosis contra ómicron en febrero”

El titular del fondo soberano habló con Bloomberg Línea sobre la aprobación de la Sputnik V por la OMS, el desarrollo de otros tratamientos contra el Covid-19 y el futuro de la pandemia.

Foto: Gentileza FRDI
13 de diciembre, 2021 | 02:32 pm
Tiempo de lectura: 7 minutos

La aparición de la variante ómicron ha vuelto a convertir al Covid-19 en el asunto excluyente de la agenda global. En consecuencia, las acciones de los desarrolladores de vacunas y tratamientos contra la enfermedad, que vuelven a moverse a paso frenético, acaparan nuevamente los ojos de una comunidad mundial ávida de claridad sobre el futuro de la pandemia.

De todos los actores involucrados, la vacuna rusa contra el Covid-19, conocida como Sputnik V, se ha visto marcada por los obstáculos para su aprobación por parte de la OMS y regiones como Europa y Estados Unidos, en contraste con su rol preponderante en las etapas tempranas de campañas de inoculación en Argentina y su aplicación en otros 70 países.

PUBLICIDAD

En este marco, Kirill Dmitriev, el CEO del Fondo Ruso de Inversión Directa (FRDI), habló sobre las perspectivas relacionadas con la obtención de luz verde para el inoculante en los mercados restantes, el desarrollo de la “Sputnik Light” (versión monodosis que también puede usarse como refuerzo y ha sido aprobada en Argentina) y la capacidad de adaptar la fórmula para, de ser necesario, lidiar con nuevas variantes.

En diálogo con Bloomberg Línea, Dmitriev, también se refirió a la producción de tratamientos como píldoras, la aprobación en Rusia de la vacuna para adolescentes, y un inoculante intranasal, el cual dijo fue usado por el presidente Vladimir Putin a la hora de protegerse contra el Covid-19.

La siguiente conversación fue editada por motivos de extensión y claridad.

PUBLICIDAD

Bloomberg Línea: - ¿Cree que la aparición de la variante ómicron podría acelerar el proceso de aprobación de la vacuna Sputnik V por parte de la OMS y la EMA?

Kirill Dmitriev: - Nuestro Ministro de Salud está en contacto con la OMS y la EMA, y las negociaciones avanzan muy bien. Creemos que no hay duda sobre esas aprobaciones porque Sputnik ya ha sido aprobada por 71 países que mostraron grandes reportes de seguridad y eficacia. Sí, se obtendrá la aprobación de la OMS y la EMA, pero definitivamente ómicron necesita ser estudiada, aunque creemos que Sputnik será eficaz contra esta variante, y si necesitamos hacer una modificación, lo haremos en un plazo muy corto. Hasta ahora, Sputnik ha mostrado una gran eficacia contra todas las mutaciones existentes.

- Si tuvieran que desarrollar una nueva vacuna, ¿tienen un plazo en el que podría estar lista? Por ejemplo, Pfizer y Moderna han dicho que podrían tenerla en 100 días.

- En el improbable caso de que necesitemos tener una nueva versión de la vacuna, podemos fabricar un número importante de dosis para finales de febrero. Podríamos tener 100 millones de dosis de Sputnik Light delta-ómicron. Pero, no estamos seguros de que sea necesario. Nuestra plataforma permite una ampliación muy rápida de las diferentes modificaciones.

- ¿Al haber sido aprobada la Sputnik Light en Argentina, empezarán a recibir más pedidos de ese tipo de vacunas que de las de dos dosis?

- Sputnik Light es una gran vacuna, porque es independiente y un refuerzo. Hemos hecho estudios con el Ministerio de Salud en Argentina que demostraron que refuerza muy eficientemente todas las demás vacunas. Por ejemplo, con SinoPharm potencia diez veces el nivel de anticuerpos o la respuesta anticelular. Hay una gran demanda del refuerzo Sputnik Light porque el mundo está buscando refuerzos. La nuestra es un elemento clave porque la protección dura mucho más que un refuerzo de ARNm. Los datos que tenemos de Suecia muestran que el ARNm después de seis meses tiene una eficacia del 30%, los datos que tenemos de San Marino sobre Sputnik muestran que después de seis meses la eficacia es del 80%. Sputnik Light como refuerzo tendrá una gran demanda en todo el mundo, no sólo como una vacuna independiente, sino para llevar la eficacia y la longevidad de otras vacunas a un nivel superior.

PUBLICIDAD

- ¿Se producirá más Sputnik Light que de la de dos dosis?

- Vamos a tener un equilibrio, pero dentro de un año, todo el mundo estará vacunado o infectado, así que en realidad sólo querrán una vacuna de refuerzo, no dos vacunas. Así que para ese entonces solo será una vacuna, porque se necesitarán refuerzos anuales para ajustarse a una variante específica que sea prevalente en ese momento. Sputnik Light es la primera vacuna de refuerzo registrada en el mundo, y es universal.

- En Rusia los índices de vacunación no son tan altos. ¿Cómo valora lo que ocurre en ese país?

PUBLICIDAD

- Es muy importante reconocer que si se observa el nivel de infección por millón, el de Rusia está mucho más bajo que el de Estados Unidos y el de veinte países europeos. En Europa hay un gran aumento, pero en Rusia los casos están disminuyendo. Así que la aceptación de la vacuna está aumentando. No es una cuestión de confianza en la vacuna en sí, con Sputnik, la gente confía en ella diez veces más que en la vacuna extranjera, pero los rusos piensan que los casos de Covid-19 no son tan frecuentes y que desaparecerá, así que simplemente hay dudas generales sobre la vacuna.

Nuevos desarrollos

- ¿Cómo viene el desarrollo de una vacuna para adolescentes?

PUBLICIDAD

- Acabamos de empezar a compartir datos esta semana con América Latina, con India y con muchos otros países, y creemos que tendremos una vacuna muy buena gracias a los resultados de América Latina. No tuvimos casos de miocarditis ni de trombosis cerebral.

-¿Podría producirla Argentina, si se aprueba?

- Richmond ha sido un gran socio y también puede producir la versión para niños, y si es necesario puede producir la versión Sputnik delta-ómicron. Así que básicamente vamos a confiar mucho en Richmond, que también es un gran productor para América Latina. Argentina podría ser un gran centro de producción de vacunas para América Latina.

PUBLICIDAD

- ¿Y cuál es la situación de la vacuna intranasal?

Yo la he recibido y el presidente Putin también. Todavía está en fase de pruebas y esperamos que salga al mercado en el primer trimestre del próximo año. Es una gran manera de proteger la nariz y la boca, básicamente para crear una gran barrera para el virus. Es menos invasiva, y creemos que el próximo año se utilizará bastante.

- ¿Están desarrollando otro tipo de tratamientos como píldoras?

- Ya hemos invertido en una píldora que creemos que es muy eficaz, Avifavir, y que se basa en un elemento de Favipiravir. Se toma dentro de los primeros cinco o siete días de la enfermedad y ha demostrado que disminuye la duración de ésta a la mitad. El problema es cuando la gente no es diagnosticada a tiempo. Esta píldora, se ha utilizado ampliamente en Rusia y ha salvado cientos de miles de vidas. Todos deberían tener una combinación de pruebas, vacuna y píldora, como arsenal. Ya hemos entregado la píldora a más de doce países en todo el mundo.

PUBLICIDAD

Negocios e inversiones

- En términos de ingresos, ¿cuánto representa Sputnik para el Fondo?

- El Fondo es mucho más grande que la vacuna porque hemos invertido decenas de miles de millones de dólares en diferentes inversiones. La inversión en la vacuna fue de varios cientos de millones de dólares, y básicamente nos centramos en que fuera accesible y tuviera un precio razonable y asequible, así que no es el mayor generador de dinero para el Fondo ni mucho menos, porque nos centramos en que fuera accesible.

- ¿Cree que en algún momento la gente dejará de vacunarse, o que habrá que tomarlas año tras año para reforzar su inmunidad?

- No estamos en el negocio farmacéutico, así que no queremos seguir para siempre en este sector. Francamente sólo queremos hacer una contribución y esperamos que el virus desaparezca y se acerque más a una gripe. Es muy importante estar preparados para la próxima pandemia, el próximo virus, y si se hace más fuerte. Lo más importante es que tengamos la producción en marcha, por sí tenemos un reto mayor por delante. Podemos producir una nueva versión en básicamente 60 días. Sputnik ya fue recibido por casi 200 millones personas en el mundo y su gran poder como plataforma antiviral podemos utilizarla para cualquier otra pandemia en el futuro. Tenemos una plataforma, tenemos a Richmond, tenemos suero, tenemos socios de producción, podemos movilizarnos increíblemente rápido. Así que creo que el mundo está en mucha mejor forma para el próximo desafío.

-¿Planean ampliar sus inversiones en América Latina?

- Hemos encontrado un gran número de amigos y socios en América Latina. Vamos a enviar una delegación de muchas empresas a Argentina que ya están interesadas en invertir. Como fondo de inversión estamos interesados en sectores como agricultura, entre otros. Rusia y América Latina se acercaron mucho durante esta pandemia. Si se observa el gráfico de Argentina de reducción de casos en los últimos meses es mucha más exitosa que en los Estados Unidos.

Te puede interesar:

Reino Unido inicia ensayo de antiviral ante propagación ómicron

Pfizer dice que sabrá eficacia de su vacuna contra ómicron antes de fin de año

Ómicron podría cambiar el curso de la pandemia si no se toman medidas: OMS

Demian  Bio

Demian Bio

Periodista y abogado argentino con experiencia en coberturas locales e internacionales. Fue editor general de Infobae América, el sitio de noticias internacionales de Infobae y colaboró en medios internacionales con artículos sobre actualidad política y económica argentina.

Lorena Guarino

Lorena Guarino

Periodista argentina, especializada en negocios y economía desde hace más de 15 años. Fue editora general de Forbes Argentina y anteriormente se desarrollo en diarios como La Nación, El Cronista Comercial y Buenos Aires Económico e Infobae entre otros.

PUBLICIDAD