Economía

El Presupuesto 2022, lejos de lo esperado por los privados en Argentina

Los números de inflación, dólar, déficit y crecimiento difieren de lo proyectado por los economistas y las consultoras.

Hay diferencias marcadas en las estimaciones.
14 de diciembre, 2021 | 09:12 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Buenos Aires — Luego de que la meta inicial de inflación de un 29% para todo 2021 fuera superada en los primeros siete meses del año, las proyecciones realizadas para el año próximo por el mercado y las consultoras se encuentran lejos de lo planteado en el Presupuesto 2022.

Los números presentados por el ministro de Economía, Martín Guzmán, fueron criticados por referentes de la oposición, dado que los consideraron “ficticios”.

VER MÁS: Tras el paso de Guzmán, el oficialismo apunta a debatir el Presupuesto 2022 este jueves

PUBLICIDAD

Inflación

El ministro de Economía no anunció modificaciones en la pauta del 33% para el año próximo, a pesar de indicar que las cifras fueron pensadas en “un escenario que se basó en hipótesis prudentes al momento de elaborarlas”.

Según pronósticos difundidos por el Banco Central en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), la proyección de inflación fue ajustada al alza en 3,2 puntos porcentuales, con lo que se espera que sea de 52,1% en 2022. Así, las expectativas están casi 20 puntos por encima de lo estipulado en el Presupuesto.

ADEMÁS: Presupuesto 2022: Guzmán admite que ‘el problema principal es la inflación’

PUBLICIDAD

La diferencia se amplía en algunos casos, como el del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano, que calcula una suba del Índice de Precios al Consumidor del 57%.

“Suponiendo que se mantenga constante el margen de error para el 2022, la inflación para el año próximo debería calcularse entonces en 57%”, analizó Víctor Beker, director del CENE. “Éste debería considerarse el piso para 2022, a menos que se introduzca un serio plan de ataque a la inflación que logre torcer su rumbo”, consideró.

Crecimiento

Otra de las marcadas diferencias entre lo esperado por el equipo económico y el sector privado surge del crecimiento económico en los próximos doce meses. Mientras Martín Guzmán prevé una evolución del Producto Bruto con un aumento del 4%, el REM espera un crecimiento económico de 2,5%, tras ajustarlo en 0,2 puntos al alza.

Desde el Ministerio de Economía confían en una “continuidad de la recuperación” y Guzmán destacó: “Observamos un crecimiento fuerte de la actividad económica”.

Déficit

En el proyecto que se debatirá esta semana, se espera un déficit primario de 3,3%, un punto que será clave en el marco de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

TE PUEDE INTERESAR: Ajuste en 2022: Citi prevé que Argentina elevará las tarifas de los servicios públicos

PUBLICIDAD

De acuerdo con estimaciones de la Fundación Mediterránea, debería ser inferior, “de modo que el escalón de mejora en el resultado fiscal que se necesite en 2023 no resulte tan elevado”. “Le conviene a la actual administración, para transitar en forma más ordenada la segunda mitad del mandato, y que le quede una situación más manejable en una eventual nueva gestión”, analizó.

Algunos analistas creen que la meta del ministro se podrá cumplir, a pesar de que durante 2022 el Gobierno no contará con ingresos como los del denominado Aporte Solidario.

“Con nuestros supuestos de acuerdo e inflación estamos previendo un primario de 2,5% del PBI para el próximo año”, afirmó Sebastián Menescaldi, economista de EcoGo. Para Francisco Mattig, de Consultatio Plus, el Gobierno podría lograr un resultado primario de 3,0% en 2022.

PUBLICIDAD

Dólar

En cuanto al dólar, el tipo de cambio nominal promedio proyectado oficialmente a diciembre del año próximo se ubica en $131. Sin embargo, en el mercado esperan que llegue a $161 a fines de 2022.

La consultora Ecolatina evaluó que, de cara al año próximo, “la apreciación cambiaria no se repetiría” en la magnitud de 2021, “ya que el dólar treparía 28%, alcanzando un precio de $131,1 a fin de año”. “Surge el interrogante de qué sucederá con el dólar, si los precios vuelven a descender más lentamente de lo previsto o, peor aún, si hubiera un salto inflacionario inesperado”.

PUBLICIDAD

“Esta cuestión toma relevancia si se considera que nuestras proyecciones -al igual que las de la mayoría de analistas- se ubican por encima de dicha pauta”, puntualizó.

TE PUEDE INTERESAR:

PUBLICIDAD