Economía

Fed acelerará la reducción del estímulo monetario, apunta a tres alzas de tasas en 2022

El banco central de Estados Unidos mantuvo la tasa de interés estable, pero anunció que duplicará el ritmo con el que finalizará la compra de bonos. Los funcionarios prevén hasta tres alzas de tasas en 2022.

Jerome Powell
15 de diciembre, 2021 | 02:05 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg Línea — La Reserva Federal de Estados Unidos endureció su política monetaria y aceleró el ritmo con el que reducirá la compra de bonos, según anunció luego de su última reunión del año. Con la decisión, la reducción de la compra de activos se hará en US$30.000 millones al mes. Además, dijo que prevé tres aumentos en los tipos de interés el próximo año.

“A la vista de la evolución de la inflación y de la nueva mejora del mercado laboral, el Comité ha decidido reducir el ritmo mensual de sus compras de activos netos en US$20.000 millones en el caso de los valores del Tesoro y en US$10.000 millones en el de los valores respaldados por hipotecas de las agencias”, dijo en el comunicado el banco central.

En la reunión de noviembre, la Fed dijo que iba a reducir sus compras netas de activos en US$10.000 millones para valores del Tesoro y US$5.000 millones para valores respaldados por hipotecas de agencias.

PUBLICIDAD

Además, la Fed dejó abierta la puerta a “ajustar el ritmo de las compras si lo justifican los cambios en las perspectivas económicas” y recordó que está comprometida con su objetivo de alcanzar el máximo empleo y lograr una tasa de inflación del 2%.

El banco central dejó los tipos de interés en el rango de 0% y 0,25% y dijo que “espera que sea apropiado mantener este rango objetivo hasta que las condiciones del mercado laboral hayan alcanzado niveles coherentes con las evaluaciones del Comité sobre el máximo empleo”.

Las proyecciones publicadas tras la reunión indican que los funcionarios de la Fed ven hasta tres alzas en 2022, seguidas de más incrementos en 2023 y en 2024. Además, mostraron que los funcionarios esperan que se den aumentos de tres cuartos de punto el próximo año.

PUBLICIDAD

Los desequilibrios de oferta y demanda relacionados con la pandemia y la reapertura de la economía han seguido contribuyendo a niveles elevados de inflación”, dijo en el comunicado.

Un cambio justificado

En la rueda de prensa posterior a la decisión, el presidente de la Fed, Jerome Powell, explicó que “ante el fortalecimiento del mercado laboral y las elevadas presiones inflacionistas”, habían decidido acelerar la reducción de las compras de activos. Agregó que la evolución económica y los cambios en las perspectivas justifican el cambio de postura que anunció hoy el banco central.

Powell dijo que se mantienen alerta a los aumentos salariales que están empujando al alza la inflación, aunque las subidas de precios no se han extendido a una “gama más amplia de bienes y servicios”.

“Entendemos que la alta inflación impone dificultades significativas (...) estamos comprometidos con nuestro objetivo de estabilidad de precios”, agregó en la rueda de prensa y remarcó que, ahora, las proyecciones de inflación son “notablemente” más altas.

“Los desequilibrios de la oferta y la demanda relacionados con la pandemia y la reapertura de la economía han seguido contribuyendo a elevar los niveles de inflación” y estos aumentos de precios han sido “mayores y y más duraderos” de lo previsto, aseguró.

Durante la rueda de prensa, también contestó que no se tiene previsto comprar activos y subir las tasas al mismo tiempo, por lo que si la Fed quisiera subir los tipos antes tendría que acelerar el tapering. Añadió que es mejor tomar un “cuidadoso enfoque metódico para hacer” estos ajustes, que cambios repentinos que perturben a los mercados.

PUBLICIDAD

Según Powell, existe el riesgo de que la inflación persista más tiempo de lo esperado, pero dijo que en la Fed están “preparados para utilizar nuestras herramientas para asegurarnos de que una mayor inflación no se afiance”.

Sobre la variante ómicron, el presidente del banco central manifestó que todavía hay mucha incertidumbre sobre los efectos que podría tener la variante, especialmente en la inflación o en el crecimiento económico.

Un giro que se esperaba

La decisión de acelerar el tapering ya había sido anticipada recientemente por el mismo Powell, quien dijo ante el Comité Bancario de Estados Unidos que era “apropiado” considerar culminar el fin del estímulo unos meses antes.

PUBLICIDAD

“En este momento, la economía es muy fuerte y las presiones inflacionarias son elevadas, por lo que, en mi opinión, es apropiado considerar la finalización de la reducción de nuestras compras de activos, que de hecho anunciamos en la reunión de noviembre, quizás unos meses antes. Espero que lo discutamos en nuestra próxima reunión”, dijo a finales del mes pasado.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que todavía hay mucha incertidumbre sobre el efecto que podría tener la variante ómicron en el crecimiento económico.dfd

El banco central de Estados Unidos ha estado bajo presión, a medida que la inflación toca niveles históricos, al punto que Powell aseguró que era hora de retirar la palabra “transitoria” que venían usando para referirse al alza en los precios.

PUBLICIDAD

Creo que es un buen momento para retirar esa palabra y tratar de explicar más claramente lo que queremos decir”, dijo ante el Comité del Senado.

La inflación de Estados Unidos subió el mes pasado al ritmo anual más rápido en casi 40 años. El índice de precios al consumo aumentó un 6,8% desde noviembre de 2020. El martes, el Índice de Precios al Productor estadounidense registró un aumento anual récord de 9,6% en noviembre, un alza que rompió con las estimaciones de los economistas y que representa el mayor avance desde 2010.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Se espera que la Fed haga uno de los giros más restrictivos en años

La pregunta sobre si la inflación es transitoria viene por el Banco Central Europeo

Bancos centrales son el mayor riesgo para las acciones en 2022, según encuesta

PUBLICIDAD