Graciela Márquez: del Gobierno al INEGI y el potencial conflicto de interés

Su designación fue cuestionada debido su relación personal con un subgobernador de Banco de México y la cercanía con el círculo de Gobierno.

La designación de Márquez fue cuestionada ante un potencial conflicto de interés porque su esposo es Gerardo Esquivel, actual subgobernador de Banco de México. (Cortesía: Gobierno de México)
16 de diciembre, 2021 | 05:05 AM

Ciudad de México — Graciela Márquez puso un alto a su carrera profesional de más de 20 años en la academia para saltar en 2018 al equipo de transición del presidente Andrés Manuel López Obrador y después asumir, en diciembre de ese año, la titularidad de la Secretaría de Economía como la primera mujer en ocupar el cargo.

La economista estuvo al frente de la Secretaría de Economía durante los dos primeros años del Gobierno que se autodenomina ‘la cuarta transformación’ o ‘4T’. En enero de 2021 se integró a la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) como vicepresidenta a propuesta del presidente, cargo en el que fue ratificada por el Senado.

Ver más: AMLO nombra nueva presidenta del INEGI: Graciela Márquez, exsecretaria de Economía

Este miércoles el Ejecutivo federal anunció y confirmó los pronósticos respecto a que Graciela Márquez ocupará a partir de enero de 2022 la presidencia de la Junta de Gobierno del INEGI, en lugar de Julio Santaella, cuyo periodo de seis años concluirá el próximo 31 de diciembre.

PUBLICIDAD

La exsecretaria de Economía se convertirá en la primera mujer presidenta del organismo autónomo, que goza de buena reputación y se encarga de dotar a México de estadísticas clave sobre el crecimiento, inflación, empleo y encuestas como insumos para generar la medición de la pobreza.

El nombramiento de la economista egresada de la UNAM y doctora en historia económica por la Universidad de Harvard fue bien recibido en general, aunque su designación era un tanto esperada, solo faltaba la confirmación presidencial.

Ayer, después de que el presidente hizo pública la nominación, comenzaron a llover parabienes para Márquez, pues posee un amplio conocimiento sobre historia económica, sin embargo también cupieron cuestionamientos sobre la defensa de la autonomía del instituto frente al presidente que afirma recurrentemente tener “otros datos”.

PUBLICIDAD

Ver más: AMLO nombra a Arturo Medina nuevo procurador fiscal en lugar de Carlos Romero

Márquez, a través de un mensaje en su cuenta de Twitter, despejó algunas de esas dudas. Dijo que de la mano del capital humano que conforma el INEGI encabezará los trabajos para continuar con la tarea de entregar a la sociedad y al Estado información valiosa generada con los más altos estándares.

“La sólida estructura institucional y su autonomía son esenciales para que el Instituto continúe siendo un referente indispensable para el análisis de la realidad mexicana (…) Reconozco el papel desempeñado por el Dr. Julio Santaella quien fortaleció al instituto para servir a nuestro país”.

Graciela Márquez, en un mensaje a través de su cuenta de Twitter

También fue cuestionada su designación ante un potencial conflicto de interés, debido a su matrimonio con Gerardo Esquivel, actual subgobernador de Banco de México (Banxico), la institución encargada de controlar la inflación.

Su paso por el Gobierno

Después de que López Obrador ganó las elecciones el 1 de julio de 2018, el gabinete económico liderado por el exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa, intensificó los trabajos para delinear el plan económico para el sexenio.

Muchas de las reuniones eran en un salón de fiestas llamado D’Luz, ubicado en la popular colonia Roma, en Ciudad de México. En ese lugar fueron las primeras apariciones públicas de Márquez, quien llegaba a las reuniones con Urzúa acompañada de Esquivel, quien ese momento se perfilaba para ser subsecretario de Egresos en Hacienda.

En ese periodo de transición, también se reunía de forma periódica un grupo plural de intelectuales llamado Democracia Deliberada, el cual se congregaba en el famoso Salón Covadonga, muy cerca del salón D’Luz, para debatir temas de actualidad y de la ‘4T’.

A esas reuniones acudieron personas que hoy son parte del gobierno de López Obrador, por ejemplo, Roberto Velasco, jefe de la Unidad para América del Norte de la Cancillería, o Luis Munguía, presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos. A esas reuniones también asistía Esquivel, a veces iban solos y otras iban juntos.

PUBLICIDAD

Al frente de la Secretaría, la futura presidenta del INEGI logró poner en marcha el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), concluyó la modernización del Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, así como el Acuerdo de Continuidad con Reino Unido.

Ver más: Alejandro Díaz de León: el adiós a Banxico y su llamado a ser más resilientes

Durante su gestión se modernizó la Ley de la Protección a la Propiedad Industrial y se actualizó la Ley de los Impuestos Generales a la Importación y Exportación.

Márquez también dio marcha atrás a programas de sexenios pasados, como el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) y comenzó el proceso de liquidación de ProMéxico, en cambio, decidió dar continuidad a El Buen Fin e imprimirle un estilo propio.

PUBLICIDAD

Decidió dar el banderazo al Buen Fin de noviembre de 2019 a la medianoche y en una librería. Su invitado especial fue el exsecretario de Hacienda Arturo Herrera, a quien conoce desde hace al menos dos décadas, debido a que tiene en común al Colegio de México como su alma mater.

“Nos conocemos de años”, exclamaron Márquez y Herrera mientras compraban libros.

PUBLICIDAD

En 2020, el año en que inició la pandemia, la exsecretaria tuvo un rol relevante como vocera del Gobierno sobre las acciones en el terreno económico para apoyar a la población afectada en ingresos por el confinamiento de Covid-19.

Durante varias semanas fue la encargada de dirigir conferencias vespertinas para informar sobre créditos, apoyos y programas sociales del Gobierno federal para ayudar a mitigar la caída en los ingresos de la población.

El 10 de diciembre de 2019 se realizó la firma del Protocolo Modificatorio al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en Palacio Nacional. (Cortesía: Gobierno de México)dfd

¿Conflicto de interés?

Durante su administración, Márquez enfrentó cuestionamientos sobre un potencial conflicto de interés, primero, porque su esposo, Gerardo Esquivel, ocuparía un cargo en Hacienda. Después, porque fue nombrado subgobernador de Banxico.

PUBLICIDAD

En estos últimos tres años no ha habido alguna denuncia formal y que sea pública sobre decisiones o acciones de Gobierno en las que se haya detectado que influyó la relación sentimental y se haya descubierto tal conflicto de interés.

Sin embargo, la designación a la presidencia del INEGI y el polémico nombramiento de Victoria Rodríguez Ceja como gobernadora de Banxico reavivaron al fantasma.

Los críticos aseguran que el posible conflicto de interés surge porque Márquez será la encargada de informar la inflación y eventualmente realizar mejoras a ese indicador, el cual es un dato relevante y de primer orden en las decisiones de política monetaria de Banxico.

“Uno de los encargados de controlar la inflación, casado con una de las encargadas de medir la inflación. Todo queda en familia”, apuntó el analista Luis Gonzali, codirector de Inversiones en Franklin Templeton Investments, mediante su cuenta de Twitter.

PUBLICIDAD

Ver más: Gerardo Esquivel: Aumentar tasa es inefectivo, ineficiente y contraproducente

Por su parte, Carlos Ramírez, consultor de Integralia y exfuncionario en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, dijo que se deberá estar atento al nombramiento, sobre todo porque Márquez tendrá a cargo la encuesta base para calcular la pobreza; la inflación, con un vínculo personal con el subgobernador; así como por las estadísticas de homicidios, y casos de Covid-19.

En su última declaración de situación patrimonial y de intereses, entregada a la Secretaría de la Función Pública (SFP) con fecha del 27 de febrero de 2021, Márquez declaró su experiencia laboral, ingresos, inmuebles, vehículos e inversiones, pero no declaró datos de su pareja, como lo indican las normas e instructivo dispuestos por esa dependencia para el llenado y presentación del formato de declaraciones.

El instructivo de la SFP establece respecto del llenado de las declaraciones que los servidores públicos deberán proporcionar los datos del cónyuge, concubina/concubinario, con quien tenga una relación de sociedad de convivencia o cualquier otro similar a los anteriores.

Entre la información que se debe proporcionar del cónyuge, concubina/concubinario o sociedad de convivencia está la actividad laboral; si se encuentra trabajando actualmente en el sector privado, público, otro (especificar) o ninguno, y el ingreso neto después de impuestos.

Estos requisitos son aplicables para todos los servidores públicos, sin embargo, lo que se observa en las declaraciones de situación patrimonial y de intereses es que la mayoría de los funcionarios públicos solo reportan su información y no la de terceros.

Te puede interesar: