PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Green

El mundo está quemando más carbón que nunca para mantener las luces encendidas

La generación de energía a base de carbón aumentará un 9% con respecto al año pasado, según un informe de la Agencia Internacional de Energía.

Emisiones de humo de una central eléctrica industrial de carbón.
Por Todd Gillespie
18 de diciembre, 2021 | 10:48 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Es probable que el mundo genere más electricidad que nunca a partir de la fuente más sucia de todas este año, lo que indica el camino que le queda a la transición energética en la lucha contra el cambio climático.

La generación de energía a base de carbón aumentará un 9% con respecto al año pasado, según un informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE) publicado el viernes. Ese cambio de sentido en comparación con las caídas registradas los dos años anteriores amenaza la trayectoria del mundo para alcanzar emisiones netas cero para 2050, dijo la organización.

PUBLICIDAD

Los EE.UU. y la Unión Europea tuvieron los mayores aumentos en el uso de carbón con aproximadamente un 20% cada uno, seguidos por India con un 12% y China, el mayor consumidor del mundo, con un 9%, estimó la AIE. El regreso está siendo impulsado por la recuperación económica de la pandemia Covid-19, que está superando la capacidad de las fuentes de energía bajas en carbono para mantener el suministro.

“El carbón es la fuente más grande de emisiones globales de carbono y el nivel históricamente alto de generación de energía a base de carbón de este año es una señal preocupante de lo lejos que está el mundo en sus esfuerzos por reducir las emisiones hacia cero”, dijo el Director Ejecutivo de la IEA. Fatih Birol dijo.

Los precios récord del gas natural han aumentado la dependencia de otras fuentes, incluido el carbón, y han aumentado los pedidos de inversiones más rápidas en energías renovables. Los precios de la energía en Europa se han más que triplicado en los últimos seis meses y se ha vuelto más rentable quemar carbón que gas. Aún así, las empresas de servicios públicos han tenido que luchar por conseguirlo incluso cuando China y EE. UU. aumentan la producción.

PUBLICIDAD

Ahora se predice que las emisiones de dióxido de carbono del carbón en 2024 serán al menos 3 mil millones de toneladas más altas que en un escenario que alcance cero neto para 2050, según el informe. La AIE espera que el pico de carbón ocurra el próximo año en 8.110 millones de toneladas, con los mayores aumentos de producción provenientes de China, Rusia y Pakistán.

Carbón consumidodfd

La AIE, con sede en París, dijo en mayo que el desarrollo de nuevas fuentes de petróleo, gas y carbón debe detenerse este año si el mundo quiere cumplir los objetivos de emisiones en línea con el Acuerdo de París. Los activistas climáticos se sintieron consternados en noviembre cuando una aspiración clave de la cumbre climática COP26 de las Naciones Unidas en Escocia se diluyó para producir un compromiso de “reducir gradualmente”, en lugar de “eliminar”, el uso del carbón. Desde entonces, la administración del presidente estadounidense Joe Biden ha detenido la ayuda federal a nuevos proyectos de combustibles fósiles en el extranjero.

Algunos bancos se han comprometido a eliminar gradualmente la financiación del carbón, aunque los activistas quieren ver una mayor urgencia.

Esa demanda podría establecer un récord el próximo año, dependiendo del crecimiento económico y los patrones climáticos, dijo la agencia. Un exportador australiano predice una fuerte demanda durante al menos dos décadas más.

Las disparidades regionales en el uso se están manifestando a nivel mundial a medida que Europa cierra las centrales eléctricas de carbón mientras China e India aumentan la producción. La Unión Europea intensificó su compromiso climático en julio, apuntando a una caída del 55% en las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, en relación con una línea de base de 1990, con una transición a fuentes más limpias en el centro. Es un objetivo difícil, especialmente considerando que países como Polonia y la República Checa se alimentan principalmente con carbón y lignito.

Por ahora, China representa aproximadamente la mitad de la producción mundial de carbón y necesita satisfacer la creciente demanda interna. El gobierno ha presionado a los mineros para que reduzcan los precios y el costo de la quema de carbón durante la crisis energética de este año, que provocó apagones y racionamiento en el país.

PUBLICIDAD

Es decepcionante que la energía del carbón pueda alcanzar un máximo histórico en el mismo año en que los países acordaron eliminarla”, dijo Dave Jones, líder del programa global en el grupo de expertos en clima Ember. “La energía del carbón inevitablemente comenzará a disminuir pronto: China se ha comprometido a comenzar a eliminar el carbón a partir de 2025, mientras que el enorme objetivo de energías renovables de India debería eliminar la necesidad de más carbón”.

Te puede interesar:

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD