CONDADO DE LIUZHI, CHINA - 7 DE FEBRERO: Los aldeanos chinos permanecen cerca de una central eléctrica estatal de carbón recién construida el 7 de febrero de 2017 en el condado de Liuzhi, provincia de Guizhou, sur de China. Una historia de fuerte dependencia de la quema de carbón para obtener energía ha convertido a China en la fuente de casi un tercio de las emisiones totales de dióxido de carbono (CO2) del mundo.  (Foto de Kevin Frayer/Getty Images)
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — A menos de tres meses de un aumento repentino de la producción de carbón ordenado por Pekín para tapar las grietas en la red eléctrica de China, los signos de tensión están comenzando a mostrarse.

Los servicios de rescate de emergencia fueron trasladados de urgencia a un pozo de carbón ilegal en la provincia de Shanxi el miércoles por la noche después de que 22 mineros quedaron atrapados bajo tierra por las inundaciones, uno de los peores accidentes mineros del país en meses. La misma provincia, el centro del cinturón de carbón de China, ordenó a las minas operadas por Jinneng Holding Power Group Co. detener la producción después de que se descubrió que 54 de ellas estaban operando en exceso a la capacidad acordada, informó CCTV News el lunes.

PUBLICIDAD

La escasez de combustible sólido en septiembre llevó los precios del carbón a 1.982 yuanes (US$311) la tonelada métrica, lo que provocó cortes de energía en todo el país debido a que las empresas de servicios públicos se negaron a vender electricidad con pérdidas. En respuesta, Pekín ordenó un aumento drástico de la producción para reponer las existencias agotadas y reducir los costos.

La producción de carbón aumentaría en alrededor de 220 millones de toneladas métricas al año, dijo un funcionario de seguridad minera en una sesión informativa en octubre, no mucho menos que las aproximadamente 270 millones de toneladas producidas anualmente por toda África. Esa espesa nube de carbono arrojó tempranamente un oscuro manto sobre la reunión climática de la COP26 el mes siguiente.

PUBLICIDAD
China y el carbóndfd

Aún así, era inevitable desde el principio que este impulso de producción tuviera problemas. La salida de la mina no es una máquina caminadora de la que se pueda subir y bajar fácilmente. En cambio, es más como una línea de producción. Usted puede hacer que se mueva más rápido para hacer frente a un aumento de la demanda, pero vas a tener problemas, inevitablemente, su maquinaria trabajando sin descanso. En la minería del carbón, esos problemas pueden fácilmente volverse fatales.

Tomemos a Shanxi. A diferencia de la vecina Mongolia Interior, que en su mayoría extrae combustible de fosas abiertas, sus minas tienden a ser subterráneas, persiguiendo estrechas vetas de carbón en las profundidades de la tierra. A pesar de que los partidos comunistas a lo largo de la historia han convertido en héroes populares a trabajadores como Alexey Stakhanov y Wang Jinxi, quienes parecían impulsar la producción de minerales a través de pura fuerza de voluntad, las minas están en última instancia a merced de su geología. Operando las 24 horas del día, es la única forma en que pueden aumentar la producción rápidamente, escatimando en tiempo de mantenimiento y hacer funcionar sus equipos por encima de su capacidad.

PUBLICIDAD
Shanxi, Chinadfd

Eso puede dar lugar a todo tipo de problemas. Uno de los riesgos clave en las minas de carbón son las emanaciones de metano y polvo de carbón altamente inflamables. Una chispa de una cinta transportadora mal mantenida, o los extractores que funcionan muy lentamente para el espacio que se está abriendo, pueden conducir fácilmente a una explosión que hará que los pozos colapsen y atrapen a los trabajadores debajo de la superficie. Lo mismo ocurre con las inundaciones como resultado de las bombas de drenaje que no se mantienen o monitorean correctamente.

Un impulso para aumentar la producción a toda costa puede incluso hacer que los planificadores de minas comiencen a desarrollar los llamados depósitos gaseosos , que pueden ser productivos pero emiten demasiado metano para operar de manera segura en tiempos normales. Cinco de las minas de Jinneng que operaban por encima de su capacidad declarada eran pozos gaseosos, según CCTV.

PUBLICIDAD

Este no es un problema exclusivo de China. Cuando los precios de las materias primas aumentan repentinamente, la salud y la seguridad se deterioran y las lesiones de los trabajadores aumentan, ya que los operadores de minas se enfocan en aumentar la producción, según un estudio de EE.UU. de 2019 (os precios bajos también pueden causar problemas, ya que los operadores ya no tienen el flujo de efectivo para invertir en el mantenimiento y actualización de sus equipos).

Provincias carboníferas de Chinadfd

Aún así, sus implicaciones van mucho más allá de las inspecciones de seguridad. Un pilar central de la agenda del presidente Xi Jinping para promover la “prosperidad común” es cerrar la enorme brecha de riqueza e ingresos entre las provincias costeras de China y las zonas más pobres del interior. El aumento de los ingresos y los niveles de vida rurales se considera un paso esencial para sacar a todo el país de la pobreza y aliviar la presión migratoria interna en las ciudades más grandes.

PUBLICIDAD

Durante la última década, eso no es lo que sucedió en el cinturón del carbón. El producto interno bruto per cápita en Shanxi ha pasado de una media del 108% en 2008 al 86% en 2018. Mongolia interior, que alguna vez fue una de las áreas más ricas del país fuera de sus grandes ciudades, se acerca claramente al promedio en estos días. Entre las grandes provincias productoras de carbón, solo Shaanxi, de nombre similar, ha aumentado en relación con el resto del país, gracias en parte a su floreciente industria aeroespacial y de alta tecnología.

Si desea que los mineros del carbón ganen más y lleven vidas más saludables y menos peligrosas ,en última instancia, vas a aumentar el costo del combustible sólido del que todavía depende gran parte de la economía china. Hasta que el país supere su adicción al carbono y aumente su producción de energías renovables, los conflictos entre una economía nacional hambrienta de energía barata y las áreas rurales desesperadas por avanzar solo aumentarán.

PUBLICIDAD

Esta nota no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg LP y sus propietarios

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar