Perú

Perú: Las Bambas no planea “por el momento” tomar acciones legales por bloqueo a mina

La mina dejó de producir cobre el pasado sábado, luego de quedarse sin insumos clave.

La mina de cobre Las Bambas, controlada por la china MMG Ltd.
20 de diciembre, 2021 | 03:22 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

La minera de cobre peruana Las Bambas, que produce el 2% del metal a nivel global y está controlada por la china MMG Ltd, dijo este lunes que no planea “por el momento” iniciar acciones legales en contra del país por el bloqueo de una carretera que ha derivado en la suspensión de sus operaciones.

“En este momento estamos principalmente abocados a poder reiniciar un diálogo constructivo y real; por el momento no estamos pensando en iniciar acciones legales”, dijo el gerente de asuntos legales de Las Bambas, Claudio Cáceres, en una entrevista radiofónica reportada por la agencia Reuters.

PUBLICIDAD

Autoridades peruanas convocaron a una reunión entre las partes (la minera y las comunidades de Chumbivilcas) el martes. Representantes de Las Bambas aceptaron la invitación, no así los miembros de las comunidades, según el medio de investigación OjoPúblico.

La mina dejó de producir cobre el pasado sábado, luego de quedarse sin insumos clave debido a los bloqueos.

PUBLICIDAD

Las comunidades campesinas de Chumbivilcas, que se ubica a unos 200 kilómetros de distancia de la mina, protestan desde hace años en contra de la minera al considerar que esta ha causado graves impactos medioambientales y sociales, por lo que exigen el pago de indemnizaciones.

Desde que llegó al poder en julio, el presidente Pedro Castillo ha tenido que lidiar con un aumento de los disturbios sociales, en tanto que las personas que viven a lo largo de las rutas de transporte buscan una mayor parte de las ganancias, mientras que las comunidades rurales en otros lugares luchan contra la minería por preocupaciones ambientales.

A finales de noviembre las comunidades volvieron a realizar bloqueos ante supuestos incumplimientos de la compañía y avivaron la tensión en la zona, que ya ha vivido fuertes epidosios de violencia por cuenta de esta problemática e incluso entre 2015 y 2016 fallecieron cuatro personas.

La mina, cuya operación se inició en noviembre de 2015, permitió entre 2016 y 2020 la adquisición de bienes y servicios a proveedores de Apurímac y Cusco por más de 1.100 millones de soles.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Con Pedro Castillo, Perú enfrenta una batalla encarnizada por la industria minera

PUBLICIDAD