Medio Oriente

Israel aplicará cuarta dosis de la vacuna contra el Covid-19 a mayores de 60 años

También recibirán el inoculante los miembros del personal médico. Se administrará a las personas que hayan recibido la tercera inyección al menos cuatro meses antes

Residentes de Israel esperan para recibir una dosis de la vacuna contra el Covid-19.
Por Alisa Odenheimer y Daniel Avis
22 de diciembre, 2021 | 05:59 AM

Bloomberg — Israel administrará una cuarta dosis de la vacuna contra el Covid-19 a las personas mayores de 60 años y al personal médico, convirtiéndose en la primera nación del mundo en hacerlo de forma tan generalizada a medida que la variante ómicron avanza rápidamente en todo el mundo.

“Los ciudadanos de Israel fueron los primeros en recibir la tercera vacuna y seguimos a la cabeza con la cuarta”, dijo el primer ministro Naftali Bennett en un comunicado a última hora del martes. Ha ordenado a las autoridades que se preparen para una campaña de inoculación en todo el país.

La decisión fue tomada a pesar de que Israel no tiene montones de datos que respalden la eficacia. La jefa de salud pública del país, Sharon Alroy-Preis, protestó en una reunión de funcionarios gubernamentales y expertos médicos por el hecho de que aún no se hubiera realizado un ensayo en el principal hospital del país, según la Radio del Ejército.

PUBLICIDAD

Pero Galia Rahav, jefa de la unidad de enfermedades infecciosas del Centro Médico Sheba, que asistió a la reunión, dijo que la abrumadora mayoría votó, no obstante, a favor de una cuarta inyección debido a la velocidad de propagación de ómicron. Lo calificó de “riesgo calculado”.

Es mucho más elegante decidir cuando se tienen datos concretos”, dijo Rahav en una entrevista. “Pero es cierto que si esperamos a tener datos duros será demasiado tarde”.

El manejo del coronavirus por parte de Israel ha sido estudiado por otros países debido a las agresivas medidas que adoptó para contener el virus desde el principio, su fallida reapertura tras el primer confinamiento y su temprana administración de vacunas y refuerzos. Hace poco menos de un año, cuando las vacunas comenzaron a estar disponibles, lanzó la principal campaña de vacunación del mundo, y en agosto se convirtió en el primer país en ofrecer refuerzos a gran parte de su población después de que la variante delta disparara las infecciones.

PUBLICIDAD

Cuando el número de casos de Israel se redujo drásticamente en pocas semanas y los investigadores presentaron datos sobre la eficacia de la vacuna, otros países siguieron su ejemplo con agresivas campañas de refuerzo.

Mientras que ómicron ha sido una cepa dominante en países como Estados Unidos, Sudáfrica e Inglaterra, Israel se ha visto menos afectada, en parte porque ha tomado medidas rápidas con restricciones de viaje. La nación de 9,3 millones de habitantes tenía 341 casos confirmados, incluidos 95 no vacunados, y 807 casos sospechosos, según un comunicado del Ministerio de Sanidad del martes por la tarde.

Poco después de que se detectara la variante en el sur de África el mes pasado, Israel canceló los planes de reapertura del turismo receptivo y prohibió a sus ciudadanos viajar a la mayor parte de África. A medida que la variante altamente infecciosa se fue extendiendo por todo el mundo, las autoridades ampliaron la prohibición para incluir gran parte de Europa, Estados Unidos y Canadá.

Todos los residentes que entran en el país son sometidos a pruebas de Covid-19 a su llegada, con un periodo de cuarentena obligatorio de al menos tres días.

La variante ómicron ha demostrado ser mucho más infecciosa que sus predecesoras y, según las primeras pruebas, ha reducido los niveles de protección de anticuerpos proporcionados por las vacunas más utilizadas en el mundo, lo que ha provocado campañas de refuerzo en muchos países.

Sin embargo, como las hospitalizaciones y las muertes pueden ir unas semanas por detrás de un aumento de las nuevas infecciones, aún no está claro si ómicron es más grave que delta. Los primeros datos de tres de los mayores hospitales privados de Sudáfrica muestran que hasta ahora los casos de omicron en el país parecen ser más leves que en anteriores oleadas de infección.

PUBLICIDAD

En septiembre, Israel ya estaba haciendo los preparativos para asegurarse de tener un suministro suficiente de vacunas en caso de que fuera necesaria una cuarta ronda de inyecciones. La cuarta inyección se administrará a las personas que hayan recibido la tercera al menos cuatro meses antes, según una decisión de las autoridades sanitarias. Las autoridades también decidieron acortar el periodo de tiempo entre la segunda y la tercera dosis a tres meses, en lugar de cinco.

Israel ha utilizado principalmente la vacuna de Pfizer Inc. y BioNTech SE. El 32% del país sigue sin vacunarse, incluidos los niños menores de cinco años. Todos los demás residentes pueden recibir la vacuna.

Mientras Israel se prepara para su la nueva etapa en su campaña de vacunación, también está trabajando en otras medidas de protección. Bennett ha instado a los empleadores a dejar que la gente trabaje desde casa si es posible, y a la espera de aprobación parlamentaria, se prohibirá a los niños de séptimo grado y superiores las clases en la escuela si menos del 70% de la clase está vacunada. El gobierno tiene previsto ampliar las restricciones a las escuelas primarias dentro de tres semanas, según un comunicado de la oficina del primer ministro.

PUBLICIDAD

Las autoridades también acordaron endurecer las restricciones de acceso a restaurantes y centros comerciales para los no vacunados.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Alemania impondrá mayores restricciones mientras se prepara para ómicron

Ómicron se convierte en variante dominante en EE.UU.: representa 73% de los casos

La vacuna de refuerzo de Sinopharm ofrece menos protección contra ómicron: estudio

PUBLICIDAD