Venezuela

Tras 12 años de declive, Venezuela habría recuperado el millón de barriles diarios de petróleo con escepticismo

El registro oficial se divide entre la Faja del Orinoco con 577.000 barriles, Occidente con 242.850, Oriente con 211.740 y gas con 10.070

Kimberly White/Bloomberg News
26 de diciembre, 2021 | 02:47 PM

En una declaración de Tareck El Aissami, el día de Navidad, se dio a conocer que Venezuela habría alcanzado nuevamente una producción de un millón de barriles diarios de petróleo, lo que no se lograba desde 2018. En el mensaje difundido por Telesur, el ministro de Petróleo agradeció la labor de los trabajadores de la estatal Pdvsa, “a pesar de las amenazas del bloqueo criminal de Estados Unidos”.

De acuerdo al registro oficial, la producción de 1.041.660 barriles de petróleo se dividió entre la Faja del Orinoco con 577.000 barriles, Occidente con 242.850, Oriente con 211.740 y gas con 10.070.

El Aissami, quien estuvo ausente un par de semanas por problemas de salud, sostuvo que la cifra duplicó los 500.000 barriles diarios, extraídos al cierre de 2020. El número también superó el promedio de producción que se alcanzó en noviembre, con 876.100 barriles diarios, según el titular de petróleo. Sin embargo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) apuntaba este dato a 625.000 barriles diarios, el 13 de diciembre.

PUBLICIDAD

VER MÁS: El misterio detrás de Tareck El Aissami, el hombre de petróleo del chavismo

Un informe de Bloomberg indicaba un promedio de 908.000 barriles de crudo al día durante la primera semana de diciembre, que citando a fuentes familiarizadas con la industria petrolera, se habría alcanzado luego de que Pdvsa recurriera a “medidas desesperadas” otorgando contratos de contratistas de poco renombre con la promesa de pagos con chatarras o, en algunos casos, con “mochilas rellenas de dólares estadounidenses”.

Durante el segundo mes del año, el encargado del chavismo para el sector petrolero había hecho la promesa de elevar a 1,5 mbd para el cierre de 2021. El deterioro de Pdvsa presionaba a una respuesta más eficaz por parte de sus representantes. Tras doce años de declive, los bajos niveles ya resultaban alarmantes.

PUBLICIDAD

“Nosotros, presidente, le juramos que este año PDVSA va a cerrar su producción en un millón y medio de barriles de crudo. Es un plan que hicimos junto a los trabajadores”, dijo entonces en un encuentro presidencial.

En noviembre de 2018, las cifras que reportaba la OPEP para el país caribeño era hasta 1.137.000 barriles por día, lo que causaba un impacto en comparación con los 3.120.000 barriles diarios de crudo que se producían en 1998, año en que Hugo Chávez obtuvo la victoria como nuevo presidente de Venezuela.

VER MÁS: Juez de EE.UU. ordena a PDVSA reembolsar préstamos a Red Tree

Aunque desde la administración de Nicolás Maduro se le ha atribuido la caída de Pdvsa a las sanciones económicas de Estados Unidos, expertos en la materia aseguran que la desprofesionalización y la falta de mantenimiento, así como el desgaste de la petrolera estatal, usada como caja chica del Ejecutivo, eran las principales razones detrás de su desmoronamiento.

Iván Freites, dirigente sindical petrolero, aclaró que las cifras manejadas por el oficialismo siempre resultan más altas que las reales. Aunque no descartó que se haya elevado la producción debido a la inyección de barriles condensados producidos por Irán, ve con escepticismo el dato revelado por el oficialismo. “Son números inflados, la producción debe rondar los 720 mil barriles, muy por debajo de la cifra que produjo Venezuela en el año 1998, o luego en el 2000, con el mismo Chávez, de 3.155.000 mbd”, dijo a Bloomberg Línea.

Freites además alegó que el promedio diario del año se mantendrá en 580.000 barriles diarios, lo que se traducirá en un ingreso bajo por petróleo y la caída contínua, con una leve recuperación este año de apenas 70.000 barriles.

La verdadera recuperación estaría atada a una serie de inversiones por más de US$10.000 millones anuales, difíciles en el contexto político actual, como lo consideró Francisco Monaldi, director del Programa Latinoamericano de Energía del Instituto Baker, en entrevista a BBC. Luego de ello, entraría en relevancia además la posibilidad de ofertar y vender esa producción, en medio de las restricciones al gobierno de Nicolás Maduro, acusado de corrupción.

PUBLICIDAD